<
>

UFC 266 Real o No: Brian Ortega hará que cuente esta oportunidad titular, Nick Díaz impresionará

play
Valentina Shevchenko: Lo mejor de la campeona de peso mosca (1:51)

Valentina Shevchenko ha dominado la división de las 125 libras tras ganar el cinturón vacante contra Joanna Jedrzejczyk en diciembre del 2018. (1:51)

Cualquier evento de pague-por-ver que tenga dos peleas de campeonato va a capturar la atención de los seguidores del deporte, pero este sábado, en el UFC 266, es la tercera pelea del programa de la cual hablan la mayoría de los fanáticos. Nick Diaz subirá al octágono por primera vez desde 2015 para enfrentarse a Robbie Lawler en una revancha que tardó 17 años en materializarse. ¿Qué podemos esperar de su regreso?

En el evento principal de UFC266, Alexander Volkanovski defiende su título pluma ante Brian Ortega. Los dos pasaron mucho tiempo juntos durante la más reciente temporada de The Ultimate Fighter, pero ¿se verá impactado el desenlace por esa experiencia? La más reciente pelea de Ortega no le favoreció, ¿será diferente esta vez?

En la otra pelea de campeonato del programa, Valentina Shevchenko espera que nada sea diferente en su combate ante Lauren Murphy.

Brett Okamoto, Marc Raimondi, Jeff Wagenheim y Carlos Contreras Legaspi separan lo real de lo que no lo es como antesala al pago-por-ver del sábado.

Quedaremos impresionados con Nick Diaz en su regreso

Okamoto: Oiga, la única respuesta a eso -la respuesta real a esto-es 'no tengo idea'. Nadie sabe. Diaz ni siquiera estaba muy activo cuando estaba... activo.

Antes de su injusta suspensión por marihuana en 2015, que eventualmente provocó su ausencia de seis años, Diaz solamente había peleado una vez en 22 meses. Y cuando su carrera fue desviada por -lo diré nuevamente, injusta- suspensión, cambió dramáticamente su estilo de vida.

Durante los pasados seis años, Diaz no siempre ha vivido la vida de un atleta profesional. Hasta cierto punto ha tenido una relación de tortura con el combate en general. No lo ama, pero sabe que es bueno como combatiente y es su medio de generar ingresos. Tratar de descifrar el nivel de motivación de Diaz, sus razones para pelear o incluso su nivel de entusiasmo en este regreso... es imposible. Y creo que obviamente esi significa mucho, al tratar de predecir cómo lucirá el sábado. Porque si Diaz no tiene deseos reales de estar alli y tiene sus reservaciones sobre ese punto, quedará evidenciado.

Y si ese es el caso, no, no quedaremos impresionados. Probablemente digamos que no debería volver a intentarlo.

Estoy genuinamente entusiasmado y curioso sobre el regreso de Diaz, pero no tengo expectativas. Hay las mismas oportunidades de que todo vaya muy bien o realmente mal.

Brian Ortega sacará el mejor partido de su segunda pelea titular y ganará

Raimondi: La primera vez que Brian Ortega aspiró al título pluma de UFC, contra Max Holloway en el UFC 231 el 8 de diciembre de 2018, tenía 27 años de edad y se perfilaba como el próximo chico dorado de UFC. A Ortega se le veía junto al actor Robert Downey Jr., recibía ofertas de acuerdos promocionales de empresas de alto nivel tales como Body Armour y con su buen aspecto, carisma y estilo emocionante de pelea se proyectaba como la próxima estrella 'crossover' de la promoción.

Todo eso sufrió un tropezón cuando Holloway venció a Ortega por un TKO en el cuarto asalto. Holloway le dio con todo lo que tenía, y Ortega no se rindió hasta que el médico intervino antes del quinto giro. Ortega demostró un enorme corazón, pero también evidenció que no estaba listo para ser campeón. Y quizás las expectativas eran demasiadas, demasiado temprano.

