Fútbol Americano
EFE 58d

Portugal tiene su propio Diego Costa que dejó atrás a Brasil

Es uno de los delanteros de moda del fútbol luso. Tras debutar en partido oficial con el combinado de Fernando Santos, el luso-brasileño Dyego Sousa cumplirá su deseo de jugar la Liga de las Naciones para Portugal, país adoptivo del actual delantero del Braga y al que llegó con solo 18 años.

Dyego Wilverson Ferreira Sousa (Maranhão, 1989) es una de las revelaciones de la liga NOS. Este gigante de 1,90 metros de altura se ha ganado entrar en la lista del vigente campeón de Europa, que en el mes de junio ejercerá de anfitrión para la primera edición de la Liga de las Naciones.

En una temporada en la que ha marcado 20 tantos en 43 partidos oficiales, el delantero del Braga es la nueva sensación de la liga portuguesa. Sus 15 goles y 5 asistencias en 33 encuentros le acreditan como una de las referencias ofensivas de la competición.

Ante tales números, el punta ha logrado convencer al seleccionador Fernando Santos para la gran cita del verano de las selecciones en Europa.

Después de su debut oficial en dos partidos clasificatorios para la Euro 2016 2020, el brasileño tratará de asentarse en una selección que mezcla juventud y experiencia.

A sus 29 años, Sousa parece haber encontrado su mejor estado de forma. El punta dejó atrás su Brasil natal en busca de oportunidades. Tras un breve periplo por Angola, el "nueve" se enroló en las filas del Marítimo de Funchal, con el que en dos etapas distintas, brillaría hasta merecer su fichaje por el Sporting de Braga.

Leixões, Portimonense y Tondela fueron los otros equipos que participaron en el crecimiento de Sousa como futbolista, que este verano compartirá vestuario con varios de los integrantes que se proclamaron campeones de Europa en Francia en 2016.

Con un Portugal carente de un delantero centro de garantías desde las últimas apariciones de Pauleta, Sousa podría ser la alternativa en el ataque del conjunto de Fernando Santos. Hugo Almeida, Nuno Gomes, Hélder Postiga o su ahora compañero Andre Silva, no han tenido la consistencia necesaria para acompañar al gran referente de la selección, Cristiano Ronaldo.

Dyego Sousa se une a la lista de "repatriados" que cambiaron el amarillo de la pentacampeona del mundo por el color granate de la selección portuguesa.

En los últimos años, futbolistas como Deco, Pepe o Liédson renunciaron a la "canarinha" para representar al país donde se consolidaron como futbolistas de primer nivel.

Curiosamente, su caso también recuerda a otro ex del Braga, su compatriota Diego Costa. El hispano brasileño también inició su carrera en el país lusitano y también militó en las filas del Sporting de Braga. Su posterior salto a España, harían que el ahora jugador del Atlético de Madrid tomase la decisión de jugar con "la roja".

Poderoso en el juego aéreo, el goleador también posee una gran zancada. A su buen juego de espaldas a portería, se aúnan otras virtudes impropias de un atacante de semejante talla. Resolutivo en el área, también busca arrancadas desde posiciones lejanas para hacer gala de su potencia.

Ante semejante temporada, medios deportivos locales apuntan a que tanto Benfica y Porto pugnan por conseguir su contratación. Su cláusula de 20 millones de euros podría ser asumida por cualquiera de los dos gigantes del fútbol luso, que siempre tratan de cerrar a los jugadores más destacados del torneo doméstico.

Después de reconocer que, tras su aterrizaje en Portugal, llegó a "pasar hambre por culpa de los continuos retrasos de su salario", admite que por "cuestiones financieras" podría orientar su futuro hacia "la liga inglesa o española" en declaraciones recogidas por medios brasileños.

Joao Felix, Gonçalo Guedes o Rafa Silva, más móviles y con mayor experiencia, tratarán de buscar un hueco en el once inicial. La gran duda residirá en la desmarcación de Cristiano Ronaldo, que podría actuar como delantero centro, lo que abriría el abanico de posibilidades en el centro del campo.

^ Al Inicio ^