<
>

Conclusiones de UFC 268: Usman mantuvo su estatus, Gaethje-Chandler cumple, y Chito Vera está para cosas grandes

play
Gaethje venció a Chandler en la pelea del año (0:33)

Ambos guerreros dieron todo en este combate, pero Justin fue quien consiguió hacer más daño y ganó por decisión unánime. (0:33)

El regreso al Madison Square Garden cumplió con las expectativas. El segundo evento numerado en semanas consecutivas y de nuevo UFC se las arregló para tener una cartelera memorable.

El coach Trevor Wittman se llevó la noche con tres victorias en las peleas de más alto perfil, con Kamaru Usman y Rose Namajunas defendiendo sus cinturones, además de Justin Gaethje, que podría volver a pelear por el cetro ligero tras vencer a Michael Chandler.

Shane Burgos y Billy Quarantillo también dieron una tremenda pelea y Chito Vera obtuvo la finalización sobre Frankie Edgar que necesitaba para dar el salto definitivo al Top 10 del peso gallo.

Alex Oliveira, Chris Barnett, Bobby Green e Ian Garry aportaron su granito de arena a una función de nocauts increíbles.

Vea UFC 268: Usman vs. Covington 2


El mejor libra por libra se mantiene

Kamaru Usman sigue evolucionando, Colby Covington también. La revancha por el título welter fue una pelea de muy alto nivel, con Usman volviendo a llevarse la victoria, pero con mucho más que contar.

El campeón volvió a ser superior con su inigualable golpeo, estuvo cerca de finalizar de manera contundente en el segundo round, pero a partir de ahí respondió Covington con un tercero y cuarto rounds muy cerrados.

El estadounidense estuvo cerca de conseguir algo histórico al ser el primero en registrar un derribo ante el actual rey libra por libra, pero los libros oficiales siguen con una estadística del cien por ciento en su defensa.

Al final mucho respeto entre ambos y Usman tiene que pensar seriamente en que es lo que viene en su futuro luego de inclinar en su favor las dos rivalidades más sonadas que ha tenido ante Jorge Masvidal y Colby. Su ex compañero Vicente Luque parece la opción más lógica, aunque Leon Edwards puede tener una oportunidad si hace algo convincente ante Masvidal en UFC 269.

MÁS: UFC 268: consulta todos los resultados


Justin Gaethje debe ser el siguiente retador

Sí, Islam Makhachev luce dominante, pero no hay forma de negarle una nueva oportunidad a Gaethje de ser el monarca del peso ligero. Muchas veces los peleadores prometen guerras, prometen robarse la noche, pero rara vez pueden cumplirlo en el octágono.

Gaethje y Michael Chandler salieron a finalizar la pelea en todo momento, lanzando bombas y corriendo riesgos. Sabían lo que estaba en juego, salieron a ganárselo.

Justin mostró una buena mezcla de agresividad y paciencia, similar a lo que vimos cuando se quedó con el cinturón interino ante Tony Ferguson. Cada golpe buscaba hacer daño o incluso terminar la pelea.

Eso estuvo muy cerca de pasar en el segundo round, aunque el réferi Mike Beltrán le dio vida a Chandler y la batalla continuó. Aún con dos derrotas, el ex Bellator ha demosrado que pertenece a la élite de la división y Gaethje, que fue superior, tiene que poner mucha atención al evento estelar de UFC 269 entre Charles Oliveira y Dustin Poirier.


Marlon ‘Chito’ Vera es un Top 10 de peso gallo

Ya nadie puede negarlo, Marlon Vera tiene que ser considerado entre los mejores del peso gallo y considerado para cosas grandes. No solo se trata de las 13 victorias y 10 finalizaciones, sino de la forma en la que ha peleado en los últimos años, sobre todo después de la confianza que muestra desde que venció a Sean O’Malley.

Cometió errores que le costaron la victoria ante Jose Aldo, pero el ecuatoriano aprendió a de la caída. Preparó la pelea de Frankie Edgar prácticamente de la forma en la que sucedió; sabía que el ex campeón ligero estaba listo para derribarlo y él lo haría pagar por eso con codazos y patadas ascendentes.

El ecuatoriano no tenía certeza de poder ganar en las tarjetas así que en el tercero mostró disciplina con su esquina y con una buena lectura de combate llegó la patada a la cara de Edgar.

La victoria más importante de su carrera, la más grande para Ecuador en el UFC y la certeza de que nadie en su categoría podrá negarse a pelear con él y salir bien librado.