<
>

Cambiaron de idea

NUEVA YORK -- Aparentemente el coqueteo entre Stephon Marbury y el club griego Olympiakos concluyó el viernes, con un nuevo giro en la historia, fresco desde Moscú.

El Olympiakos está interesado en el ex escolta de NBA Jannero Pargo, quien espera concretar su salida del Dynamo de Moscú antes de terminar el fin de semana, conforme algunas fuentes le informaron a ESPN.com. Al menos tres equipos de NBA y dos de la Euroliga estaban pujando por Pargo, cuyo valor en Europa es hasta más elevado que el de Marbury porque los equipos ya lo han visto jugar esta temporada -- y porque puede ser fichado antes de la última fecha para presentar los 16 rosters finalistas entre el lunes y el martes.

No hubo contacto entre el Olympiakos y Marbury el jueves, un día después de que el Olympiakos se contactara con los New York Knicks en un esfuerzo por encontrar un reemplazante para el estadounidense Josh Childress.

La búsqueda de Pargo fue una clara señal de que el club ya no está tan entusiasmado con Marbury, al menos hasta que se determine el nuevo empleador de Pargo.

Pargo firmó un contrato anual por 3.5 millones de dólares con el Dynamo el verano pasado, pero el club ha tenido problemas para cubrir su nómina salarial y recientemente supo que no recibiría el subsidio que esperaba de los militares rusos (el Dynamo también es conocido como el equipo del Ejército Rojo). Los problemas de financiamiento del Dynamo también podrían impactar el futuro de otro de sus grandes fichajes de la temporada baja, Bostjan Nachbar, ex alero de los Nets quien desea regresar a la NBA.

Marbury dijo que está abierto a la idea de unirse al poderoso equipo de la liga griega, pero si el Olympiakos realmente hubiera querido incorporar al exiliado armador de los Knicks, el próximo paso hubiera sido un acuerdo financiero entre las tres partes para resolver las siguientes cuestiones:

  • Las condiciones del buyout de Marbury;

  • Las condiciones del contrato de Marbury con el Olympiakos;

  • Las condiciones de la compensación que los Knicks podrían exigir para liberar a Marbury de su contrato.

    Además, a Marbury le llevaría dos días hábiles salir de waivers y no podría firmar con un equipo europeo antes de entonces -- por lo que no sería elegible para jugar en el Top-16 de la Euroliga.

    Una fuente allegada al Olympiakos le comentó a ESPN.com que los directivos del club se reunieron el jueves por la noche en Atenas para discutir la posibilidad de incorporar a Marbury y surgieron preguntas sobre su carácter y si sería una mala influencia en los vestidores de un equipo que actualmente se encuentra en el tope de la tabla de posiciones de la liga griega con una marca de 14-1, un partido por delante de sus archirrivales, el Panathinaikos (13-2).

    El Olympiakos está buscando un hombre que pueda jugar en las dos posiciones de escolta tras haber perdido a Childress por una hernia deportiva (Childress dijo en Slam Magazine que estará fuera solamente 3-4 semanas, no 6-8 como había sido reportado anteriormente). Considerando que el Olympiakos está ansioso por cubrir el hueco rápidamente, fue curioso que el club no se pusiera en contacto con el representante de Marbury el jueves después de que el club le pasara la información de contacto.

    Un allegado a la franquicia de los Knicks especuló que el club griego ya estaba poniendo a prueba a Marbury, para ver si se mostraba proactivo y él mismo se ponía en contacto con el club.

    "Escucharé lo que tengan que para decir", le comentó Marbury al New York Post en un e-mail. No respondió un mensaje que ESPN.com le dejó en su celular. "Nunca cerraré una puerta que no ha sido abierta".

    El presidente de los Knicks, Donnie Walsh, tiene la esperanza de poder sacarle provecho al contrato a expirar de Marbury con un canje antes de la fecha límite de cambios el 19 de febrero, pero el Olympiakos no está dispuesto a esperar otras cuatro o cinco semanas.

    El Olympiakos jugará una importante semifinal por la Copa Griega --torneo aparte de la Liga Griega-- este domingo y abrirá el Top 16 de la Euroliga el jueves ante AJ Milano. La Final de la Copa Griega, en la que el ganador de Olympiakos-Panionios se medirá ante el ganador de Panathinaikos-Maroussi, se jugará el 21 de febrero.

    Puede haber seis extranjeros en el roster de Euroliga del Olympiakos, pero el equipo puede usar solamente dos estadounidenses durante la temporada regular de 26 juegos de la Liga Griega, que concluirá el 29 de abril, y el Olympiakos ya tiene al ex escolta de los Milwaukee Bucks, Lynn Greer, en el roster además de Childress.

    La nota publicada en el New York Post el jueves, en la que Marbury fue citado, también presentó reportes anónimos de medios griegos según los cuales el Olympiakos estaba dispuesto a gastar 15 millones de dólares para adquirir a Marbury. Pero una fuente le comunicó a ESPN.com que el verdadero monto que el propietario del equipo, Panagiotis Angelopoulos, estaba dispuesto a invertir era apenas una fracción de aquella suma. La nómina del equipo ya supera los 40 millones -- señal del fuerte deseo que tienen los hermanos Angelopoulos de acabar con el largo derrape del Olympiakos, que lo ha dejado como un equipo de segunda categoría por debajo del Panathinaikos.

    Un vocero de la NBA dijo que la liga no permitiría que el acuerdo de buyout con los Knicks le prohíba a Marbury regresar a la NBA si, por ejemplo, solamente pasa 2-3 semanas con el Olympiakos mientras Childress se recupera y luego es cortado.

    Marbury ya ofreció reembolsar un millón de dólares, y Mike Francesa, conocido locutor de la radio WFAN, dijo que el propietario de los Knicks, James Dolan, había indicado en una conversación que dejaría ir a Marbury si éste sube su oferta a 2 millones. Marbury ha señalado que sin importar adonde juegue, quiere recuperar el dinero que reembolse en el buyout con el nuevo acuerdo para "mantenerse entero" y quedarse con la totalidad de los 20.8 millones de dólares que debería recibir de New York.

    Pero Marbury también quiere resucitar su carrera, y los Knicks tienen la palanca en este aspecto porque pueden interponerse en su camino -- especialmente si persiste el estancamiento en las negociaciones y el Olympiakos pierde interés -- negándose a liberarlo a tiempo para salir de waivers el 1° de marzo -- fecha límite para ser elegible en playoffs con otro equipo.