<
>

Las características de los mejores "viejitos" crean al veterano perfecto de la NBA

play
Parker y Gasol en sincronía para el layup (0:23)

Jazz 29, Spurs 35 (2Q) (0:23)

Roger Federer y Tom Brady nos malacostumbraron. Federer está jugando el mejor tenis de su vida a los 35 años de edad y está arrasando este año como ganador del Abierto de Australia y los Masters 1000 de Indian Wells y Miami. El otro está por cumplir los 40, pero sigue siendo considerado el mejor quarterback de la NFL y acaba de concretar la mayor remontada del Super Bowl con la vitalidad de un joven de 29.

Ellos son fenómenos, alienígenas que desobedecen al rigor del paso del tiempo y se esmeran por no terminar como Tony Romo, el mariscal de campo de los Dallas Cowboys que estaría por retirarse del fútbol americano a los 36 tras seguir un camino mucho más convencional: Una década de gloria proseguida por lesiones que lo disminuyen hasta forzarlo a dar un paso al costado.

La contradicción de estos tres casos me hizo pensar en la longevidad del basquetbolista y su capacidad para contribuir más allá de los 35 años, el equivalente de la jubilación deportiva para la gran mayoría de ellos, así que decidí reunir las mejores características de diferentes atletas que tienen 35 años o más en la actualidad para así crear al “jugador franquicia” veterano que sería perfecto en la NBA.

Digamos que sería como un app de tu teléfono y el juego se llama “Construye a tu Campeón Ideal” con el ADN de los mejores decanos del deporte mundial.

Sin más preámbulos, sean testigos de mi más gloriosa creación virtual: Eddy Curry. Mentira, llamémoslo…Magic Jordan.

INGREDIENTE 1: LA FINEZA DE FEDERER

Magic será poesía en movimiento y emularía lo que ese revés a una mano del 18 veces ganador de un Grand Slam genera en un oponente.

No parece gran cosa a simple vista, el esfuerzo es mínimo y la coordinación es sutil, pero tarde o temprano te termina dejando en ridículo y te preguntas que pasó en esa fracción de segundo que te puso de rodillas ante la genialidad suprema.

INGREDIENTE 2: LA ANTICIPACIÓN DE BRADY

Magic Jordan es un gran generador de juego que siempre está un paso por delante del resto cuando se trata de crear situaciones propicias para anotar. Se podría decir que él es el sucesor de LeBron James, quien a sus 32 años no está muy lejos de unirse al club de los veteranos incansables. LeBron siempre ve caminos a la canasta que para otros son inexistentes.

Lo mismo sucede con Brady, autor de la cuarta mayor cantidad de touchdowns en la historia de la NFL con 456, incluyendo 27 acompañados por apenas dos intercepciones en una campaña digna de MVP en el 2016.

Brady no tiene un brazo híper potente como el de Matthew Stafford o la agilidad de Colin Kaepernick, pero lo que él hace mejor que nadie es dejar a los linieros defensivos desairados al librarse del balón en un santiamén. En el 2015, solamente Andy

Dalton contaba con un tiempo más rápido que los 2.26 segundos entre recepción de balón y pase. Contra los Cleveland Browns la temporada pasada, ese número se redujo a un minúsculo 1.95 segundos.

Eso significa que a veces su receptor todavía está marcado cuando la pelota está en el aire, pero aun así su porcentaje de efectividad es del 75 por ciento de pases completados como consecuencia de saber exactamente donde y cuando su blanco estará en todo momento.

Magic hará lo mismo al atraer dos o tres marcadores saliendo en velocidad de contrataque para luego encontrar a su compañero libre y listo para encestar un triple antes de que la defensa sepa que sucedió.

INGREDIENTE 3: LA PRESENCIA EN EL POSTE BAJO DE PAU GASOL

El pivot de 36 años encaja como anillo al dedo en los San Antonio Spurs y sueña con obtener su tercer anillo de campeón este año.

El mayor de los Gasol no es uno de esos veteranos que se estacionan al final del banco de suplentes para simplemente formar parte del viaje jugando cinco minutos por partido, sino que disputó 39 de sus 59 compromisos con el conjunto tejano como titular promediando 25,6 minutos en cancha por encuentro.

Su versatilidad es vital para los Spurs, ya que él puede volcar el balón con autoridad, engañarte con una finta y matarte con un tiro con salto…

O asistir a su compañero como si tuviese ojos en la espalda.

Repertorio completito para Magic Jordan.

INGREDIENTE 4: LA CREATIVIDAD DE FRANCESCO TOTTI

Totti es un ídolo eterno de la Roma y la selección de Italia que sigue vigente a los 40 años derrochando talento por las canchas del Calcio con la número 10 en la espalda (ese será el número de Magic Jordan) y 256 goles en 610 partidos con una sola camiseta.

Su compañero Radja Nainggolan lo denominó “el Federer del fútbol”, ya que su visión de juego no cuenta con un paralelo alguno. Actualmente vivimos en una época en la que el jugador corre más que la pelota, pero Totti hace lo inverso y eso lo convierte en un unicornio del fútbol mundial.

Magic Jordan hará lo mismo. Pasará de ser ídolo a leyenda para luego formar parte de la mitología de la NBA.

INGREDIENTE 5: LA VALENTÍA Y EL ARROJO DE MANU GINÓBILI Y UDONIS HASLEM

Por último, yo quiero que Magic Jordan cuente con el atrevimiento de un veterano de mil batallas como Manu Ginóbili y ataque al aro con impunidad y sin respeto a los grandotes que se interponen en su camino.

Y que además no se deje intimidar por el rival sin importar su talla o reputación como Udonis Haslem, un referente del Miami Heat que no fue seleccionado en el Draft pero sí se convirtió en ídolo de la franquicia del Sur de la Florida desde el 2003 hasta ahora.

Cuando hasta Shaquille O’Neal te agradece en la ceremonia del retiro de su número en Miami, Magic Jordan contará con una característica invaluable.

Federer, Brady, Pau Gasol, Totti, Ginóbili y Haslem. Entre todos ellos conforman al veterano perfecto de 35 años o más. Indestructible e imparable en la mejor liga de básquetbol del planeta.