<
>

Vajda, sobre los jugadores: "La prensa los confunde y les hace estar en contra de Djokovic"

Después de días de mucha incertidumbre, audiencia y discusiones que culminaron con la deportación de Novak Djokovic de Australia, el torneo ha comenzado y las cuestiones extra-tenísticas han dejado de tener protagonismo. Sin embargo Marian Vajda, uno de los entrenadores del serbio, que no ha viajado al país oceánico, rompió el silencio, habló de cuánto sufrió su dirigido y de la importancia de los medios en todo lo que ha sucedido.

"Todavía no entiendo por qué le han hecho esto a él. Llevo bastante tiempo sin asimilar esta injusticia. Además, la prensa es una de las mayores culpables por manipular la información, y en Australia en particular han tomado una actitud constante contra Novak. No quiero ni pensar en cómo habría lidiado mentalmente con eso si yo hubiese estado allí. Todo el mundo sabe que él había viajado con un único objetivo: jugar en el primer Grand Slam del año y defender el título", contó Vajda, desde su residencia en Bratislava, para el medio Sport.sk.

El gran acompañante del 20 veces campeón de Grand Slam admitió que para él la situación también fue difícil y shockeante, más allá de que mantenía contacto vía mensaje con Djokovic. "Ha sido un proceso político. Definitivamente tendrá consecuencias significativas, va a ser muy complicado volver a hablar o repasar todo esto. Vivió, además, una invasión de su privacidad, al igual que su familia", añadió, en la misma línea.

Por lo menos en lo público y en redes sociales, pocos tenistas opinaron sobre el caso Djokovic ni de su deportación final. Vajda expone el porqué: "En ningún sitio puedes leer sobre todas las noches que Novak se ha pasado en el ordenador, debatiendo con muchos jugadores sobre sus condiciones en el circuito, cómo les puede ayudar y qué puede hacer con ellos. Durante toda la pandemia, él ha luchado por ellos. También tengo la sensación de que muchos jugadores no tienen suficientes fuentes de información, porque la prensa los confunde y les hace estar en contra de Djokovic", reflexionó el eslovaco, que también se mostró, por otro lado, muy disconforme con las medidas de Francia, que en los últimos días anunció que no se podrá ingresar al país sin estar vacunado. Esto atentaría contra la participación del N°1 en Roland Garros.

Por último, no dudó y dejó en clara la situación actual del serbio: "Está muy claro que esto le ha afectado mentalmente, que le va a doler durante bastante tiempo y que va a ser difícil que pueda quitárselo de la cabeza. Sin embargo, conozco a mi pupilo muy bien. Novak es fuerte, firme y todavía no ha dicho su última palabra en el mundo del tenis".