<
>
Amistosos Internacionales
  • Ricardo Alvarez (12')
  • Lionel Messi (76')

Argentina se despidió del país con un triunfo ante Eslovenia

LA PLATA (Télam) -- El
seleccionado de fútbol de Argentina se despidió el sábado de su gente con
victoria y un gol de su capitán, Lionel Messi, tras ganarle a
Eslovenia por 2 a 0, en el estadio Ciudad de La Plata, antes de
partir el lunes próximo a Brasil para jugar el Mundial 2014.

El mediocampista Ricardo Alvarez, a los 11 minutos del primer
tiempo, abrió el marcador y Messi, segundo máximo goleador de la
historia del conjunto nacional, cerró la cuenta a los 30 del
segundo tiempo, 15 más tarde de su ingreso desde el banco de
suplentes.

El futbolista de Barcelona, con esta conquista, llegó a 38
tantos con la camiseta albiceleste y quedó a 18 de Gabriel
Batistuta, que señaló 56.

Argentina, que venía de golear a Trinidad y Tobago por 3 a 0
en el estadio Monumental de Núñez, aprovechó este último ensayo
futbolístico para probar variantes y jugadores de cara a la Copa
del Mundo, donde integrará el grupo F junto a Bosnia (rival del
debut, el domingo 15 en Río de Janeiro), Irán y Nigeria.

Sabella sorprendió con la formación inicial, ya que mandó al
mediocampista Javier Mascherano a jugar de zaguero central -tal
como lo hace en Barcelona-, desplazó a Federico Fernández al
lateral derecho, José Basanta fue el segundo marcador central y
Marcos Rojo se paró como es habitual en el lateral izquierdo.

Luego dispuso una primera línea de volantes con Enzo Pérez,
Lucas Biglia y Maximiliano Rodríguez, otra unos metros más adelante
con Augusto Fernández y Ricardo Alvarez, y arriba paró a Ezequiel
Lavezzi.

Así, con el 4-3-2-1, se puso arriba en el marcador con un gol
de Alvarez, a los 11 minutos.

Pero 120 segundos más tarde, con la salida por lesión de
Biglia (problema en el muslo derecho) y el ingreso de Hugo
Campagnaro, ese dibujo táctico mutó a un 3-4-2-1.

Ahí Sabella ubicó a Federico Fernández de líbero, Campagnaro
y Basanta de stoppers, Pérez por derecha, Mascherano y Rodríguez
por el centro, y Rojo por izquierda, mantuvo a la dupla Augusto
Fernández-Ricardo Alvarez más adelantada, y continuó con Lavezzi
como único delantero.

Independientemente de los esquemas el equipo lució, en el
período inicial, sólido, prolijo y compacto, más allá del pobre
nivel de Eslovenia.

No pasó sobresaltos en defensa, manejó la pelota con criterio
en la zona de volantes y fue profundo en ataque, pese a no tener a
los cuatro fantásticos.

Maxi Rodríguez, a los 25m. y 34m., y Rojo, a los 32m.,
estuvieron cerca de ampliar el marcador, pero Vid Belec respondió
correctamente ante los tres intentos.

Ya en el segundo tiempo Sabella decidió darle minutos de
fútbol a Fernando Gago (se recuperó de una sobrecarga muscular),
Angel Di María, Sergio Agüero (se repuso de una molestia en el
muslo izquierdo) y Messi; y el público estalló de felicidad.

El desarrollo del juego en sí no varió demasiado. Alvarez
estuvo cerca de marcar el segundo gol a los 9m. y Messi, sobre los
30m., lo concretó para la alegría de la gente, que le dio color y
clima, como pocas veces, a la fría tarde platense.

Argentina cerró con este encuentro la serie de amistosos
previos a Brasil 2014, donde intentará lograr su tercer campeonato
mundial, tras los conseguidos en 1986 y 1978.

El seleccionado albiceleste viajará el lunes 9 en un vuelo de
Aerolíneas Argentinas a Belo Horizonte, ciudad que albergará el
sueño mundialista de los argentinos. Y este sábado en La Plata la gente le
dio la despedida que se merece.