<
>

Djokovic despejó fantasmas en el debut de Roma

play
Sólido debut de Novak Djokovic en el Masters 1000 de Roma (1:07)

El serbio dejó atrás la traumática descalifiación en el US Open y demostró un gran nivel en el torneo italiano. Se impuso en sets corridos al local Salvatore Caruso (6-3 y 6-2) y avanzó a la tercera ronda. (1:07)

Novak Djokovic, número 1 del mundo y cuatro veces campeón del torneo, se estrenó en el Masters 1000 de Roma con un cómodo triunfo por 6-3 y 6-2 ante el italiano Salvatore Caruso, número 87.

El serbio, que igualó las 286 semanas al mando del ranking mundial del estadounidense Pete Sampras y que está a 24 de las 310 del suizo Roger Federer, regresó a competir en el polvo de ladrillo del Foro Itálico después de ser descalificado en el Abierto de Estados Unidos en los octavos de final contra el español Pablo Carreño Busta, por dar un involuntario pelotazo a una juez de línea.

En una cancha central sin gente, Nole necesitó una hora y 24 minutos para infligir a Caruso la segunda derrota en dos enfrentamientos, tras ganarle en Roland Garros 2019.

El serbio, que solo se cruzaría con el español Rafa Nadal, segundo favorito, en la final, no concedió bolas de rotura al italiano y aprovechó la única quiebra del primer parcial, en el octavo juego, para cerrarlo 6-3.

Caruso, que anuló una bola de partido el martes para superar al estadounidense Tennys Sandgren, compitió con compromiso, pero finalmente entregó el saque con el 1-1 en el marcador del segundo set, tras un juego que duró más de once minutos.

Desde ese momento, Djokovic impuso su superioridad y cerró el encuentro con el definitivo 6-2, manteniéndose intratable con el saque y logrando otra rotura en el séptimo juego.

Al acabar el encuentro, el serbio fue protagonista de un gesto curioso, pues envió mensajes de cariño a las gradas completamente vacías, como siempre suele hacer cuando sí hay espectadores. También escribió en la cámara un "Fuerza Roma, los echo de menos", en perfecto italiano.