<
>

Kevin Durant se ve alejándose del básquetbol a los 35 años

play
Kevin Durant, justo MVP de la Final (1:00)

Según Sebastián Martínez, 'a 'Durántula' se le premió la consistencia durante toda la serie ante Cleveland'. (1:00)

OAKLAND, Calif. - Kevin Durant, el Jugador Más Valioso de la Final de la NBA, le dijo a ESPN que podría verse a sí mismo alejándose del juego a los 35 años de edad, dentro de cinco temporadas.

"Este juego, tu oficio, tienes que seguir estudiándolo", explicó Durant, cuyo número de uniforme también es 35. "No importa cuánto lo disfrutes, nadie quiere estar en la escuela por tanto tiempo. Sé que no lo hago. En algún punto, tienes que estar listo para graduarte. Treinta y cinco, eso es solo un número en mi mente".

Durant, que cumplirá 30 años en septiembre, podría firmar un contrato de cinco años en julio. Si él sigue ese camino, podría terminar siendo ese su último contrato.

Rich Kleiman, socio comercial de Durant, dijo que Durant había compartido previamente con él que podría marcharse a los 35. "Lo oí decir eso, pero lo creeré cuando suceda".

La estrella de Golden State Warriors, junto con la estrella de Cleveland Cavaliers, LeBron James (31,038), son vistos como dos candidatos principales que podrían derrocar a Kareem Abdul-Jabbar (38,387) como líder anotador de todos los tiempos en la temporada regular.

Durant está a un poco más de 18,000 puntos por debajo del récord. Él explicó por qué no está persiguiendo la marca.

"Porque no se trata de [el récord]", dijo Durant el viernes. "Puedo abandonar el juego sabiendo que hice todo lo que quería hacer, a mi manera, en mis términos. Así es como quiero dejar el juego. Y si tengo todos estos elogios y estos logros, entonces eso es genial. Si no, todavía estoy genial.

"Entonces, no creo que eso me defina como jugador. Es un gran logro estar allí con los grandes y ser considerado alguien que puede perseguir eso, o vencer eso, pero no estoy jugando para eso".

Considerado un jugador que vive para el básquetbol, Durant ha estado trabajando desde que tenía ocho años para ser un jugador de baloncesto profesional. Aunque ha consumido la mayor parte de su vida, él dijo que si se retira a los 35 años estará en paz con su posición en la historia.

"Especialmente si continúo acercándome al juego de la manera correcta todos los días, como he estado haciendo, demonios, sí. Diablos, sí puedo seguir adelante", señaló. "No importa cuántos puntos marque, no importa cuántas personas deje pasar, no importa cuántos puntos deje sobre la mesa, mi legado, como siempre nos gusta hablar, puedo preguntar a cualquier persona que me ha visto jugar y ellos tendrán una forma diferente de ver mi juego. Por lo tanto, es difícil para mí salir y jugar por ese tipo de cosas porque cambia a través de tanta gente. Muchos grupos de personas probablemente vean mi juego de manera diferente. Por lo tanto, es difícil para mí enfocarme en eso.

"Pero me centraré en las personas que más me aman, que me alientan, que se vierten en mí y viceversa. Valoro lo que dicen y lo que sienten por mí más que cualquier otra cosa, porque eso es lo que realmente hice en este viaje, con esas personas. En eso consiste mi legado. Sé que lo van a ver como una carrera perfecta, pase lo que pase".

Durant dijo que quiere que las personas se den cuenta de que él dio todo.

"Todo lo demás, los números, los elogios, esas cosas se alinearán orgánicamente", apuntó. "Entonces, no estoy tratando de salir y forzar nada. Solo estoy tratando de jugar la marca correcta de pelota, lo mejor que puedo y ver qué pasa".

En cuanto a la vida después del baloncesto, Durant ha expresado su deseo de poseer una franquicia de la NBA. Sin embargo, él no se ha puesto un límite a sí mismo.

"No sé. No sé lo que voy a hacer", indicó. "Esa es la belleza. Odiaría decir 'Hombre, no quiero hacer esto, hacer eso' cuando haya terminado de jugar. No sé. No sé si voy a seguir estando enamorado del juego y querer estar a su alrededor todos los días. ¿Quién sabe? Me gustaría ser entrenador, gerente general o propietario o alguien que trabaje para chicos o alguien que esté tratando de contar historias de baloncesto como Kobe [Bryant]. ¿Quién sabe?

"Siento que tengo opciones. Soy joven, todavía estoy aprendiendo sobre la vida y sobre el baloncesto. Tengo toda una vida por delante de la que estoy entusiasmado, y agradezco al baloncesto por haberme abierto tantas puertas".