<
>

"Reinas del Caribe" obligadas a ir por la victoria frente a Corea del Sur

Selección Dominicana de Voleibol Femenino. Comité Olímpico Dominicano

La Selección de Voleibol Femenino de la República Dominicana busca desesperadamente obtener su primer triunfo en los Juegos Olímpicos, luego de haber sido derrotada por Serbia y Brasil en sus anteriores enfrentamientos

República Dominicana ha tenido problemas en el inicio de la competencia de voleibol femenino. Una dura derrota por parte de Serbia, tres sets frente a cero y un cerrado partido que terminó ganando Brasil, tres sets por dos, tienen al país caribeño contra las cuerdas y obligado a buscar una victoria en el compromiso de la jornada del miércoles (jueves en Japón) contra Corea del Sur.

Corea del Sur perdió su primer enfrentamiento en Tokio 2020 contra Brasil, siendo barrido tres sets por cero, pero dominó con facilidad a Kenia, barriendo al país en tres sets consecutivos.

Ambos equipos llegan con la presión de ganar el juego para poder continuar avanzando, pero las esperanzas de República Dominicana penden de un hilo, por lo que se encuentran en la obligación de llevarse la victoria.

Según el ranking de la Federación Internacional de Volleyball (FIVB por sus siglas en inglés), las dominicanas tendrían la ventaja en el partido de acuerdo a su ranking mundial (número siete), mientras que Corea del Sur se encuentra en el puesto catorce, siendo este el rival de posición más baja que han enfrentado en sus tres partidos.

Ambos equipos se enfrentaron durante la Copa Mundial de 2019, saliendo República Dominicana victoriosa en dicha ocasión, pero las coreanas también han sorprendido en el pasado, como cuando derrotaron a las “Reinas del Caribe” viniendo desde atrás en 2018, durante la Liga de Naciones.

Las dominicanas han tenido que sobreponerse a la falta de juego durante buena parte de 2020 y 2021 como consecuencia de la pandemia de COVID-19, lo cual se ha visto reflejado en la consistencia de su desempeño en las primeras fechas, por lo que las coreanas no serán un rival simple de derrotar de cara al compromiso olímpico.