<
>
2019 Club Friendly, LaLiga-Serie A Cup
  • Sergio Busquets (38')
  • Ivan Rakitic (79')
  • Samuel Umtiti (42' EC)
Ida
Ida

Neto, figura de Barça discreto que ganó al Napoli

play
Barcelona fue más que Napoli y se quedó con el amistoso en Miami (5:30)

El equipo de Valverde derrotó a los dirigidos de Ancelotti por 2-1 con goles de Busquets y Rakitic. (5:30)

(ESPN Digital / Jordi Blanco) -- El Barça estrenó su gira americana con una ajustada y afortunada victoria sobre el Napoli en Miami por 2-1 cimentada en la excepcional actuación de Neto en la portería, inconmensurable tanto en la primera como en la segunda mitad para evitar que el resultado fuera diferente y que la imagen, muy discreta en defensa, dejasen en el escenario sensaciones preocupantes.

Valverde, que le dio su cuarta titularidad consecutiva a Riqui Puig, colocó a Busquets de mediocentro y volvió a dejar a De Jong para la segunda mitad, utilizó a una defensa absolutamente novedosa, con Todibo y Umtiti en el centro, Wagué en la derecha y Junior Firpo, debutante, en la izquierda. Y ya fuera por la novedad, su falta de entendimiento o la descolocación, todo lo que intentó hacer el equipo azulgrana con el balón en su poder lo arruinó tras, siendo salvado en no pocas ocasiones por Neto de irse al descanso perdiendo.

Griezmann evidenció entendimiento con Suárez, decisión, rapidez y poderío ofensivo, bien acompañado por el joven Carles Pérez y mostrando una buena adaptación a los conceptos del Barça, en cuyo centro del campo se echó en falta mayor aportación de Riqui Puig, se destacó Rakitic y se atascó Busquets, con un par de pérdidas de balón muy peligrosas y una actuación salvada por el excelente gol que marcó, cerca del descanso, con un magnífico y ajustado disparo lejano.

Antes Meret evitó un gol a Griezzman, que también disfrutó de otra buena ocasión como Carles Pérez, muy atrevido y descarado... Pero el Napoli fue el equipo con mayores opciones de marcar. Y por varias veces. Lo que parecía atrevimiento con la salida de balón de Todibo desembocó a veces en actuaciones suicidas que ponían de los nervios a Neto. Tal como los errores de Firpo, tan prometedor en ataque como despistado en defensa.

Así, el teórico suplente de Ter Stegen evitó dos goles consecutivamente a Inisgne y Mertens, que a la media hora rozó también el gol en pleno desconcierto azulgrana, muy problemático a la hora de correr hacia atrás.

El gol de Busquets pareció tranquilizar al equipo español... pero apenas dos minutos después, rozándose el descanso, una buena jugada de Callejón por el lado derecho del área, con dribling incluido a Firpo, acabó con un centro raso que Umtiti se encontró encima, no teniendo tiempo de reacción y golpeando el balón al fondo de la red.

MÁS DE LO MISMO

La segunda mitad vio una imagen mejorada, colectiva, del Barça. Mayor presencia, y prestancia, de Riqui Puig, aparición explosiva de Dembélé y solvente

de un Rafinha que, quizá descontando los días que le faltan para abandonar el club, evidenció una calidad excelente...

Pero la defensa siguió penalizando cualquier intento de mejora y, otra vez, Neto se evidenció providencial, poco después de que Dembélé estrellase un balón en el palo y salvando con los dedos un disparo ajustado de Mililik, quien no mucho después hizo un soberano ridículo al querer marcar con el pecho, con todo a favor, en vez de rematar, como debiera, de cabeza.

Si la entrada de Piqué y Semedo pareció devolver la consistencia a la zaga, la de Frenkie de Jong en lugar de Riqui Puig ofreció la posibilidad de ver los primeros minutos juntos al holandés con Busquets, en que no se pudieron extraer demasiadas conclusiones.

La conclusión la puso en el escenario Rakitic, incansable y comprometido de manera espectacular, marcando el 2-1 con otro disparo, raso, desde la frontal del área que puso el 2-1 entrándose en la recta final del partido... en que, nuevamente, Neto apareció en su mejor versión.

Y ganó el Barça. Si el resultado es, en definitiva, el mejor argumento de cualquier partido, el 2-1 es suficiente. La imagen azulgrana, sin embargo, quedó muy lejos de lo esperado y especialmente en defensa evidenció que necesitará mejorar, y no poco, de cara a la temporada oficial. Eso o, claro, colocar a los indiscutibles en una línea que parece tener los nombres claros.