<
>

Continúa la maldición para UFC 223 tras incidente de McGregor

play
Dana White: 'Esto no fue planeado' (0:38)

El presidente de UFC, Dana White, aseguró que lo que sucedió con McGregor fue muy vergonzoso para el deporte. (0:38)

Luego del ataque realizado por el multicampeón del UFC, Conor McGregor, contra los autobuses que transportaban a peleadores luego del Día de Medios en el Barclays Center, la empresa no sólo ha cancelado tres combates sino que está en riesgo de quedarse sin su evento principal.

McGregor lanzó objetos hacia el autobús de los peleadores quebrando algunos cristales que terminaron lesionando a Ray Borg y Michael Chiesa, quienes fueron declarados no aptos para pelear contra el mexicano Brandon Moreno y Anthony Pettis, respectivamente.

Artem Lobov, programado para enfrentar a Alex Caceres, también fue retirado de la cartelera por su participación en los disturbios.

Sin embargo, los problemas con la cartelera comenzaron días atrás cuando Tony Ferguson fue obligado a retirarse del esperado combate contra Khabib Nurmagomedov por una lesión en la rodilla. Max Holloway, campeón de peso pluma, aceptó el combate con corto aviso pero este viernes se determinó que no podía alcanzar el límite de las 155 libras de manera segura y se retiró del evento.

UFC esperaba utilizar a Pettis como rival de emergencia para Nurmagomedov luego que en el pesaje marcó 155.2 libras. De acuerdo a las reglas de la comisión atlética de New York, Pettis tenía dos horas para bajar esas .2 libras para el combate pero posteriormente se anuló esa posibilidad.

Finalmente, Paul Felder, quien llegó al peso de 155 libras, buscó enfrentar a Nurmagomedov, pero la comisión rechazó la pelea debido a que Felder, quien viene de tres victorias consecutivas por nocaut, no se encuentra entre los peleadores clasificados del UFC.

En caso de no encontrar un rival para Nurmagomedov, la pelea de revancha por el título paja femenil entre Rose Namajunas y Joanna Jedrzejczyk sería el evento principal de la noche.