<
>
2016 Men's Olympic Tournament, 2016 Men's Olympic Group Stage
  • Ángel Correa (47')
  • Jonathan Calleri (70')
  • Victor Cuesta (45'+3')
  • Sofiane Bendebka (64')
  • Ayoub Abdellaoui (67')

Argentina derrotó a Argelia con lo justo y debe vencer a Honduras para clasificar

RÍO DE JANEIRO (Télam) -- El seleccionado argentino de fútbol olímpico venció a Argelia por 2-1 y quedó cerca de clasificarse para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

En un partido accidentado, en el que perdió a su capitán Víctor Cuesta en el cierre del primer tiempo, el equipo del Vasco Julio Olarticoechea se impuso con goles de Ángel Correa y Jonathan Calleri, ambos marcados en la segunda mitad.

Los argelinos igualaron transitoriamente por un acierto de Sofiane Bendebka, pero cuando tenían todo para llevarse la victoria perdieron por expulsión a Ayou Abdellaoui y le simplificaron la tarea al elenco argentino.

En el otro encuentro de la zona, Portugal doblegó a Honduras 2-1 y se clasificó para los cuartos de final del certamen, que se desarrollarán el próximo fin de semana. De esta manera, para avanzar a los cuartos de final del certamen, el representativo de la AFA estará obligado a vencer el próximo miércoles a las 13 a Honduras en Brasilia.

Con intermitencias, el equipo argentino jugó mejor que su par africano durante los 45 minutos, pero volvió a faltarle la cuota de gol para quebrar a un adversario que en defensa mostró flaquezas que no fueron suficientemente capitalizadas.

Oportunidades no faltaron. Hubo un par de remates de Angel Correa y otros de Santiago Ascacibar y Mauricio Martínez que se fueron apenas desviados Y un mano a mano de Jonathan Calleri que perdió ante el achique de Farid Chaal cuando se acercaba la media hora de juego. Sólo faltaba que la pelota entrara para que se abriera el partido, pero en los 10 minutos finales todo se complicó.

A menos de cinco minutos del cierre Gerónimo Rulli tuvo que vestirse de héroe para salvar una réplica empezada por Mohammed Benkhemassa y mal resuelta por Baghdad Bounedjah. Y cuando corrían 3 minutos de descuento el panorama pasó de gris a oscuro, cuando el capitán Cuesta recibió su segunda amarilla y dejó a su equipo con 10 hombres para la segunda parte.

Sin embargo, en el principio del segundo tiempo el equipo del Vasco encontró la luz. Un pelotazo largo derivó en un cabezazo defectuoso hacia atrás de un defensor argelino y el balón le quedó servido a Correa para que abriera el marcador con un disparo cruzado.

A partir del gol, Argentina se retrasó y Argelia tomó la iniciativa, desnudando una vez más las falencias defensivas del equipo albiceleste. Y en ese caso sin su jugador más sólido en cancha.

Entonces, los africanos comenzaron a llegar y si no empataron fue por la mala puntería de Mohammed Benkablia cuyo disparo se fue cerca del ángulo derecho del arco de Rulli.

Y de tanto ir, Argelia llegó al empate aprovechando las continuas fallas del fondo albiceleste. Bendebka quedó mano a mano con Rulli y lo doblegó con un disparo bajo.

Con más amor propio que orden, Argentina salió desesperado a buscar la victoria. Y si bien no la pudo lograr cuando Calleri le pegó mal casi abajo del arco, al menos dejó a su oponente con 10 un minuto después cuando Abdellaoui vio su segunda amarilla tras una fuerte falta contra Cristian Pavón.

Y nuevamente en igualdad de condiciones, Argentina se puso en ventaja. Correa asistió con clase a Calleri y el ex Boca Juniors, a lo guapo, se llevó puesto al arquero argelino y con lo justo puso a Argentina otra vez 2-1.

En el cierre, Argelia buscó sin demasiada claridad y Argentina apostó al contraataque y estuvo cerca de agrandar la diferencia cuando Pavón recibió por derecha y sacó un remate cruzado que pegó en el poste derecho del arco africano.

Y el partido se extinguió con triunfo argentino. No le sobró mucho al elenco de Olarticoechea, pero lo importante era ganar y lo logró.

Ahora habrá que poner la cabeza en Honduras, un rival que no es tan accesible como parece. Y deberá vencerlo para seguir en carrera. Caso contrario habrá que hacer las valijas.