<
>

Roddick y Nadal pasaron a semis

MIAMI -- Sigue siendo la gran esperanza estadounidense. Andy Roddick, el único local que arribó a cuartos de final en el Masters 1000 de Miami, volvió a ganar sin ceder un set y se metió en las semifinales tras superar al español Nicolás Almagro. Su próximo rival será otro español, Rafael Nadal, verdugo del francés Jo-Wilfried Tsonga.

Roddick, el sexto cabeza de serie, venció a Almagro (33° y último preclasificado) por 6-3 y 6-3 en la cancha central de cemento del complejo Crandon Park, en Key Biscayne.

En un duelo inédito -nunca se habían enfrentado-, el tenista de Nebraska, N° 8 del mundo, rentabilizó los errores del español para lograr este valioso éxito en una hora y 20 minutos de juego.

Roddick, que este año ya se adjudicó un título, en San José, en su país y sobre canchas rápidas, para llevar a 28 su cantidad de coronas de ATP, pretender aumentar su cosecha personal en Miami, en este torneo que se disputa en cemento y reparte 3.645.000 dólares en premios.

La pérdida del saque al inicio del partido condicionó el juego de Almagro en el primer set. Careció de opciones para romper el de Roddick y eso le costó ser presa de un rival más sólido y regular desde la base, siempre apoyado en su poderoso servicio.

Mejoró el murciano en el segundo parcial. Ofreció mayor resistencia hasta que perdió el servicio en el quinto game. A partir de ahí se hundió y el saque de Roddick hizo el resto. El anfitrión sólo tuvo nueve errores no forzados en 110 puntos y por eso logró imponerse con autoridad.

Igual, Almagro completó en Miami su mejor papel en lo que va del año. Ya había sido cuartofinalista en Acapulco, mientras que en el Abierto de Australia fue eliminado en los octavos.

De esta manera, Roddick, el ídolo por excelencia del tenis estadounidense, logró su cuarta victoria consecutiva en Miami en dos parciales. En Indian Wells, también trepó a semis sin perder un set y luego llegó a la final, pero cayó ante el croata Ivan Ljubicic.

Roddick mejoró su foja en esta temporada a 24-4 y encabeza la gira de la ATP en cantidad de triunfos individuales. Igual, su objetivo es poder ganar su primer campeonato en Miami, desde que lo hiciera en 2004.

"¿Si estoy sorprendido por mis pocos errores no forzados? Sí y no. Me sentí que jugué bastante bien. El toma muchos riesgos, así que podés mantener ese número bajo porque él es el que está siendo agresivo. Sabía que él iba a tomar riesgos. Y con ello vienen de la mano errores no forzados", aseguró el local.

"El tuvo problemas recibiendo mi saque, pero esa es parte de mi juego. No hice muchos aces, pero cada vez que saco al 70 %, me gustan mis chances en un partido", agregó Roddick.

"Me siento jugando bien en esta gira. A veces cuando no estás jugando bien, todo se siente un poco forzado. Sin embargo, en el tenis todos los días es un día nuevo", afirmó.

Y habló sobre los latinoamericanos en la zona. "Hay muchos tenistas aquí en Florida, por el clima, por la cantidad de academias y también hay una gran influencia sudamericana. Siento este lugar como casa. Casi viajamos durante todo el año. Y no importa que mi dirección postal esté en Texas. Acá tengo muchas memorias. Gané mi primer partido aquí, mi primer partido en ESPN, crecí jugando acá. Tengo grandes recuerdos", expresó el ídolo estadounidense.

"No sé qué influencia tengo en el tenis norteamericano porque no me puedo ver objetivamente. Por ende no puedo responder esa pregunta", dijo el ex N° 1 del mundo en 2003.

"Anoche estaba viendo el partido de Roger, y cuando consiguió el primer quiebre apagué el televisor. Me sorprendí al ver que había perdido", admitió Roddick sobre la caída de Federer ante el checo Tomas Berdych.

En semis, Roddick deberá jugar con Nadal (4°), quien le ganó fácil a Tsonga (8°) por 6-3 y 6-2, en el cierre de esta jornada.

Nadal ya se aseguró finalizar este torneo subiendo un lugar en el ránking y, por lo tanto, el próximo lunes aparecerá 3° en la ATP, desplazando de esa posición al escocés Andy Murray, quien defendía el título y fue eliminado en su debut por el local Mardy Fish.

Tsonga comenzó el juego en el Crandon Park en un altísimo nivel y aprovechando al máximo todos sus saques, pero no fue suficiente para un Nadal muy centrado y rápido, que se llevó el primer set sin despeinarse.

El de Manacor, recientemente semifinalista en Indian Wells, demostró que recuperó su mejor juego y no le dio opción al francés, quien lo intentó hasta el final, para llevarse el segundo y definitivo set.

Tsonga y Nadal se midieron en seis ocasiones, con marcador de 5-1 a favor del mallorquín, ex rey mundial y cuatro veces campeón de Roland Garros.

El año pasado, Nadal cayó en los cuartos de final de Miami ante el argentino Juan Martín del Potro y ya está un paso más cerca de un título que todavía no pudo conseguir en su extraordinaria carrera.