<
>

Durant autocrítico consigo mismo tras expulsión en Nueva Orleans

play
Disputa verbal conlleva a la expulsión de Durant y Cousins (0:50)

Ambos tuvieron que ser separados por sus compañeros de equipo, entrenadores y oficiales, cuando apenas faltaba un minuto y catorce segundos de partido. (0:50)

NEW ORLEANS – Kevin Durant, quien fue expulsado junto a DeMarcus Cousins durante la victoria de los Golden State Warriors sobre los New Orleans Pelicans por 125-115 y fue muy crítico con la decisión de los árbitros, pero también se mostró arrepentido por la secuencia que lo llevó a eso. Cousins, por su parte, no habló con la prensa.

Ambos jugadores habían recibido una falta técnica más temprano en el partido y empezaron a discutir cuando quedaba un minuto y 14 segundos en el partido mientras sus compañeros se vieron obligados a separarlos.

“Yo pensé que ellos nos expulsaron bastante rápido, para serte honesto”, Durant dijo sobre su tercera expulsión en los últimos 18 juegos.

“Nosotros nos encaramos, pero simplemente es así, ¿sabes a lo que me refiero? Estamos sobre el final del partido. Cada vez que me expulsan yo me aseguro de que es sobre el final del partido. Yo no me equivoco de esa manera en el primer o segundo cuarto -- me aseguro de que sea sobre el final si quiero hacer algo.

“Yo debo estar más concentrado y calmado”, agregó Durant. “Yo no puedo dejar que nadie me saque de mis casillas. He estado en la liga por demasiado tiempo. Especialmente con alguien como Cousins, nosotros sabemos que él es rudo, sabemos que él es sensible. Él es como es, y yo debo ser yo”. Steve Kerr, entrenador de los Warriors, dijo que él quiere que su equipo despliegue más serenidad después de ser testigo de otra victoria “caótica” que incluyó otra falta técnica para Draymond Green en el primer cuarto.

“Si, absolutamente excesivas”, Kerr dijo refiriéndose a las actividades extracurriculares dentro de la duela.

“Nosotros no estamos demostrando calma. Somos los campeones. Nosotros debemos ser serenos y ejecutar nuestras jugadas. Pero estamos dejándonos guiar demasiado por nuestras emociones, incluyéndome a mí mismo. Yo también debo mejorar en ello. Debemos demostrar más serenidad cuando las cosas no nos estén saliendo como queremos, dejar de preocuparnos por todo lo demás y solo enfocarnos en el partido”.

Kerr dijo que la calma será un tema de discusión para el equipo esta semana. T

“Yo no dije nada antes del juego”, Kerr declaró. “Quizás debí haberlo hecho. Pero sí, definitivamente vamos a hablar al respecto durante los próximos días.

Durant reconoció que él debe mirarse al espejo y estar más tranquilo.

“Nosotros nos ganamos un par de faltas técnicas temprano en el partido simplemente discutiendo con los referís”, dijo Durant. “Yo pienso que eso nos descolocó un poco. Debemos mantener la calma en esas situaciones, y yo no me puedo involucrar en ese tipo de cosas. Yo simplemente debo seguir concentrado en el partido, lo más importante de todo. Yo no voy a pelear con nadie”. Durant dejó bien claro que él no quiere saber nada con las consecuencias que podrían llegar a acarrear potenciales discusiones con rivales o árbitros en el futuro. Él sabe que necesita tener la cabeza fría cuando más lo necesita.

“Yo no me quiero lesionar”, él dijo.

“Yo no quiero ser suspendido. Me encanta jugar. Me encanta ganar dinero para mi familia. Así que no estoy intentando ser suspendido, no estoy intentando iniciar peleas con nadie. Nadie va a pelear dentro de la cancha. Nadie en la NBA va a lanzar golpes de puño. Nosotros simplemente estamos hablando, enfrascados en todo. Es una conversación en caliente, dijimos lo que teníamos que decirnos y seguimos cada uno por su lado. Si la situación empeora, contamos con tanta gente que puede interponerse entre nosotros y evitar que hagamos algo estúpido, porque somos adultos y no queremos meternos en nada. Es lo que es; los dos vamos a defendernos, y eso fue lo que sucedió”.

David West, veterano de los Warriors, pensó que su equipo se manejó bien durante un partido duro que incluyó a los Pelicans ganando por 69-49 al descanso.

“Nosotros no provocamos”, dijo West. “Generalmente es el otro equipo, nosotros sabemos que todos van a jugar al máximo contra nosotros. A veces no puedes aguantar más después de que te dicen esto y lo otro. De vuelta, yo no pienso que nosotros somos los que empezamos la riña de verdad. Nosotros jugamos con mucha pasión junto a la intención leal de jugar bien. Pero nosotros nos vamos a defender y responder.

Green, otro líder emocional de los Warriors, sabe que su equipo permanecerá unido pase lo que pase.

“Mi mama siempre me dijo que debo apoyar a un hermano si le sucede algo, pase lo que pase”, dijo Green. “Yo estaría ahí por mi hermano. Siempre lo he hecho, así me criaron, así que yo entiendo que voy a defender a mi hermano”.