<
>

El sembrador de maíz y frijol que ahora es todo un hombre récord en el atletismo

Comité Olímpico Guatemalteco

Era solo un adolescente cuando Mario Pacay descubrió su pasión por el atletismo, al ver a sus dos hermanos mayores participar en una carrera escolar. Fue en el 2014 cuando decidió competir en eventos deportivos y ahí comenzó su historia en el alto rendimiento.

“Con poco entrenamiento quedaba en los primeros tres lugares, entonces eso me motivó a seguir”, cuenta Pacay en una entrevista exclusiva con ESPN. El atleta, de 22 años, es originario Cobán, Alta Verapaz, lugar en el que se organiza uno de los medio maratones más populares del país.

Fue ese evento en el que el reconocido entrenador de atletismo, Carlos Trejo, observó su talento y decidió apostar por él. Eso sí, antes debía superar varias pruebas, la más importante: dejar su aldea y mudarse a la Capital. Pacay tenía 17 años.

Ya en la Ciudad debía correr los 5 mil metros en un tiempo menor a los 15:30 minutos. Era la primera vez que competía contra el cronometro por algo más que una medalla. “Desconocía lo que era correr en pista, desconocía muchas cosas, pero logré el tiempo que él me pidió. Lo hice en 14:56 minutos”. Pacay fue aceptado en el equipo de Trejo, que le ofreció vivienda y alimentación en la Ciudad para completar su período de prueba.

“Fue muy difícil tomar la decisión de venirme a vivir a la Ciudad de Guatemala. Mi mamá no estaba de acuerdo que saliera de la casa. Ella quería que me quedara trabajando con mi papá en la siembra de maíz y frijol, como lo hacía. Fue difícil verla triste”, recuerda el penúltimo de siete hermanos.

Los logros

Meses después Pacay fue confirmado en el grupo de atletas de Carlos Trejo y consiguió el boleto a su primera competencia internacional: los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014.

“Uno de mis sueños era subir a un avión y esa fue mi primera vez. Fue un sueño hecho realidad. Además, gané la medalla de bronce. Guatemala llevaba 60 años sin subirse al podio”. Ese fue el inicio de una carrera deportiva llena de éxitos.

En 2018 nuevamente hizo historia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, tras ganar plata en las pruebas de 5 mil y 10 mil metros. Entre ambas competencias solamente hubo 48 horas de diferencia. “Fue algo sacrificante porque no tuve tiempo para la recuperación. Lo normal es que se descanse una semana”.

En su palmarés destacan los récords nacionales de las pruebas de 5 mil metros (13:44:93 minutos), obtenido en 2018, en los 10 mil metros (28:29:50 minutos) y en los 21 kilómetros (1:03:54 horas), conseguidos en 2019.

Antes que se suspendieran los eventos deportivos por la pandemia del COVID-19, en febrero participó en la Maratón de Miami donde consiguió el tercer lugar.

La crisis ha provocado la suspensión de varios eventos en los que Pacay buscaría su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero eso no detiene su deseo de representar a Guatemala en las justas de verano.

“Estoy a 40 segundos de poder conseguirlo, pero es un cupo limitado de atletas. Entonces necesito un buen tiempo para clasificar sin preocupaciones”. Pacay esperar volver a las competencias para alcanzar su máximo sueño, el de estar en unos Juegos Olímpicos.

Por lo pronto se encuentra confinado en su hogar. Cursa el segundo año de la Licenciatura de Administración de Empresas, en la Universidad de Galileo, pero tuvo que suspender sus estudios por la mala cobertura de internet que hay en su aldea.