<
>

LeBron ya no parece ser el foco principal de los Lakers a futuro

play
¿A qué está jugando?: Paul George y un 'pase al vacío' (0:18)

Los muchachos de Oklahoma prefieren tirarla afuera antes de pasársela entre ellos... increíble. (0:18)

A medida que los Los Ángeles Lakers se vuelven más realistas sobre las chances de la franquicia para obtener una superestrella como agente libre en el 2018, la dirigencia está pensando cada vez más a largo plazo para la reconstrucción del equipo, según lo que fuentes de la liga le dijeron a ESPN.

Los Lakers no están abandonando a un verano de perseguir estrellas, sino que están apuntándole a un 2019 que podría llegar a incluir a Kawhi Leonard, Klay Thompson y Jimmy Butler, según lo que fuentes de la liga le dijeron a ESPN.

La teoría general era que los Lakers estaban forjando un camino hacia un tope salarial totalmente liberado para contar con dos contratos máximos en julio de este año para seducir a LeBron James, Paul George y DeMarcus Cousins. Sin embargo, ahora Cousins se rompió el tendón de Aquiles, George le ha dicho a Rachel Nichols de ESPN que el Thunder cuenta con la ventaja para retenerlo y que es posible que James esté reticente a unirse a los Lakers sin otra superestrella que lo acompañe inmediatamente.

El esperar un año más para buscar a un súper agente podría contar con dos propósitos: El primero sería aliviar la urgencia por librarse de contratos durante el plazo límite para canjes este jueves y de tener que acoplar a selecciones a futuro como incentivo durante el draft en junio, y el segundo sería permitirle a la talentosa base joven del equipo -- la cual incluye a Brandon Ingram, Lonzo Ball, Kyle Kuzma y Josh Hart -- desarrollarse todavía más para atraer a una estrella veterana a aliarse a ellos.

Los Lakers han ganado 10 de sus últimos 14 partidos -- la mejor racha del equipo desde el 2013 -- con una emocionante victoria por 108-104 sobre el Oklahoma City Thunder el domingo para culminar una gira de cinco partidos en 11 días. Y eso que ellos no han podido contar con Ball desde hace 10 juegos debido a una lesión en la rodilla.

El resurgimiento del conjunto angelino a mitad de temporada no ha sido la razón principal por la que los Lakers han cambiado su manera de pensar sobre la agencia libre, pero si ha contribuido a ello ya que Julius Randle y Jordan Clarkson han sido tanto dos de los jugadores más mencionados en rumores de potenciales canjes como claves en sus respectivos roles durante esta racha positiva.

Ambos contaron con su mejor mes de la temporada en enero. Clarkson promedió 15.9 puntos y un 46.9 por ciento de efectividad en tiros de campo por partido, mientras que Randle promedió 15.3 puntos y nueve rebotes desde que volvió a ser titular.

Randle será un agente libre restringido tras esta temporada, mientras que Clarkson percibirá 25.9 millones de dólares durante las próximas dos temporadas.

Los Lakers han explorado canjes y escuchado ofertas que incluían a selecciones de primera o segunda ronda por ambos, pero diversas fuentes han indicado que ninguna de esas propuestas generarían mucho espacio en el tope salarial a futuro, por lo que no vale la pena explorar esos posibles caminos.

Una fuente de la liga consideró que las posibilidades de un canje impactante son de “50—50 como máximo”.

Los Lakers crearían 60 millones de dólares de espacio para julio del 2019 en el tope salarial si canjean a Clarkson o Randle ahora o durante el draft y si encuentran una solución para el pésimo contrato de Luol Deng al que todavía le quedan 36.8 millones. Lo más probable es que eso suceda con una provisión que incluye dejarlo en libertad de acción.

Si los Lakers no están activos en el mercado de agentes libres este verano, ellos intentarán utilizar a su espacio en el tope salarial para acomodar contratos malos de otros equipos que no los quieran -- y estarían dispuestos a enriquecer su propuesta con selecciones del draft, según fuentes.

Bobby Marks de ESPN contribuyó a esta nota.