<
>

YANKEES 7, RANGERS 2

NUEVA YORK -- Nada se ha ceñido a la lógica en la serie de campeonato de la Liga Americana.
¿Qué los Rangers iban a tirar la toalla después de la estrepitosa (más bien hecatombe) derrota del primer juego? Pues no, Texas respondió al día siguiente con su primer triunfo como locales en la postemporada, además de romper una racha de 10 reveses en fila contra Nueva York por los playoffs.
¿Qué los abridores de los Yankees CC Sabathia y Phil Hughes sacaban ventaja sobre sus rivales de Texas C.J. Wilson y Colby Lewis? Nada, los lanzadores de Nueva York toleraron 12 carreras limpias y sólo cubrieron ocho innings entre ambos.
Se puede decir que los Yankees la sacaron barata al volver a su casa con la serie nivelada 1-1 gracias al derrumbe del bullpen de los Rangers en el octavo inning del primer partido el viernes.
Ahora, el duelo se traslada al Yankee Stadium para sus siguientes tres partidos y los Yankees enfrentarán a Cliff Lee, su némesis. Sí, el mismo pitcher que en vano intentaron adquirir en un canje con Seattle a mitad de la temporada regular.
En teoría, los antecedentes del zurdo Lee hacen entusiasmar a los Rangers. El desempeño de Lee los últimos dos en postemporada es alucinante: 6-0 en siete aperturas, 1.44 de efectividad, 54 ponches y apenas seis bases por bolas.
También ganó dos partidos en la serie de primera ronda sobre Tampa Bay, entre esos el decisivo.
Su récord de por vida contra los Yankees es de 6-4 y 4.42, pero nadie olvida que fue el responsable de las únicas dos victorias que los Filis de Filadelfia sustrajeron en la pasada Serie Mundial.
"Es humano. Si algo sale mal es porque tiene enfrente a un club que te hace exigir", dijo el manager de los Rangers, Ron Washington.
Sin embargo, los Yankees confían en tener el antídoto en Andy Pettitte, el veterano zurdo de 38 años que ostenta los récords de más victorias (19) y salidas (41) en postemporada.
"En mi opinión, es el mejor pitcher de temporada y postemporada de todos los tiempos, te lo dicen los números que ha puesto", dijo Lee.
"Ya sabemos quién es Cliff Lee. Va a tirar muchos strikes. Quien ha pasado inadvertido en todo esto es Andy Pettitte y él es muy bueno", dijo por su parte el manager de los Yankees Joe Girardi.
La interrogante en torno al partido del lunes apunta a los planes de Girardi en cuanto a su rotación de abridores, con A.J. Burnett pautado para el cuarto juego el martes.
Se antoja la posibilidad que, al verse abajo 2-1 y con un Burnett que fue una calamidad los últimos dos meses de la campaña regular, Girardi decida dar un giro y poner a Sabathia.
"Si me necesitan para esa tarea, pues ahí estaré. No veo el problema", dijo Sabathia.
Los Rangers, por su parte, se encuentran en una situación más alentadora. Amén de reponerse del fiasco del primer juego y comprobar que pueden ganarle a los Yankees, Texas ha condimentado una receta eficaz.
Se sabía de antemano que iban a correr a todo vapor, pero la exhibición hasta ahora ha sido notable.
El mejor ejemplo se dio el sábado. Pese a recibir a tres ponches, Texas anotó en la misma primera entrada con un sencillo y un boleto.
Aprovechándose de que los Yankees fueron el peor equipo sacando corredores, los Rangers se estafaron tres bases en la primera entrada del juego del sábado. La perla fue un doble robo en el que el campocorto venezolano Elvis Andrus se estafó el plato.
"Queremos ser agresivos, ese es nuestro estilo. Hay que marcar la tónica del juego", dijo Andrus. "Ese es mi trabajo".
Para el manager de los Rangers, conseguir la primera victoria le dará más tranquilidad a sus pupilos.
"Podemos ganar juegos en diversas formas", resaltó Washington. "Creo que el mundo empieza a conocer a los Rangers de Texas ... Tengo jugadores que cometen errores, pero los superan y uno tiene que tener ese tipo de actitud para rendir en este deporte, porque que te obliga a ser humilde".