<
>
2018 Copa Libertadores, Fase de grupos
  • Lucas Melano (53')
  • Mariano Pavone (75' PEN, 87')

Garcilaso y Estudiantes no se sacaron diferencias

(EFE) -- Estudiantes de La Plata mostró todo su oficio para imponerse a los 3.400 metros de altura de la ciudad peruana de Cusco y rescatar un empate 0-0 con Real Garcilaso, en el partido de la quinta jornada del Grupo F de la Copa Libertadores.

El resultado dejó a ambos equipos con 5 puntos, aunque a Estudiantes con mejor diferencia de goles y a la espera del resultado del partido que juegan más tarde Nacional de Uruguay, que también tiene 5, y Santos de Brasil, líder con 9 unidades.

En el estadio del Cusco, Estudiantes lució un sólido juego de conjunto que le permitió copar el mediocampo y fortalecer su línea de fondo ante un Garcilaso que salió a buscar los tres puntos, pero tuvo poca claridad en el remate final y terminó abusando de los centros aéreos.

El equipo cusqueño pugnó en el primer tiempo por imponer un ritmo intenso que desgastara a sus rivales, lo que generó desde el inicio que el juego fuera cortado por constantes faltas y fricciones.

Con el balón de banda a banda, aunque siempre pasando por los pies del creativo Alfredo Ramúa, los locales buscaron generar casi todas las acciones profundas para el remate final del paraguayo Óscar Franco, que tuvo poca fortuna hacia los tres palos.

En respuesta, Estudiantes mostró templanza para frenar las arremetidas y lanzó contragolpes profundos con el colombiano Juan Ferney Otero, que siempre llegó hasta la línea de fondo de los locales.

Sin embargo, la primera situación clara se presentó a los 33 minutos, cuando un remate de Jonathan Schunke salió desviado por muy poco ante la zozobra de los jugadores de Garcilaso.

Tres minutos después, Jesús Arismendi replicó con un tiro que pasó pegado al palo izquierdo de Estudiantes, a partir de lo que el partido se convirtió en un ir y venir de acciones profundas que, por los locales, pasaron por Arismendi y Ramúa, mientras en la visita fueron de Lucas Melano y Gastón Campi.

En el reinicio, Garcilaso mantuvo el ritmo ofensivo, pero Estudiantes también siguió con su solidez defensiva sin renunciar a sus opciones de ataque, al punto que a los 52 Otero envió un remate que obligó al arquero Ortiz a despejar al tiro de esquina.

En la réplica, Mariano Andújar mostró todos sus reflejos para detener un remate bajo y colocado de Ramúa tras un pase de Johnny Vidales, que le había robado un balón en la salida a Sebastián Dubarbier.

Bien parado en el medio campo y la línea de fondo, en los minutos finales, Estudiantes siguió sin mostrar el impacto de la altura andina y buscó, más bien, rotar el balón e intentar acciones ofensivas que incluso pudieron darle el triunfo en los minutos adicionales, cuando Lucas Rodríguez falló por muy poco.