<
>

De colección: todos los 6-0, 6-0 en la historia de las finales WTA

Iga Swiatek jugó una final perfecta ante Karolina Pliskova y se consagró campeona en el WTA 1000 de Roma. Pero lo particular de esta definición de título, un tanto atípica, es que el resultado fue un avasallante 6-0 y 6-0 en favor de la polaca, algo que apenas sucedió en 15 ocasiones dentro de los últimos 53 años, y en los últimos 15, solo cuatro tenistas lo lograron. Uno por uno, un repaso general.

La última vez que había sucedido algo similar fue en 2016, cuando Simona Halep borró de la pista a Anastasija Sevastova en la final de Bucarest. En ese entonces, la rumana partía como favorita al título.

Tres años antes, en Sydney, Agnieszka Radwanska hizo lo propio frente a Dominika Cibulkova. Hasta ese momento, habían pasado siete años desde la última vez que una tenista consiguió un título tras un doble 6-0, ya que en 2006, en Quebec City, Marion Bartoli había vencido de esa manera a Olga Poutchkova.

En 1993, en Auckland, Elna Reinach sorprendió a Caroline Kuhlman, en lo que fue la única vez que sucedió esto en la década de los '90.

En cambio, la década de los '80 fue escenario de varios acontecimientos de este estilo: en 1988, Steffi Graf fue la protagonista tras superar a Natalia Zvereva en Roland Garros; cuatro años antes, en Tokyo, Etsuko Inoue lo logró frente a Beth Herr; en 1982, Rina Einy lo había conseguido contra Lorrayne Gracie en Frinton, y en 1981, Judy Dalton venció a Judith Lain.

De todos modos, Dalton no fue la única en imponerse por un doble 6-0 en una final en ese año: Crhis Evert no se quedó atrás, dado que le ganó a nada más ni nada menos que Martina Navratilova. Cabe destacar que con esa victoria en Amelia, la ganadora de 18 títulos de Grand Slam lo logró por tercera vez, porque ya lo había hecho en 1974 en Indianapolis frente a Gail Benedetti y en 1973 contra Linda Tuero en Cleveland.

El torneo de Hamilton en 1972 fue testigo del gran nivel de Marilyn Pride ante Shelley Monds; en 1970 ocurrió lo mismo en Charlotte Spring, pero con Nancy Richey como protagonista contra Alena Palmeova West. La primera vez que ocurrió en la Era Abierta fue en 1968, cuando Tuero lo logró ante Lucia Gongora en Birmingham.

Así, Swiatek y su sólido tenis reactivaron esta particular estadística. Cabe destacar que la polaca persigue su próximo gran objetivo, que es defender el título en Roland Garros que ganó en 2020.