<
>

Sabatini, de la final del Abierto de Polo a la Villa 31

Días atrás, Gabriela Sabatini visitó a Adolfo Cambiaso en Cañuelas, donde está su búnker, para cumplir con un deseo y visitar las caballerizas del equipo de polo.

En el intercambio de recuerdos, Gaby le firmó una raqueta de obsequio a Adolfito y este le entregó una camiseta de La Dolfina con el nombre Sabatini estampado en la espalda.

En las últimas horas fue testigo de una nueva consagración (la decimoquinta) del equipo de los Cambiaso (padre e hijo) en la edición número 129 del Abierto Argentino de Polo de Palermo.

Amada en cada evento al que asista, en las últimas horas pasó por la Villa 31 para cumplir con un amigo (foto). Ella se multiplica y el mundo agradecido.