<
>

UFC 248: El viaje emocional de Zhang Weili desde China para defender su título

play
Zhang necesitó solo 42 segundos para pulverizar a Andrade (0:58)

Zhang Weili propinó una furiosa lluvia de golpes a Jessica Andrade para quedarse con el cinturón de Peso Paja, en apenas 42 segundos de combate. Esta fue la primera visita de la UFC a la provincia de Shenzhen. (0:58)

Cuando le dijeron a Zhang Weili el 1 de febrero que tenía que trasladar inmediatamente su campamento de entrenamiento de China para evitar las restricciones de viaje causadas por el coronavirus, la campeona de peso paja de UFC pensó que era un sueño.

Esa secuencia de ensueño tomó un giro aún más surrealista una semana después cuando tuvo que volar a Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.

Finalmente, el sábado 22, tres semanas después de huir de China, Zhang llegó a Las Vegas.

Con el viaje agotador detrás de ella, Zhang, de 30 años, ahora enfrenta el desafío más difícil de su vida, ya que hará la primera defensa de su título contra la contendiente No. 1 y ex campeona Joanna Jedrzejczyk el 7 de marzo

"Pensé, '¿Fue un sueño? ¿Fue real?'", dijo Zhang a través de un traductor.

Zhang se sentó para una entrevista con Brett Okamoto de ESPN y compartió lo que fue dejar atrás a sus amigos y familiares en China mientras intentaba concentrarse en el día más importante de su carrera.

28 de enero: "Te veré en Las Vegas el 7 de marzo"

Fue una simple publicación de Instagram. Zhang publicó una foto del afiche de su pelea con la promesa de que estará en Las Vegas el 7 de marzo para la pelea.

Cuatro días después, se dio cuenta de que nada en su vida sería simple durante las próximas semanas.

"Tenía una cita para la visa de Estados Unidos el 3 de febrero en Beijing y estaba esperando eso", dijo a través del traductor. "Luego, en la madrugada del 1 de febrero, recibí la noticia de que los vuelos entre los EE.UU. y China habían sido suspendidos. Y esa mañana recibí un mensaje de texto de mi manejador de UFC diciéndome que partiera de inmediato”.

"Luego comenzamos a empacar nuestro equipaje y nos dirigimos al aeropuerto alrededor del mediodía. Fue un apuro. En ese momento, me di cuenta de que teníamos que abandonar el país".

1 de febrero: 'Como una refugiada que intenta irse'

Zhang nunca antes se había entrenado fuera de China para una pelea, y esta no era solo otra pelea.

"Ni siquiera sabía dónde entrenar ni nada", comentó. "Afortunadamente, tenía dos entrenadores tailandeses y encontraron un gimnasio de boxeo para entrenar y un lugar para quedarse”.

"Una vez que todo se resolvió, me sentí un poco aliviada. Toda la experiencia fue como un refugiado tratando de irse”.

"El primer día que estuve en Tailandia, hacía calor con humedad. Me sentí realmente incómoda porque Beijing estaba súper frío y seco. Así que me sentí incómoda y sudé mucho durante los primeros días. Poco a poco me acostumbré al clima, ya para el tercer día, y me sentí cómoda. Me quedé y entrené en una casa. Estaba en un área suburbana, solo nuestro equipo vivía allí, así que estuvo bien”.

7 de febrero: 'Estaba realmente molesta y estresada'

Zhang acababa de comenzar a sentirse cómoda en Tailandia cuando se entregaron nuevas órdenes de marcha. Tuvo que desarraigar su campamento nuevamente y dirigirse a Abu Dhabi.

"Llegó muy rápido, de lo cual no tenía idea", dijo. "De repente me dijeron que tenía que irme, lo que me causó estar muy emocional”.

"Pero entendí que UFC debe haber preparado el mejor plan para nosotros, así que seguí las instrucciones y salí de Tailandia".

Tener entrenadores tailandeses ayudó a Zhang a aclimatarse durante el primer tramo de su viaje, pero no habría familiaridad en su próxima parada.

"Volé a Abu Dhabi el 7 de febrero después de pasar una semana en Tailandia", continuó. "En ese momento, estaba un poco frustrada y muy emocional porque me acababa de acostumbrar a Tailandia".

"En Tailandia, tenía dos entrenadores locales con los que podía hablar, al menos. Pero no sabía nada sobre Abu Dhabi, así que estaba realmente molesta y estresada. Luego llamé a mi madre y le dije que estaba molesta. Ella me contó que había muchas personas en China luchando contra el virus, y no debería ser yo quien se quejara solo porque necesitaba viajar. Dijo que esos médicos y enfermeras ni siquiera tenían tiempo para dormir, y que debería estar agradecida y superar las dificultades. Las palabras de mi madre me dieron mucha confianza en ese momento".

Zhang improvisó a veces, usando una cama de hotel como lugar de aterrizaje para ejercicios mientras se comunicaba por FaceTime con un entrenador de fuerza y acondicionamiento en los Estados Unidos.

22 de febrero: "Llegamos a América"

Zhang y su equipo llegaron a Las Vegas el sábado 22. Falló en alcanzar su fecha original de llegada por solo seis días, pero la experiencia fue mucho más que meramente unos pocos días de retraso.

Aún así, no está lista para admitir que el campamento estresante tendrá algún impacto en su desempeño en el Octágono.

"La gente no tiene idea de mi vida", indicó. "Solo podían verme viajando entre diferentes lugares como Tailandia, Abu Dhabi y Estados Unidos. Pero no tenían idea de que estuve entrenando todo el tiempo".

"He estado volando los sábados y domingos, y entrenando durante los días de semana sin descanso. Esto ha sido muy consistente. No creo que el viaje me haya impactado mucho”.

"Me siento bien física y mentalmente. Creo que todo está bien. La gente está preocupada por mí porque simplemente no conocen mi itinerario de entrenamiento. Pero creo que estaré bien, especialmente después de superar esas dificultades".

Zhang dijo que nunca le preocupó que la pelea fuera pospuesta.

"Nunca tuve esos pensamientos, porque sé que cuando las personas necesitan lograr cosas grandes, sufren enfrentando muchos desafíos", dijo. "Todos los miembros de mi equipo hicieron mucho por mí para llegar a la semana de la pelea. Nunca pensé que habría algún problema que impactara la pelea”.

"Además, mi equipo de entrenadores está aquí conmigo esta vez, así que nunca pensé que esas cosas impactarían la pelea. Todos están ansiosos por verme pelear contra Joanna. También estoy entusiasmada con la pelea. Vi la pelea de Joanna hace varios años en China cuando todavía era campeona. En ese momento, la veía pelear todos los días y siempre imaginaba pelear contra ella. Ahora llega el día. Lo espero con ansias".