<
>
2021-22 Copa del Rey, Semifinales
  • Borja Iglesias (90'+2')
  • Bebé (80')
Vuelta - Real Betis ganó 3-2 marcador global
Vuelta - Real Betis ganó 3-2 marcador global

Borja Iglesias lleva al Betis a la final

De último momento, al 90'+2', Borja Iglesias puso al Betis en la final de la Copa del Rey. Getty Images

SEVILLA (EFE) -- El Betis sufrió para eliminar al Rayo pero con el empate a uno logrado este jueves en el Benito Villamarín se mete en su quinta final de la Copa del Rey, un logro que llegó en el minuto 91 de partido cuando Borja Iglesias equilibró el tanto que había conseguido en el 80 Bebé para los vallecanos y que provisionalmente forzaba la prórroga tras el 1-2 con el acabó la ida en Madrid.

El partido siempre estuvo muy equilibrado, con un conjunto local que quiso controlar, pero que se encontró con un visitante bien plantado y que casi dio el susto de alargar el choque treinta minutos más, aunque el Rayo se quedó con la miel en los labios de estar en su primera final, en la que entrará el Betis para verse con el Valencia el próximo 23 de abril en el sevillano estadio de La Cartuja con la intención de sumar su tercer título en este torneo.

El eliminatoria llegó a Sevilla favorable al equipo andaluz, por ese 1-2 que le daba ventaja y también porque la formación del chileno Manuel Pellegrini lleva una gran trayectoria en este curso y el de Andoni Iraola, después de arrancar muy bien, en este inicio de 2022 ha bajado algo en su rendimiento y en los resultados.

El hecho de que la formación madrileña se presentara a la cita con un partido ganado de los últimos siete oficiales y que en LaLiga encadene cinco sin puntuar, no confió a Pellegrini, quien puso un once de garantías con todos sus pesos pesados.

Jugadores como Sergio Canales, el francés Nabil Fekir o el goleador Juanmi Jiménez estuvieron en el once inicial, además de que se mantuvo la confianza en el meta chileno Claudio Bravo, pese a que recibió críticas en el derbi ante el Sevilla, y puso en la delantera al brasileño Willian José.

Iraola, por su parte, se decidió en la portería por Luca Zidane, quien tuvo una buena actuación ante el Real Madrid la pasada jornada, y dejó en el banquillo al macedonio Stole Dimitrievski, mientras que recuperaron la titularidad en el centro del campo Isi Palazón y el senegalés Pathé Ciss, sin que el colombiano Radamel Falcao pudiera ni siquiera ser inscrito debido a un pinchazo en un gemelo.

Se notó desde el inicio que no era un partido mas, con un gran ambiente en las gradas que intentó que los locales no se relajaran para que fueran a por el partido pese a que el resultado inicial favorecía a sus intereses.

El Rayo, ante ello, no tuvo mas remedio que reforzar su retaguardia para que la desventaja con la que llegó no se incrementara y que con el paso de los minutos se pudiera encontrar el momento de hacer daño, como pudo pasar rebasado el cuarto de hora, cuando Álvaro García mandó desde el lateral un centro con mucha intención que acabó en córner.

Los visitantes, con un gran esfuerzo físico, lograron equilibrar el juego en el centro del campo en un duelo en el que destacó la pugna entre dos argentinos, el bético Guido Rodríguez y el rayista Óscar Trejo, y en el que no pasó demasiado pese a que el balón alternaba de una a otra área.

Así, se llegó al descanso, sin que el equipo vallecano se viera atosigado pero también sin que el heliopolitano pasara por apuros ante Claudio Bravo, con lo que la segunda parte quedó abierta a cualquier cosa aunque siempre con el resultado favorable de la ida en la mochila bética.

La reanudación fue parecida, aunque el Rayo dio un paso mas hacia adelante en busca de ese gol que equilibrara la eliminatoria, algo que el Betis también quiso aprovechar para encontrar espacios en los que hacer daño a Luca Zidane.

Esa situación incitó a Iraola a dar entrada al cuarto de hora a Santi Comesaña y al francés Randy Nteka con el propósito de encontrar otras soluciones ante el desgaste físico y frente a un rival que supo jugar con el tiempo sin pasar por apuros y con la idea de poner un tanto en el marcador que les pusiera en la final.

Se entró así al último cuarto de hora del tiempo reglamentario y fue el portugués Tiago Dias 'Bebé', que había salido en el minuto77, el que tres después se sacó un zambombazo en un libre directo para ponéresela imposible al Claudio Bravo e igular la eliminatoria.

El Betis tuvo que reaccionar de inmediato con la idea de no irse a la prórroga y Fekir estuvo cerca del gol, pero el albanés Iván Balliú lo impidió desde la línea de gol, aunque los locales, con Joaquín Sánchez y Borja Iglesias ya sobre el terreno, lo buscaron.

Fue precisamente Joaquín el que empezó una jugada en el primer minuto de los cinco de prolongación que se dieron para y Borja Iglesias la culminara en el 1-1 y que al Betis le valiera para plantarse en la final de Copa 17 años después.