Olímpicos
EFE 1126d

Pia Sundhage cree que está llegando el fin de la superioridad alemana

RÍO DE JANEIRO -- Al entonar 'The times they are a changing', de Bob Dylan, ante un sorprendido grupo de periodistas, la seleccionadora de Suecia, Pia Sundhage, lanzó un presagio a un día de la final del fútbol femenino en los Juegos Olímpicos: está llegando al fin la supremacía de las alemanas sobre su país.

Las alemanas se han impuesto a las suecas en los tres últimos partidos en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008.

En esos tres certámenes seguidos Die Nationalmannschaf terminó con la medalla de bronce en el cuello.

"Ellas nos ganaron muchas veces. En algún momento van a perder. Espero que sea mañana", declaró Sundhage, quien llevó a Estados Unidos a la conquista de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos disputados hace ocho años en Pekín, y a los de Londres 2012.

La exfutbolista hace historia en su país al llevar a la final por el oro a las Blagult, que no han ganado una sola medalla olímpica, tras dejar en el camino a muchas de sus expupilas estadounidenses en cuartos de final, y a Brasil en semifinales.

A horas de disputar la tercera final olímpica en su carrera como entrenadora, dijo que el desafío con sus compatriotas en el estadio Maracaná es más especial que lo hecho con el equipo de las Barras y las Estrellas.

"Cuando comenzamos las eliminatorias por una plaza en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en marzo, casi nadie esperaba que estaríamos aquí", dijo tras admitir que jugaron con mucha presión porque, pese al escepticismo, después se desató el deseo de que ganaran el oro.

Sundhage no se mostró preocupada con las fuertes críticas al sistema defensivo que ha implantado.

"Es una discusión interesante, pero vamos a jugar como es necesario hacerlo para ganar y, especialmente, mañana en la final. Defensiva u ofensivamente, no importa ahora, es una discusión para el futuro", puntualizó.

^ Al Inicio ^