<
>

Henry Cejudo: "Lo voy a noquear al primer minuto"

play
Henry Cejudo, sobre Andy Ruiz: 'Ahora es inspiración para muchos' (1:48)

El campeón Mundial de Peso Mosca de la UFC felicitó al nuevo campeón de los pesos pesados, tras vencer sorpresivamente a Anthony Joshua por nocaut. "El demostró que todo se puede". (1:48)

Henry Cejudo no desea dejar dudas del gran momento que atraviesa como peleador y para ello tiene una idea clara en mente. El sábado, durante el evento estelar del UFC 238, no permitirá que su rival Marlon Moraes tenga mucho tiempo de combate en el United Center de Chicago.

"Lo voy a noquear al primer minuto de la pelea, lo van a ver en la lona y me van a ver celebrando con mi cinturón y todo, lo voy a noquear", dijo Cejudo en charla con ESPN Digital.

El peleador habla con total seguridad de conseguir el nocaut, sin embargo, reconoce la calidad del brasileño.

"Es un rival difícil, es un rival peligroso. Las tres últimas peleas que tuvo noqueó a los rivales en el primer minuto, así que es un rival difícil, lo respeto, pero él va a pelear conmigo y mis intenciones son arrancarle la cabeza, eso es lo que quiero hacer y lo que voy a hacer".

Cejudo tiene una motivación especial para asegurar, con rotundidad, que será el quien se alce con la victoria en el combate del sábado.

"Espero que el 8 de junio la gente esté viendo la televisión porque vamos a hacer historia, aquí Andy Ruiz me motivó mucho con lo que hizo con Anthony Joshua y ahora sólo falta Henry Cejudo", dijo.

El Campeón Mundial de Peso Mosca de la UFC no considera que el aumento de peso para brincar a la categoría Gallo, de la que busca el cetro ante el brasileño, el sábado, se convierta en un factor en contra sobre el octágono.

"No, al contrario. Me ha gustado porque puedo comer más, me siento fuerte, estoy listo. Estoy preparado físicamente, mentalmente, ya que venga el sábado".

Verse anunciado en el evento estelar de la velada es otro acicate.

"Claro, me encanta ser la (pelea) estelar. Me encanta todo eso porque es una competencia que me da el corazón, hay mucha gente que me está viendo, tengo el cinturón de campeón y me encanta porque eso me ayuda como persona, en la vida, cómo tomar la situación y hacer lo mejor en ese día. Claro que es difícil, pero a mí me encanta, estoy acostumbrado ya".

Un par de derrotas sufridas en 2016, ante Demetrious Johanson y Joseph Benavidez, de manera respectiva, obligaron al campeón Mosca a volver a enfocar la mira y hacer ajustes a su alrededor hasta alcanzar el óptimo momento que vive su carrera, en el que ha hilado ya cuatro victorias, dos por nocaut.

"Cambié de equipos y cambié de entrenadores. La primera vez que perdí hice todo eso, me fui de la academia a agarrar nuevos compañeros, es verdad que hice todo lo posible para ser el mejor del mundo, porque siempre pienso y hasta este día, que si no puedo ser el campeón mundial, algo está mal. Lo hice en las Olimpiadas, en la UFC, y eso fue lo que hice, dejé ir a mucha gente en mi vida.

"La otra cosa es el tiempo, la primera vez que peleé por un cinturón, sólo tenía tres años peleando, así que tomé mi tiempo; creo fue más una cuestión de tiempo, reconocer la distancia, el tiempo, los diferentes aspectos de las artes marciales mixtas, el Muay thai, el Jiu-jitsu, y después mesurar todo, ése fue uno de los cambios más importantes para mí, tomar decisiones, correr a mucha gente de mi vida y número dos, tiempo y mejorar".