<
>

Chris Paul: 'No había estado así de emocionado con el básquetbol en buen tiempo'

play
Harden, Paul y la era de compartir el balón (1:44)

Una de las interrogantes de la llegada del exjugador de Los Clippers, será su integración con James Harden. (1:44)

HOUSTON - Chris Paul, después de escuchar las preguntas sobre cómo encajaría con James Harden en una línea trasera de jugadores de elite, dominantes del balón, habló con humor el viernes por la tarde durante su conferencia introductoria con los Houston Rockets.

Al preguntársele qué escuchó de Harden que le ayudó a convencerlo de que se uniera a los Rockets, Paul bromeó: "Había un balón en la sala, y estábamos luchándolo".

"En serio, hablamos sobre el objetivo final, y es ganar [un título]", dijo Paul, nueve veces All-Star, después de que la risa se apagara. "Ninguno de nosotros ha tenido la oportunidad de hacerlo. Hablamos sobre lo bien que se sentiría. Probablemente es lo que más me entusiasma, es estar en este viaje con alguien que lo quiere tanto como yo".

"No se trata de que venga aquí solo para ayudarlo, él va a ayudarme. Nos vamos a ayudar, vamos a ayudar a este equipo a llegar a donde queremos estar".

Aún con todos los logros individuales de Paul, todavía no ha avanzado más allá de la segunda ronda de los playoffs. Su deseo competitivo jugó un papel importante en la su decisión de dejar a los LA Clippers después de seis temporadas.

Paul fue enviado a los Rockets en un mega cambio el 28 de junio después de que le dejó claro a la gerencia de Clippers que no ejercería la opción de la última temporada de su contrato y firmaría con Houston en la agencia libre si Los Ángeles no ejecutaba un cambio.

La jugada empareja a dos de los principales iniciadores de pick-and-roll y orquestradores ofensivos de la NBA. También significa que Paul y Harden, el finalista de JMV después de promediar 29.1 puntos y 11,.2 asistencias por juego en su primera temporada como armador bajo el entrenador Mike D'Antoni, tendrán que averiguar cómo comparten responsabilidades de armar juego y cada uno probablemente jugará sin la pelota más que en el pasado.

"Definitivamente va a ser un ajuste, pero estoy entusiasmado", dijo Paul, de 32 años, que promedió 18.1 puntos y 9.2 asistencias la temporada pasada, cifra apenas al margen de sus normas de carrera. "Estoy realmente entusiasmado con eso. Es el problema del entrenador aquí, determinar eso. Creo que el entrenador lo dijo: cuando quieres ganar, harás lo que sea necesario. Sé que James tiene eso, sé que yo lo tengo. Quienquiera que esté en nuestro vestuario desde el día 1, vamos a hablar de sacrificar y hacer lo que haya que hacer para ayudarnos a ganar".

Harden, hablando ante su campamento en el área de Phoenix, dijo que no esperaba tener que hacer cambios importantes en su juego para jugar con Paul.

"Se agregó otro talentoso futuro Salón de la Fama, y cuando tienes gran talento y gran coeficiente intelectual a tu alrededor, es más fácil para ti y tus compañeros", dijo Harden. "Obviamente todos sabemos lo inteligente que es. Él ve las cosas antes de que sucedan, y cuando tienes un tipo como ese en tu equipo te hace subir el juego aún más".

"Vamos a resolver las cosas, pero eso no me detiene por la noche. Si me quedo despierto por la noche, es porque estoy emocionado, no porque tenga que preocuparme por nada."

Mike D'Antoni, sobre cómo jugarán Paul y Harden

Como dijo Paul, "se trata de ganar" en este momento de su carrera, sobre todo después de que la era de Clippers 'Lob City' terminara sin el tipo de éxito de postemporada que muchos esperaban cuando fue cambiado a Los Ángeles y se unió a Blake Griffin.

Harden, quien junto con los ex compañeros de equipo de Paul en los New Orleans Hornets, Trevor Ariza y Bobby Brown, reclutó a Paul, ha conversado con su nueva coestrella todos los días desde el cambio con los Clippers. Fueron parte de un grupo de Rockets que trabajaron juntos la semana pasada en Las Vegas, alimentando la anticipación de Paul para la temporada.

"No había estado así de emocionado con el básquetbol en buen tiempo, para decirte la verdad", dijo Paul. "Es un nuevo comienzo, es un fresco comienzo y el momento no podría ser mejor para mí, junto con James".

D'Antoni, quien señaló que Paul tendría la luz verde para tomar los disparos de media distancia que los Rockets normalmente evitan debido a su eficiencia en esa área, minimizó la dificultad de hacer el clic dinámico de Harden-Paul.

"Tenemos uno de los mejores dúos de armadores de la liga el año pasado, si no el mejor", dijo D'Antoni, quien ganó el premio al Entrenador del Año después de que los Rockets ganaron 55 partidos y clasificaron segundo en la liga en eficiencia ofensiva (111.8 puntos por cada 100 posesiones) la temporada pasada. "Ellos jugarán el uno con el otro. Ambos pueden lanzar, pueden hacer todo. Así que es fácil. Y correremos lo que ejecutamos, y luego ajustaremos según conocemos los juegos del otro y cómo es la adaptación entre los jugadores".

"Vamos a resolver las cosas, pero eso no me detiene por la noche. Si me quedo despierto por la noche, es porque estoy emocionado, no porque tenga que preocuparme por nada".

El gerente general de los Rockets, Daryl Morey, prometió después de la salida de Houston en la segunda ronda a manos de los San Antonio Spurs -cuando Harden pareció cansado al final de una derrota en tiempo extra en el Juego 5 y durante una miserable actuación en un partido 6- que aliviaría la carga de su superestrella esta temporada baja. Él está seguro de que la adquisición de Paul ayuda a empujar a los Rockets al nivel de los contendientes legítimos.

"Este es un momento en el que nuestra organización entera ha estado trabajando para regresar a un campeonato", dijo Morey. "Realmente pensamos que este histórico emparejamiento de Chris Paul con James Harden y los grandes jugadores que tenemos a su alrededor es uno que realmente nos da una oportunidad increíble de volver y conseguir nuestro tercer campeonato. Digo emparejamiento histórico porque nadie ha juntado nunca dos jugadores de esa inteligencia, de este complemento, especialmente a dos de los mejores pasadores de la historia de la NBA, en un equipo".

Josh Weinfuss, de ESPN, contribuyó en este reporte.