<
>

Psicólogo de Nacional: "En muchos de los jugadores vi una actitud productiva porque saben que esto no tiene una fecha concreta de reinicio"

Nacional

Gabriel Gutiérrez es el psicólogo del plantel principal de Nacional desde el primero de febrero, luego de finalizar su trabajo en Honduras con el entrenador Fabián Coito. “Cuando volví de Centroamérica me encontré con la realidad de tener que trabajar con videollamada por el coronavirus y estamos tratando de adaptarnos a la realidad, apoyando a los jugadores, manteniendo las reuniones con el cuerpo técnico encabezado por Gustavo Munúa, tratando de no perder rueda con respecto al trabajo”.

Gutiérrez le comentó a ESPN como es la cuarentena desde la psicología. “En muchos de los jugadores ya vi una actitud productiva porque saben que esto no tiene una fecha concreta de reinicio, considero eso como una adaptación inteligente a la situación que estamos viviendo”

“El tema mental es un aspecto más como el técnico, el táctico, el físico o el nutricional. La parte mental es muy importante también; por ejemplo la ansiedad precompetitiva muchas veces hace que un jugador viva el partido en la noche previa con tanta intensidad que pueda llegar a tener pesadillas y generar gastos calóricos equivalentes a los de un partido de fútbol sudando, transpirando o soñando cosas que no son buenas cuando la ansiedad es muy grande”, manifestó Gabriel.

En relación a su tarea, explicó que el viernes 20 de marzo comenzó con entrevistas psicológicas individuales con varios jugadores y que a nivel de cuerpo técnico se hacen reuniones virtuales para mantener al equipo comunicado y unido.

Y destacó: “La comunicación lo que hace es justamente unir y compartir las vivencias individuales, de cómo se está viviendo este momento, cómo lo está viviendo cada uno con su familia, con sus grupos de pertenencia, y como no es posible la reunión física tangible debemos apelar a la tecnología que nos da una mano importante. Estamos tratando de paliar la situación de manera virtual, no es lo ideal pero es lo que podemos hacer”.

Además de reforzar el mensaje a los futbolistas de que se queden en sus hogares y que sigan lo que se les pide en el plan físico y nutricional del club, desde el área psicológica se les sugiere que aprovechen el tiempo: que lean, que miren películas con contenido, que se comuniquen con las personas que habitualmente no suelen hacerlo.

“Es apuntar a mejorar la comunicación y a invertir ese tiempo que no estaba previsto. Los que tienen familia e hijos que aprovechen a compartir con ellos lo máximo posible porque muchas veces el jugador de fútbol no tiene los tiempos normales de su entorno; también es una buena oportunidad también para invertir el tiempo en formación, es algo que siempre estamos inculcando porque sabemos que el fútbol hoy te abre la puerta pero mañana te la pueda cerrar”.

En relación a esto último destacó: “Estamos tratando de fomentar eso y tenemos un nivel de respuesta entre bueno y muy bueno. Yo tengo una admiración muy grande por los futbolistas en cuanto a que el nivel de inteligencia práctica que tienen es muy alto, hay estudios que ubican al jugador de fútbol con un nivel de inteligencia práctica superior al promedio, el jugador de fútbol se adapta muy rápido a lo que tiene que vivir”.

Gutiérrez destacó del plantel principal de Nacional: “Varios me dijeron que van a retomar el inglés, algunos ya lo hicieron, otros ya definieron y ya tienen los programas de materias que están debiendo del liceo, en muchos ya vi una actitud productiva porque saben que esto no tienen una fecha concreta de reinicio, considero eso como una adaptación inteligente a la situación que estamos viviendo”.

El profesional aún con la incertidumbre que genera un panorama inédito, consideró que la vuelta al fútbol no debiera generar una ansiedad no habitual en el deportista: “Cuando se decida que el fútbol retorne será porque se calmaron las condiciones, y si se calmaron las condiciones se calmará la ansiedad. Si me decís que se decreta que dentro de diez días por más que siga la pandemia se jugará ahí sí habrá ansiedad, pero como el deporte va a ir acompañando a la sociedad me parece que el retorno será con las condiciones más o menos habituales existentes después de un tiempo sin jugar”.

Deteniéndose en el aspecto de la ansiedad comentó: “Apuntamos al control de la ansiedad a través de técnicas de respiración, meditación, el control de los impulsos, eso que a un jugador 30 o 35 años lo adquiere por la experiencia. Nuestro desafío en el área psicológica es tratar de brindarles herramientas para que los de 20, 23 años, que más o menos es el promedio de edad que tenemos en Nacional, tengan herramientas para que no jueguen el partido antes y lo jueguen en el momento que tienen de jugarlo”.

Gutiérrez nunca había trabajado con un plantel tan joven por lo que lo considera “un desafío extraordinario”. Tampoco había coincidido con el técnico: “No habíamos trabajado, estoy muy a gusto de poder hacerlo. Gustavo es un entrenador joven, moderno, que quiere estar muy actualizado en un montón de aspectos. Es un técnico súper abierto a todo lo que sea ciencia y todo lo que sea avance, viene de un medio que está muy actualizado y lo primero que hizo acá cuando le llegó a su oído la posibilidad de contar con un psicólogo fue decir que sí, nos reunimos y tuvimos una buena química de trabajo”.

El profesional, quien dentro de la psicología deportiva recomendó a Francisco García Ucha, Marcelo Loffreda y a Joaquín Dosil, destacó: “La sicología está empezando a quedarse definitivamente en el deporte, cada vez más se ven los aportes que hace”.

En relación a la neurociencia, destacó que el principal aporte de la neurociencia es entender cómo decidimos y en función de eso tratar de mejorar la toma de decisiones: “Su principal aporte hasta el momento es la sensación de autocontrol que te puede generar a nivel mental, la mejora en la toma de decisiones y por ende las ganas de ir a más, de aprender más, y de que el deportista se anime a buscar índices más altos de rendimiento en todos los aspectos, creérsela en el buen sentido de que puede mejorar mucho y fomentar esa actitud de mejora”.

Por último, en relación al coronavirus y lo que genera en la sociedad entera destacó: “La sociedad acusa mucho la falta de fútbol y nos damos cuenta de lo importante que es el deporte de una sociedad. Pero al mismo tiempo nos damos cuenta de la importancia que tiene la medicina, que tienen los médicos, los enfermeros, creo que lo que está pasando es una lección gigantesca, tenemos que repensar un poco dónde teníamos a la medicina y en qué lugar debemos tenerla”.