<
>

Fue sólo un susto

La falta flagrante de Ariza fue realmente peligrosa Getty Images

PORTLAND -- El escolta español Rudy Fernández, de los Trail Blazers, volvió al Rose Garden 48 horas después de haber sufrido la caída más espectacular y dramática desde que llegó al básquetbol profesional y reconoció que "sintió miedo".

"Cuando estaba en el suelo sentí una sensación muy extraña y me entró miedo", declaró Fernández a los periodistas antes del partido disputado por los Trail Blazers frente a los Mavericks. "Ahora si puedo decir que cada día estoy mejor".

Fernández, que tuvo que salir en camilla del campo y con un collarín en el cuello para ser ingresado en un hospital local, al final no sufrió más que una fuerte contusión en la cadera derecha y magulladuras en el pecho.

El jugador español sufrió la caída cuando se había elevado para anotar una volcada en un contraataque que montó el ataque de los Trail Blazers segundos antes de que concluyese el tercer cuarto del partido que disputaron el pasado lunes contra los Lakers y el escolta Trevor Ariza le entró fuerte.

Fernández dijo que no tenía nada que decir con relación a la falta que le hizo Ariza, pero aseguro que "no estaba enfadado".

El novato español también reconoció que no sabía cuando podría volver a entrenar, ni o jugar con el equipo.

"Mis deseos es hacerlo lo antes posible, pero en estos momentos no tengo todavía idea de cuando podré hacer ambas cosas", agregó Fernández.