Volver
Kawhi Leonard mandó en casa y castigó a Donovan Mitchell