<
>

Asegura Jesús Ramírez que no basta con "echarle ganas" tras fracaso de México Sub-20

play
Miguel Ángel Briseño: 'Fracaso con resonancia doble del Tri Sub-20' (2:35)

Nuestro experto analiza las repercusiones del fracaso de la Selección Mexicana Sub-20 tras quedar fuera del Mundial de la categoría y de los Juegos Olímpicos de París 2024. (2:35)

El técnico campeón del mundo Sub-17 en 2005 hizo un llamado a las autoridades de la FMF para brindar a los jóvenes herramientas para que mejoren la mentalidad

Jesús Ramírez afirma que no basta con "echarle ganas", sino que en el futbol mexicano y en particular en las Selecciones Nacionales menores, urge regresar a las bases, es decir, al 'entrenamiento mental' para los futbolistas que están en formación.

Ante el fracaso de la Selección Mexicana Sub 20, que quedó fuera del Mundial de la categoría y de los Juegos Olímpicos París 2024, Jesús Ramírez, campeón del Mundo en 2005 con el Tri Sub 17, hizo un llamado a las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol a seguir brindando a los jóvenes una herramienta tan importante en su desarrollo, como es una buena mentalidad.

"Yo me iría a las bases: el entrenamiento mental. Las bases de la confianza, de la seguridad, del autoestima, y después ya desarrollamos el tema 'futbol".

"El entrenamiento mental tiene que ser permanente, diario; que la gente esté comprometida con ese trabajo, porque a veces confundimos que la mentalidad es 'echarle ganas' y echarle ganas es un esfuerzo físico que sí ayuda, pero echándole ganas nada más, no ganas".

Afirmó que esto se debe implementar en los jóvenes con especialistas: "Obviamente, debe haber especialistas, porque un técnico, si se prepara, debe evaluar, debe medir, debe palpar y cómo hacerlo ante tu grupo de jugadores, pero a lo mejor no eres psicólogo o coach. Entonces, debe haber alguien que lleve esa labor y obviamente, el que recibe esa información es el jugador"

Enfatizó: "Yo siempre he pensado, porque ahora que estuve en Pumas, en la selección, el coaching que hacíamos era para toda tu vida, no para el juego del domingo".

LOS PENALES

Asimismo, se refirió al tema particular de los tiros penales, que es la forma en que perdió México ante Guatemala este miércoles.

"Un penal, mucha gente lo ve como un 'volado' y la verdad que no. El tirar un penal, tomar el balón y ponerse frente al marco, pues se necesita, primero valor, y luego la capacidad para hacer un buen golpeo y que el balón entre. Entonces, volvemos a lo mismo: ¿qué está primero? Mi seguridad, mi confianza, mi autoestima. Y luego viene la ejecución, obviamente con base en repeticiones".

Hizo ver que en el cobro de un penalty, "pues, ya no depende de la persona que lo tira, pues ahí sí, ¿a quién le vas a echar la culpa?, ¿al directivo? Pues no, ¿verdad? Y si estamos hablando de echar culpas, simplemente es una responsabilidad que le toca a cada quien".

"Hoy, tristemente estamos hablando de esto, cuando en el mismo torneo hubo momentos muy buenos, que te daban la certeza de que México iba a estar ahí y hoy estamos hablando de otra cosa".

"Entonces -insistió-, yo sí me regresaría a las bases, pues más allá de la actividad que desarrolles, eres tú el que lo va a ejecutar y el que va a llevar a cabo todas las acciones".

Añadió: "Creo que en este proceso, los chavos tuvieron buena preparación, buenas giras; creo que eso se cumplió, el trabajo en equipo para buscar buenas condiciones para que los chavos tengan experiencia".

Insistió en que lo fundamental en el trabajo formador con jóvenes, es darles una buena mentalidad, pero también es muy importante darles la oportunidad de tener actividad en sus clubes para irse fogueando.

"Yo me acuerdo que después que se ganó el Mundial (Sub 17), se implementó la Regla del 20/11, donde era obligación que los jugadores de esa edad tuvieran minutos. Pues eso es sumar experiencia, y ya cuando tuvieras minutos, experiencia, pues fuera más rápida tu adaptación a un primer equipo, o a una selección. No estaba tan descabellada la regla que se instituyó en ese momento".

"Yo me acuerdo que con los directivos de la federación hablamos de eso y llegamos a ese punto: hay grandes inversiones que hacen los clubes en fuerzas básicas, entonces, qué mejor que ponerlos en la cancha".

Aunque, Chucho Ramírez reconoció que no todos los equipos tienen la filosofía de meter jóvenes, "y no está mal, porque finalmente cada club es libre de hacer lo que desee".

TRABAJO MENTAL

Jesús Ramírez trabaja actualmente en su propia agencia de trabajo mental. Su nombre es CARE (Centro de Alto Rendimiento Empresarial).

"Es una empresa de capacitación a través de mis conferencias, trabajo mental, trabajo en equipo, talleres motivacionales, para que las empresas logren sus objetivos".

Sobre si ha recibido una llamada desde las Selecciones Nacionales, o de la Federación Mexicana de Futbol, para solicitar sus servicios, Jesús Ramírez respondió con un "no".