Ya no es demasiado temprano para Ortega, y por eso digo que es real la afirmación. Tiene 30 años de edad y llega como un hombre nuevo a su próxima oportunidad titular, frente a Alexander Volkanovski el sábado en UFC 266 en Las Vegas. Cambió su equipo de entrenadores y su ofensiva ha mejorado drásticamente. Ortega realmente demostró su crecimiento en su victoria por decisión unánime ante el 'Zombie Coreano' Chan Sung Jung el pasado octubre. Fue probablemente la mejor actuación de su carrera en una pelea que control desde la campana inicial.

En cuatro peleas consecutivas desde 2015 a 2017, Ortega acabó con su rival en el tercer asalto. En la mayoría de esas peleas, Ortega estaba abajo en las tarjetas al momento del desenlace o al menos había perdido una porción del combate. Su demostración ante el 'Zombie' fue complete -y de hecho la única en llegar a decisión en su racha de UFC. En ningún momento la situación escapó al control de Ortega. Se anticipaba que Jung fuera el mejor al golpeo y Ortega el especialista en jiu-jitsu, pero Ortega confundió a Jung con los pies, con una nueva postura zurda y bien trabajadas técnicas y tácticas.

Presumiendo de que presente el mismo estilo ante Volkanovski - combinado con su innata habilidad para poner fin a un combate- podríamos estar hablando, finalmente, de Ortega como campeón de UFC, casi tres años después de que fuese prematuramente coronado como el futuro campeón de las 145 libras.

Valentina Shevchenko acabará con Lauren Murphy

Wagenheim: Shevchenko es favorita 14-1, asi que sería una buena apuesta a que venza a Murphy. ¿Pero acabar con ella? Veamos la historia reciente de Shevchenko.

La campeona ha ganado siete peleas en línea, dominando en cada de una de ellas pero alternando entre decisions y victorias antes del límite. Las tres recientes oponentes que han ido a los cinco asaltos frente a Shevchenko -- Jennifer Maia, Liz Carmouche y Joanna Jedrzejczyk - son todas fuertes y resilientes.

También lo es Murphy. En su carrera de 19 peleas nunca ha sido noqueada. Aunque es cierto que Murphy nunca ha estado encerrada en una jaula junto a Valentina Shevchenko.

Murphy ha ganado cinco combates consecutivos y ha estado en varias peleas competitivas. La mitad de sus más recientes victorias han sido por decisión dividida. No espero que presente una pelea cerrada ante Shevchenko, pero si puede sobrevivir.

Si yo fuera un apostador, detestaría tener que aguantar la respiración por 25 minutos mientras espero que una rival de Shevchenko llegue al final para hacer efectivo mi boleto, pero ahi estaría mi dinero. La afirmación inicial no es real.

El evento principal no será el combate más excitante de la noche

Legaspi: Cualquiera que todadía piense que la única oportundiad de Ortega para vencer a Volkanovski es por sumisión está realmente equivocado. La rivalidad entre estos dos peleadores se ha cultivado durante casi un año y el hecho de que fue pospuesta, más el tiempo que estuvieron en The Ultimate Fighter solamente agregó combustible al fueblo.

Ortega viene de una clínica ofensiva ante uno de los mejores en la división -y tuvo el coraje suficiente para tratar de repetir lo mismo en su primera pelea titular contra el autoproclamado mejor boxeador en la UFC, Max Holloway. No olvidemos que fue el primero en noquear a Frankie Edgar. Ortega probablemente ostenta el mejor jiu-jitsu al tope de la división pluma, pero apenas intenta derribar a sus oponentes.

Esta pelea probablemente podría desarrollarse como una extensa confrontación de pie, porque Volkanovski no quiere arriesgarse en el suelo. Asi que, para mi, esta pelea será muy excitante, y por tal razón diré que "no es real". No puedo negar que los fans enloquecerán cuando Diaz pise nuevamente el octágono tras su alejamiento, pero es realmente difícil decir cuan competitivo será esta revancha luego de 17 años.

Hay varias otras peleas que lucen prometedoras, sin embargo. Si Dan Hooker logra subir a pelear contra Nasrat Haqparast luego de varios días confrontando problemas de visado, recuperará su lugar entre los contendores al título, sujeto a que tenga una gran actuación. También está Merab Dvalishvili, quien intentará dejar su marca al terminar con un rival por primera vez en UFC. Y tendrá que hacerlo ante alguien que ama el intercambio en Marlon Moraes.