<
>

Ashleigh Barty, la N°1 del mundo que ratifica su gran momento en WTA

play
Ashleigh Barty alzó su único Wimbledon en 2021 (5:10)

La 1ª del mundo persistió y le ganó a Karolina Pliskova por 6-3, 6-7 (4) y 6-3 para reafirmar su liderazgo en el circuito. (5:10)

Ashleigh Barty (1ª) es la flamante campeona de Wimbledon. Un título que llegó luego de superar en una árdua batalla a Karolina Pliskova (13ª) con un 6-3, 6-7 (4) y 6-3 y que sin dudas trae varias cuestiones aparejadas: desde su sueño de la infancia de conseguir este logro, hasta convertirse en la tenista líder e indiscutible en WTA.

"Ganar Wimbledon era un sueño que tenía desde mi infancia", comentó apenas después de que dejaba su raqueta, la raqueta campeona, en el bolso. Un sueño que había empezado hace 10 años, cuando fue campeona en Junior, y ahora hecho realidad.

Dos años atrás, más precisamente en junio, la australiana daba el primer gran salto: conquistaba Roland Garros, su primer Grand Slam, y tiempo después llegaría a la cima del tenis femenino. Entre medio, Naomi Osaka (2ª) también la alternó por un tiempo como tenista líder.

A partir de ese entonces, justo luego de haber cumplido uno de sus máximos objetivos, aparecieron las lesiones. En algunos torneos sí, en otros no, la cuestión es que Barty estuvo en gran parte del 2019 y hasta el momento condicionada por diferentes molestias físicas.

Aún así, nada impidió que desde septiembre de 2019, la tenista de 25 años sea la indiscutible referente en WTA. En 2021, ya acumula cuatro títulos: primero en Melbourne II, en donde venció en la final a Garbiñe Muguruza (12ª); luego, en el Masters 1000 de Miami, cuya final le ganó a Bianca Andreescu (7ª); y por último en Stuttgart, tras vencer a Aryna Sabalenka (4ª). Y ahora, claro, Wimbledon.

Además, se convirtió en la primera australiana en obtener Wimbledon en 41 años, desde que Evonne Goolagong superó a Chris Evert en 1980. En total, son 12 las consagraciones que acumula en su carrera y todo indica que está en la cresta de su prominente carrera