<
>

Premios de la NBA a mitad de camino de la temporada 2017-18

play
Los 5 de la semana (1:50)

ESPN Digital te presenta el cuadro estelar del Día de Navidad (1:50)

El sol se va poniendo en el horizonte del 2017, pero en la NBA este brilla con más fulgor que nunca a medida que llegamos al punto media de una temporada 2017-18 más impredecible de lo que muchos imaginábamos.

Piénsenlo bien: Todos y cada uno de los equipos en ambas conferencias habían disputado entre 31 y 37 partidos hasta el martes 26 de diciembre, día de publicación de esta nota, y los Cleveland Cavaliers iban terceros en el Este escoltando a unos Boston Celtics que miraban hacia arriba y veían a los Toronto Raptors en la cima de su conferencia.

Además, el Oklahoma City Thunder va quinto en el Oeste con una marca de 19-15, idéntica a la de 19-15 de los Indiana Pacers que van sextos en el Este. Ya saben, los mismos Pacers que mandaron a Paul George a Oklahoma a cambio de Victor Oladipo y Domantas Sabonis y no cuentan con ningún “súper trío” en su plantel.

Esas sorpresas son un preludio a lo que nos espera en el 2018, pero aprovechemos la última semana de este año y la relativa cercanía del punto medio de la campaña para otorgar los galardones individuales y colectivos más (y menos) deseados de la mitad de la temporada en la NBA.

MVP

1. James Harden (Houston Rockets) 2. Kevin Durant (Golden State Warriors) 3. LeBron James (Cleveland Cavaliers) 4. Kyrie Irving (Boston Celtics) 5. Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks)

Hace un mes, Irving era mi número uno, ahora él ni siquiera está en el podio. No es que él haya decepcionado necesariamente. Sus asistencias y robos por partido han disminuido junto al rendimiento de unos Celtics que van 8-6 en diciembre, pero a la misma vez su promedio de puntos (de 22.8 a 24.7) ha mejorado desde aquel entonces y su porcentaje de efectividad en tiros de campo del 49.1 por ciento sigue siendo el tercero más elevado de todos los bases de la liga y el más alto de su carrera.

El problema de Irving es que los otros tres contendientes lo han superado con un rendimiento superlativo.

LeBron va tercero en la NBA en el rubro de asistencias y puntos mientras también lidera a los Cavs en minutos, robos y bloqueos. Su rating de eficacia de 30.66 también es el más elevado desde que salió campeón en Miami en el 2013 y es 5.8 puntos más alto que el de Durant.

¿Entonces por qué se lleva la medalla de bronce y Durant la de plata? La respuesta es que el alero de los Warriors es mejor defensor y va segundo en la NBA en bloqueos a pesar de no ser pivot (no me vengan con que le cometió faltas no cobradas sobre el final a LeBron el lunes). Durant elevó su nivel cuando su equipo más lo necesitaba ante la ausencia de Stephen Curry por lesión como pilar de siete victorias consecutivas y una marca de 8-1 con victoria sobre los Cavaliers incluida.

Durant es genial, pero Harden es…Harden es fenomenal. Su capacidad para asombrarnos no se limita solamente al hecho de que es el máximo anotador de la NBA y el único que supera la barrera de los 30 puntos por partido hasta ahora, a que va segundo en asistencias, o a que su rating de eficacia de 31.04 es el más elevado de la liga.

Él nos deja boquiabiertos con dos partidos seguidos en los que anota 51 puntos como si fuese rutina y otros dos en los que anotó 48. Los otros cuatro integrantes de esta lista cuentan con un juego en el que anotaron al menos 40 puntos. No cada uno, combinados.

Jugador más decepcionante

1. Dion Waiters (Miami Heat) 2. Marc Gasol (Memphis Grizzlies) 3. Paul George (Oklahoma City Thunder)

Este tuit resume a la existencia de Dion Waiters en 20 palabras: “Siempre es gracioso ver a la gente reaccionar a Dion Waiters…como si ellos esperaran que él no juegue como Dion Waiters”.

En pocas palabras, Sedano básicamente comparó a Waiters con JR Smith y lo denominó un jugador secundario e inconsecuente que no es para nada efectivo y solo juega para sí mismo en vez de en pos del bien colectivo.

Él contaba con un vínculo por un año y dos millones de dólares la temporada pasada y parecía haber madurado como líder de un Heat resurgente que terminó la temporada con una marca de 30-11 tras arrancarla 11-30, pero todo eso parece haberse ido por la borda.

Su flamante contrato por cuatro años y 52 millones de dólares parece haberlo aburguesado, ya que sus kilos han aumentado junto a su promedio de balones perdidos por partido mientras sus puntos, tiros, asistencias y rebotes han disminuido junto a un porcentaje de efectividad en tiros de campo que reside por debajo del 40 por ciento y un porcentaje de triples que se cayó de un precipicio al 30.6.

Para colmo, Waiters se volvió a torcer el tobillo el viernes pasado contra los Dallas Mavericks y su tiempo de recuperación es “indefinido” con la posibilidad latente de una cirugía a futuro.

Olvídate de confiar en él en posesiones decisivas como cuando él encestó el triple ganador contra los Golden State Warriors en enero. El Waiters que comenzó el 2017 como un asesino letal de esperanzas rivales ahora no piensa y termina el año con un tendal de tiros cuestionables y oportunidades perdidas.

Equipo sorpresa

1. Indiana Pacers 2. Denver Nuggets 3. New York Knicks

Los Philadelphia 76ers se han caído de un precipicio desde que se postulaban para este galardón a un cuarto del camino, pero los Pacers han tomado su lugar con siete victorias y cuatro derrotas en diciembre de la mano de Victor Oladipo.

Su ofensiva es la sexta más potente de la liga y la tercer mejor del Este promediando 108.6 puntos por partido, una mejoría notable de la mediocridad en la que residían la temporada pasada en decimoquinto lugar con Paul George y 105.1 puntos. Lo más notable es que ellos cuentan con un legajo positivo como visitante hasta ahora (8-7) tras sufrir 28 caídas en 41 citas fuera de casa en su campaña anterior.

Entrenador del Año

1. Brad Stevens (Boston Celtics) 2. Mike D’Antoni (Houston Rockets) 3. Gregg Popovich (San Antonio Spurs)

A esta categoría no la cambio y mantengo a Stevens firme en primer lugar, aunque D’Antoni le pisa los talones al potenciar a Harden y Chris Paul en conjunto para contar con una marca de 15-1 cuando los dos están juntos en la duela.

Popovich, por su parte, acopló a Kawhi Leonard y Tony Parker a la alineación titular como si nada y se encamina a su vigésima de 21 temporadas seguida con 50 victorias o más (la otra fue la de 1998-99 con una marca de 37-13). Pan comido.

Sexto hombre del año

1. Dwyane Wade (Cleveland Cavaliers) 2. Lou Williams (LA Clippers) 3. Eric Gordon (Houston Rockets)

Gordon y Williams son habitués de esta categoría. Williams se llevó este galardón en el 2015, y Gordon lo hizo este año. Wade, por otro lado, siempre estuvo acostumbrado a ser titular y les está demostrando a quienes se burlaban de su decisión de quitarse a sí mismo del quinteto titular de los Cavaliers para ser suplente por primera vez en 15 años.

Su impacto en el cambio radical de los Cavaliers se puede ver noche tras noche, y su pericia desde larga distancia del 36.2 por ciento es la mejor de su carrera, lejos.

Quizás él sabía algo que nosotros no conocimos hasta ahora, y la verdad que su nivel hasta ahora le ha callado la boca a más de uno.