<
>
2020 European Championship Qualifying, Fase de grupos
  • Fabián Ruiz (8')
  • Gerard Moreno (33', 43')
  • Adrian Rus (45' EC)
  • Mikel Oyarzabal (90'+1')

España goleó a Rumania en la última fecha

Gerard Moreno comemora após marcar para a Espanha sobre a Romênia EFE

(EFE).- La selección española, al margen en el césped de los rumores de la salida de Robert Moreno del banco, despegó hacia la Eurocopa 2020 con una goleada por 5-0 y una actuación más que convincente ante Rumania, sobre todo en la primera mitad.

Después de unas horas de versiones que apuntan a la salida del técnico catalán y la posibilidad del retorno de su amigo Luis Enrique, el equipo de Robert Moreno, con el boleto del torneo continental y el primer puesto del grupo asegurado, demostró que, al margen de alguna falla atrás, tiene mucho fútbol.

Se jugaba España entrar en el sorteo de Bucarest del día 30 como cabeza de serie. Necesitaba ganar. Lo hizo sin contemplaciones y con brillantez en los 45 minutos iniciales.

Rumania, en cambio, eliminada tras caer ante Suecia y ahora pendiente de la repesca, no tenía nada más que el honor de defender la camiseta y de convencer algunos jugadores a Cosmin Contra, cuyo futuro también está en el aire.

El seleccionador español, que se estrenó oficialmente en el cargo ante el conjunto tricolor en Bucarest, planteó siete cambios respecto al once que alineó en el Ramón de Carranza ante Malta.

Con un Wanda Metropolitano semivacío, casi la mitad ocupada por rumanos, España fue un vendaval. Desde el pitido inicial, la Roja pasó por encima de sus rivales.

Eficaces en la presión, precisos y rápidos en el juego con Sergio Busquets, Santi Cazorla, Saúl Ñíguez y Fabián Ruiz muy inspirados, los jugadores españoles desdibujaron al rival.

Álvaro Morata, Cazorla, este con un balón a un poste, y un gol anulado a Gayá fueron los avisos del inicio del festival en el que se convirtió el primer periodo que abrió Fabián Ruiz a los ocho minutos.

Aunque un error de Íñigo Martínez dejó solo a Puskas ante Kepa, espléndido en el despeje, e incluso Rumanía pidió un penal de Carvajal a Coman, España no bajó el ritmo y lastimó de forma repetida e insistente a los de Contra, que no encontró soluciones.

Gerard Moreno, más que inspirado en estos comienzos de temporada con el Villarreal, dio un paso gigante para estar en la lista de la Eurocopa aunque aún quede mucho tiempo. Aprovechó el trabajo también de su compañero de ataque, Morata, en el área, para sumar un doblete (m.23 y 43) y provocar el cuarto, que al final desvió hacia la red el central Adrian Rus justo al borde del descanso.

El entretiempo disminuyó la voracidad de España o al menos minimizó su efectividad ante Tataruçanu. Su superioridad siguió siendo absoluta y convirtió el partido durante muchos minutos en un entrenamiento.

La escuadra vestida de amarillo en el Metropolitano no se alejó de la decepción y de dar una imagen de depresión que solamente evitó en un par de escapadas sin resolución, casi siempre gracias a algún error de España en el manejo del balón.

Ramos y Morata tuvieron en sus pies el quinto, pero la Roja levantó paulatinamente el pie del acelerador. Robert Moreno movió peones. Dio entrada a Oyarzábal y Paco Alcácer en la faceta ofensiva y a Raúl Albiol por Ramos en la defensiva. Contra también hizo sus tres sustituciones.

El encuentro bajó la emoción y Rumania pudo respirar y llegar más al área de Kepa, aunque sin remates. Con todo resuelto y ante el frío reinante, el público empezó a desfilar hacia sus domicilios a falta de diez minutos. Los que se marcharon se perdieron el magnífico tanto de Mikel Oyarzábal con un latigazo desde el borde del área colocado junto a un palo.

España cierra el 2019 sin derrotas, con el boleto a la Eurocopa asegurado, con la condición de cabeza de serie, pero con la incógnita del banco abierta, cuestión que no es nada menor.