<
>
2013/2014 Italian Serie A
  • Giuseppe Rossi (66' PEN, 76', 80')
  • Joaquín (78')
  • Carlos Tevez (37' PEN)
  • Paul Pogba (40')

Fiorentina se lo dio vuelta a Juve

play
Gran triunfo de Fiorentina ante Juventus (2:57)

El Viola perdía 0-2 y en una ráfaga a puro gol, con triplete de Rossi y un tanto de Joaquín, lo dio vuelta y venció a Juve. (2:57)

ROMA -- Después de casi 18 años, y con una
formidable reacción que el italiano Giuseppe "Pepito" Rossi
tradujo en tres tantos, Fiorentina volvió a ganar en el
estadio Franchi, esta vez por 4-2, ante una Juventus que cuando se
había disputado una hora de juego estaba en ventaja de dos
goles.

Desde el 13 de diciembre de 1998 que el equipo "violeta",
con un 1-0 acreditado por gol de Gabriel Batistuta, no vencía en
su propio campo a Juventus, en el que en aquella época era uno
de los choques más sentidos de la Liga Italiana.

Hasta los 65 minutos todo era fácil para Juventus, que -con
el chileno Arturo Vidal castigado en el banco de suplentes-
había pasado en ventaja, primero con Carlos Tévez (36') al
convertir un penal que a él mismo le había cometido su
compatriota Gonzalo Rodríguez, y después con un gol del francés
Paul Pogba, que aprovechó un grave regalo defensivo del
colombiano Juan Cuadrado.

Pero entonces el árbitro Nicola Rizzoli, con alguna ligereza,
concedió penal para el local por falta de Kwadwo Asamoah contra
el chileno Mati Fernández, desde los 23' por Massimo Ambrosini,
que Rossi ejecutó y transformó en la red.

A partir de ese tanto Juventus entró en un estado de total
confusión (poco antes había sido mandado al campo a Vidal) y
poco después Fiorentina conquistó la paridad (75') con un tiro
desde lejos de Rossi frente al que tuvo una reacción tardía el arquero
Gianluigi Buffon.

Alcanzado el 2-2, Fiorentina apretó más el acelerador, ante
una Juventus desconcertada, y primero marcó el tercero con el
español Joaquín Sánchez (79'), llegado este año del Málaga, puso
el score definitivo (81') cuando Rossi anotó tras un contragolpe
liderado por Cuadrado, quien se rehabilitó así de su garrafal
error en el segundo gol de Juventus.

El final llegó en un estadio Franchi en éxtasis que festejó
con la euforia de otros tiempos a un equipo en el que, además de
los citados Gonzalo Rodríguez, Cuadrado y Fernández, jugaron el
arquero brasileño Neto, el argentino Facundo Roncaglia (sin
errores atrás) y el chileno David Pizarro, en campo pese a no
estar en perfectas condiciones físicas.

Inútil el generoso despliegue de Tévez en una Juventus sin
peso ofensivo (evidente su impotencia, hasta fue amonestado por
protestas): sus intentos, sobre todo en la primera hora, fueron
efectuados en total soledad, nunca acompañado por el español
Fernando Llorente, mandado al campo como su compañero de ataque,
por las lesiones de Fabio Quagliarella y Miko Vucinic.