<
>

Clippers abusan de unos Cavs sin James, Irving y Love

play
Griffin supera con el dunk a dos defensores (0:22)

Cavaliers 31- 47 Clippers (2Q). (0:22)

LOS ÁNGELES — No corren buenos tiempos para LA Clippers. El pesimismo fue notable antes de la victoria ante Cleveland Cavaliers (108-78) debido a una temporada marcada por las lesiones y la irregularidad.

Las alarmas saltaron después de ocho derrotas en los últimos 13 partidos, una cifra que les colocó en la sexta plaza de la Conferencia Oeste. A falta de 12 encuentros, los angelinos no tienen margen de error si quieren evitar a un rival como Houston Rockets o San Antonio Spurs en la primera ronda de los Playoffs.

El que LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love no estuvieran presentes en la cita de este sábado dio oxígeno a unos Clippers necesitados de buen juego y mejores resultados.

“Esas cosas pasan, los calendarios son una locura, fue un marzo loco. Nosotros queremos ganar de cualquier manera”, afirmó un Blake Griffin (23 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias) satisfecho con la labor de su equipo, sobre todo en la defensa en transición, uno de los puntos en los que los Clips se mostraron menos consistentes en los últimos partidos.

De esta manera, los pupilos de Doc Rivers le dieron el segundo peor correctivo que los Cavaliers recibieron esta temporada tras endosarles una diferencia de 30 puntos. El peor fueron los 35 que recibieron el 16 de enero por parte de Golden State Warriors, claro, que en aquella ocasión si estuvieron presentes los componentes del ‘Big Three’ de Cleveland.

Los Cavaliers no lograron atar la clasificación a la postemporada en el Staples Center. Les hacía falta una victoria y que los Milwaukee Bucks perdieran ante los Warriors. El primero de los supuestos no se cumplió y tendrán que esperar al domingo para certificar su pase. Tyronn Lue sacrificó el resultado para liberar a LeBron. La razón por la que no jugó fue porque Irving aún sentía molestias en la rodilla tras el encuentro del jueves ante Utah Jazz, y Love descansará dos o tres partidos siempre que juegue uno para llegar sin sobresaltos a la postemporada. De la ecuación fue necesario eliminar a James, a quien el coach no quiso dejar solo ante el peligro.

“Quiere jugar”, afirmó Lue antes de la cita. “Estada enfadado, pero pensé que era la decisión correcta. No el salir a aguantar toda la carga por su cuenta y jugar más minutos. Creo que si recuperamos a los dos mañana y estamos en la misma página será bueno para nosotros”, destacó.

A LeBron la decisión no le gustó y su gesto al entrar en el estadio fue inequívoco. Con él su equipo gana, algo que no sucede cuando no está presente. De los seis partidos que se ha perdido esta campaña, los Cavaliers no lograron vencer en ninguna ocasión. Los aficionados tampoco acogieron de buen agrado la ausencia de la estrella y en un momento del partido no dudaron en mostrar su opinión:

“¡Queremos a LeBron! ¡Queremos a LeBron!”, insistieron.

Pero ni LeBron, ni victoria. Incluso Chris Paul se pudo permitir el lujo de jugar uno de sus peores partidos de la temporada con un balance cinco puntos anotados desde la línea tras alcanzar un balance de 0-de-8 en tiros de campo (0-de-5 en triples). Claro, que con unos Cavaliers que por primera vea en toda la campaña no fueron capaces de superar los 78 puntos, el impacto no se notó tanto. De hecho tanto Griffin como Paul y DeAndre Jordan (13 puntos y 17 rebotes) descansaron durante todo el último periodo.

Los Cavaliers se medirán a Los Angeles Lakers el domingo y, según confirmó Lue, James e Irving jugarán seguro, y es probable que Love también. En la actualidad se encuentran a un partido y medio de Boston Celtics, que les pisan los talones para alcanzar la primera posición de la Conferencia Este. El conjunto de Ohio cayó en cinco de sus últimos ocho encuentros.

Los Clippers aguantaron en la sexta plaza y continúan a medio partido de Oklahoma City Thunder para recuperar la quinta posición, mientras que Memphis Grizzlies se encuentra justo detrás a dos partidos de distancia.