<
>

Nadal, sobre el caso Zverev: "Se tiene que parar un poco con este tipo de actitudes"

Rafael Nadal no le esquivó a la descalificación de Alexander Zverev en el ATP 500 de Acapulco y manifestó que la reacción del alemán no fue para nada correcta pero que a su vez, haciendo hincapié en que es un mal ejemplo para los niños y lo amantes del deporte, entiende la frustración que se puede sufrir en cancha, aunque aseguró que la decisión de las autoridades fue acertada.

"Es un acto desafortunado, sin ninguna duda. Lo siento por él, primero, tengo una buena relación con Alexander. Se merece la sanción, porque no se puede actuar de esa manera. Él es consciente de ello; ojalá que esto sirva de aprendizaje para él y otros jóvenes que a veces pierden un poquito los nervios en la pista. Al final es lógico que la organización que rige nuestro deporte se haga respetar y haga respetar a los jueces de silla. Al final se tiene que parar un poco con este tipo de actitudes que cada vez se ponen un poquito más de moda", explicó el N°4 del mundo, luego de alcanzar el mejor inicio de temporada de su carrera, sobre lo sucedido.

En la misma linea Nadal, que durante toda su trayectoria se ha destacado por su deportividad, insistió: "Yo entiendo la frustración, entiendo que en un arrebato se pueda romper una raqueta; no lo critico más de la cuenta. No me gusta, porque he sido educado de otra manera. Lo entiendo, pero faltar el respeto de manera desmedida a jueces de silla pues sí que ya es otro mundo. Ahí sí la organización se tiene que hacer fuerte. La imagen de ayer de Alexander ya está en el mundo y a día de hoy todo corre como la pólvora. Al final hay millones de niños, sobre todo, que están desarrollando su actitud y al final nosotros un mínimo de ejemplo tenemos que intentar ser".

La crítica hacia Zverev -que golpeó varias veces la silla del umpire- fue más que clara y su postura de repudiar los actos del alemán pidiendo "límites" fue firme. Sin embargo, le dio un voto de confianza de acá a futuro: "He leído el comunicado que ha hecho y refleja todo muy bien: es un paso positivo hacia adelante que lo reconozca, que se disculpe y que piense que eso va a servir para no volver a hacerlo. Le deseo lo mejor, ojalá que lo podamos ver pronto en la pista. Lo que ha hecho Sascha es un excepción que no acostumbra a hacer, con lo cual todo el mundo puede cometer errores y hay que perdonarles sin ninguna duda. Estoy seguro de que va a aprender y que va a mejorar en ese sentido para que no se repita.

A modo de cierre y ante la pregunta sobre cuál debería ser la sanción, Nadal aclaró que él no se considera el indicado para decir qué se debería hacer en estos casos y le deseo lo mejor a Zverev para que su vuelta al circuito se dé en el corto plazo.