<
>
2018/2019 Spanish Primera División
  • Youssef En-Nesyri (8')
  • Martin Braithwaite (20')
  • Óscar Rodríguez (82')

Leganés se salvó y aguó la 'Champions' y la Feria a Sevilla

Leganés goleó por 0-3 al Sevilla, logró de forma matemática la permanencia en Primera por tercer año tras un gran partido en el Sánchez Pizjuán y aleja de la 'Champions' a los sevillistas, que siguen sin asegurarse su presencia en competición europea y al que los madrileños le aguan el inicio de la Feria.

Los madrileños dominaron por completo a un Sevilla sin alma, decepcionante y que naufragó en todo momento en un duelo que era vital y que ya en el primer tiempo se le puso muy de cara al Leganés con dos goles, uno del marroquí Youssef En-Nesyri a los 8 minutos y y otro del danés Martin Braithwaite en el minuto 20, y que Óscar Rodríguez sentenció con el 0-3 a ocho del final.

En vísperas de la Feria se medían en el Sánchez Pizjuán dos equipos necesitados del triunfo, aunque por motivos muy dispares, pues los hispalenses, sin el central luso Daniel Carriço por lesión ni el 'cerebro' argentino Éver Banega por sanción, buscaban avanzar en la pugna por una plaza de 'Champions' y los madrileños, con la única baja del exbético Rubén Pérez, la permanencia matemática.

Joaquín Caparrós, técnico local, optó por el argentino Mercado, baja en Gerona, y el croata Marko Rog para sustituir a Carriço y a Banega, con el holandés Quincy Promes en el extremo izquierdo. En el Leganés, con su sistema 5-3-2 y su once más habitual, Juanfran Moreno suplió en el lateral derecho al francocamerunés Allan Nyom.

El conjunto pepinero salió con mucha más intensidad, concentrado, ganando en todas las facetas del juego a su rival y, además, con llegada y sabiendo a lo que jugar frente a un Sevilla perdido, totalmente desconocido y que tuvo una horrorosa puesta en escena.

Esto facilitó mucho las cosas a un ordenado y ambicioso Leganés, que, dominador absoluto, marcó el 0-1 por medio de En-Nesyri a los 8 minutos, de un zurdazo a la escuadra derecha del checo Tomas Vaclík tras un grave error en la salida de la pelota de Promes.

El equipo del argentino Mauricio Pellegrino, bien situado y con las ideas muy claras, todo lo contrario que un Sevilla sin rumbo, se imponía en todas las pelotas por alto en ambas áreas, como demostraron Braithwaite y el griego Dimitrios Siovas ante Vaclík en dos acciones sin premio y finalmente anuladas por fuera de juego.

En medio del desconcierto de los sevillistas, desubicados, sin ritmo y sin nadie capaz de organizar su fútbol, el Leganés salió, además, con rapidez en ataque y en el minuto 20 amplió su renta con un gol del danés Braithwaite tras recoger un rechace en un saque de banda, parar la pelota con el pecho en el área y batir al arquero checo.

El 0-2 dejó muy tocado al Sevilla, muy desacertado y sin soluciones. Con el medio campo desaparecido hasta el punto de que Roque Mesa fue sustituido en el 38 por el francés Maxime Gonalons -reapareció tras cuatro jornadas lesionado- y con Promes y los puntas Munir y Wissam Ben Yedder sin entrar en juego, no remató a puerta hasta el tiempo añadido con un tiro de Pablo Sarabia.

Fue el ejemplo meridiano de su pésimo primer tiempo y, aunque los sevillistas parecieron mejorar algo en la reanudación, ya con el argentino Franco Vázquez en el campo por Promes, muy desafortunado como todo su equipo, el cuadro madrileño siguió firme y sólido, no se descompuso en ningún momento y tampoco pasó demasiados apuros.

Con el Mudo Vázquez y Gonalons en el equipo local, el Sevilla manejó mejor la situación e intentó dar un paso adelante, pero sin éxito, pues el Leganés siguió a lo suyo, muy bien plantado en el césped e incluso gozando de alguna ocasión más como un tiro cruzado de Juanfran, en el inicio del segundo tiempo, que salvó Vaclík.

Los hombres de Caparrós, impotentes y sin claridad ni profundidad, quisieron reponerse. Aunque se empeñaron demasiado en centros por arriba al área de la segura defensa pepinera, generaron varias opciones de gol por medio de Sarabia, con un tiro flojo a la hora de juego o un peligroso un centro atrás que cortó Cuéllar.

También lo intentó el canterano Bryan Gil, que había entrado por Rog como revulsivo a la desesperada, pero su disparo desde la frontal salió ligeramente alto, mientras que el que no perdonó para redondear su merecida victoria fue el Leganés con un gol de Óscar a ocho del final que llevó la decepción a los sevillistas.