Volver
Klay Thompson, infalible desde la esquina