<
>

Warriors marcan la pauta en la NBA con su versatilidad ofensiva

play
Warriors llegan a 18 triunfos en visita a Miami (0:55)

Stephen Curry aportó 30 puntos, de los 123 de su equipo, a pesar de una molestia en su mano derecha. (0:55)

Es normal que el campeón marque la moda, que sea el ejemplo a seguir y (casi) todos quieran emular su receta para obtener el anillo tan preciado al final de la temporada, pero el caso de los Golden State Warriors es el más peculiar de los últimos tiempos.

Los dirigidos por Steve Kerr podrán parecer un quinteto de bombarderos que intenta triple tras triple y simplemente cuenta con los mejores tiradores del planeta en su plantel. Eso es verdad, pero solo hasta un cierto punto. Stephen Curry y Klay Thompson son dos de los cinco “tripleros” más frecuentes de la liga, pero también son los únicos Warriors que residen en el Top 40 de la liga en el rubro de triples intentados esta temporada. Kevin Durant los sigue de lejos en el puesto número 47.

La explicación detrás de ello es bastante simple y reside en el hecho de que la ofensiva de Golden State es menos arte de guerra y más ballet sincronizado con cortinas improvisadas y jugadas espontaneas que se presentan basadas en lo que cada defensa rival te facilita en cada posesión.

Es por eso que, por ejemplo, un equipo como el Miami Heat pasa de largo bandejas accesibles al penetrar la zona pintada e intenta la cuarta mayor cantidad de triples en la NBA mientras reside al borde de ser uno de los 10 equipos menos efectivos en ese aspecto. En cambio, los Warriors son octavos en triples intentados por partido pero nadie acaricia la red con más frecuencia que ellos.

No estoy por descubrir la pólvora al decirte que la calidad es mejor que la cantidad, pero permíteme demostrarte como los tricampeones de la Conferencia Oeste y ganadores de dos de los últimos tres títulos llevan a ese concepto a otro nivel.

EL ARTE OFENSIVO DE LOS WARRIORS

Porcentaje de efectividad desde 0-8 pies (Fuente: NBA.com/Stats)

play
0:25

Curry hace compatibles, la magia y el baloncesto

Goran Dragic quedó indefenso ante las habilidades del base de los Warriors.

1. Cleveland Cavaliers (66.1%)

2. Golden State Warriors (65.8%)

3. Toronto Raptors (62.7%)

4. Houston Rockets (62.4%)

Fíjense como los dos integrantes de las últimas tres Finales son los que atacan al aro de manera más efectiva. Los Cavs cuentan con una locomotora como LeBron James, mientras que los Warriors son como una navaja suiza.

El mejor ejemplo de ello es el partido que los Warriors ganaron el lunes pasado contra los New Orleans Pelicans por 125-115, remontando una desventaja de 21 puntos al descanso. Si, ellos encestaron 16 de 33 triples, pero los espacios generados por su pericia desde afuera les permitió concretar 22 de sus 36 intentos en la zona pintada.

En comparación, los Pelicans intentaron más triples (16 de 39) y fueron menos efectivos cerca del aro (25 de 45).

Los Phoenix Suns, por otro lado, van antepenúltimos en el Oeste porque no encuentran un balance. Ellos intentan más tiros desde cero a ocho pies de distancia que cualquier otro equipo de la NBA, pero su porcentaje de efectividad del 54.6 por ciento es el quinto peor de todos. Los Suns van anteúltimos en porcentaje de triples encestados, y cuando no cuentas con esa amenaza los rivales embotellarán la zona pintada para evitar que puedas anotar con consistencia.

Porcentaje de efectividad desde 16-24 pies

1. Golden State Warriors (50.2%)

2. Orlando Magic (45.2%)

3. Indiana Pacers (44.3%)

4. Boston Celtics (44.1%)

El doble desde media distancia que solía ser una estampa del básquetbol hasta hace menos de una década ahora tiene mala fama, pero los Warriors entendieron que no es desde donde los tomas, sino que como lo haces. Por algo ellos son los únicos que llegan al 50 por ciento de efectividad.

Se trata de las cortinas, más que nada.

Equipos como los Raptors y los Rockets, dos de las cinco franquicias que mejor atacan al aro, también son las dos que menos toman tiros de este tipo cada 48 minutos. Eso se debe a que jugadores como James Harden y Chris Paul en Houston y DeMar DeRozan y Kyle Lowry en Toronto no cuentan con un experto en interponerse entre el rival y su compañero como Draymond Green.

Green es el que posibilita que sus compadres queden más solos que Tom Hanks en “Náufrago” para que luego el equipo rival deba elegir una de dos opciones, cada una peor que la otra: 1) Intentas sobreponerte a la pantalla y dejas que Green encare hacia el aro en el “pick and roll”. 2) Te quedas por debajo de la cortina y esperas a que el tirador se erre su intento.

Los Celtics optaron por lo segundo en el video de arriba, y lo único que pudieron hacer es ver como Durant los castigaba por ello.

Porcentaje de efectividad desde 24 pies o más

play
0:28

Curry roba y marca su sello en el perímetro

NBA. Orlando Magic vs Golden State Warriors

1. Golden State Warriors (40.5%)

2. Indiana Pacers (40.2%)

3. Utah Jazz (38.8%)

4. Sacramento Kings (38.7%)

La jugada del video de esta categoría me encanta por varias razones, desde el robo en defensa hasta la ejecución con timing de relojito suizo sobre el final del primer cuarto, pero la principal es como Stephen Curry manejó el contragolpe con parsimonia y tranquilidad mientras Aaron Gordon lo intentaba contener claramente aterrorizado por lo que pueda llegar a suceder.

Luego Green apareció con una cortina para variar, Curry quedó mano a mano con un grandote en una isla como Bismack Biyombo y lo castigó con el triplazo.

Esta es una de mil variantes que posee el ataque de los Warriors para ejecutar tiros desde larga distancia tanto en transición como en una posesión tradicional, pero lo más importante de todo es que ellos son los únicos capaces de dominar desde adentro para afuera. Ningún otro equipo está en el podio de las tres categorías.

Por eso ellos ya llegaron a la cima mientras el resto viene persiguiéndolos desde atrás hace mucho tiempo. En pocas palabras…Podrás imitarlos, pero igualarlos jamás.