<
>

¿Qué significa para los Warriors la pérdida de DeMarcus Cousins?

play
DeMarcus Cousins fuera del Juego 2 por lesión (0:44)

El centro de los Warriors solicitó retirarse hacia los vestuarios por una aparente molestia en su muslo izquierdo. (0:44)

¿Cómo los Golden State Warriors reemplazarán a DeMarcus Cousins?

En el que apenas era su segundo partido de playoffs jugando con los Warriors después de su incorporación al equipo californiano como agente libre el pasado verano, el pívot que ha sido designado All-Star en cuatro ocasiones sufrió una inoportuna lesión en su cuádriceps izquierdo durante los primeros momentos del Juego 2 de la noche del lunes. Una resonancia magnética practicada durante la jornada del martes confirmó los peores temores de la organización: El cuádriceps de Cousins se desgarró por completo, poniendo fin así a su carrera en postemporada antes de que realmente pudiera comenzar.

Sin la presencia de Cousins, Golden State se parecerá mucho más al equipo que ganó los dos campeonatos de la NBA previos, lo cual es un buen lujo con el que contar. Sin embargo, ¿los Warriors echarán de menos la capacidad de Cousins de hacer la diferencia en algún momento de la presente postemporada? Además, ¿cuán diferentes será Golden State con Andrew Bogut y Kevon Looney como principales pívots?

Echemos un vistazo.


Los reemplazos de Cousins

La lesión de Cousins le da aún mayor importancia al hecho que Golden State reincorporó a sus filas a Andrew Bogut, el pívot titular de su primer equipo campeón en 2015, en estos tramos decisivos del torneo. Fue Bogut quien reemplazó a Cousins en la primera ocasión en la cual quedó fuera de acción el pasado lunes, para ser sucedido posteriormente por el gigante suplente Kevon Looney, cuya cifra aproximada de 1,500 minutos de acción es la más alta entre todos los pívots de los Warriors esta temporada. (Cousins, lesionado durante los primeros tres meses de la temporada, sumó una cifra de tiempo de juego cercana a la mitad de dicho total).

Desde su regreso, Bogut ha encajado perfectamente bien con el que fuera su equipo anterior en la NBA. Si bien es probable que a sus 34 años ya no sea el mismo rematador por encima del aro que fuera en una ocasión (Bogut apenas alcanzó el 50 por ciento de efectividad en intentos de cestas de 2 puntos durante sus 11 partidos de temporada regular, en comparación con el 63 por ciento alcanzado en su última campaña con Golden State), Bogut sigue siendo una fuerte presencia en las cortinas y un protector del aro cuyo conocimiento del sistema de Steve Kerr no tiene paralelo entre los gigantes de Golden State.

La mayor interrogante con respecto a Bogut probablemente tenga que ver con la cantidad de minutos que éste pueda asumir a estas alturas de su carrera. Ha alcanzado un tope de 24 minutos desde su reincorporación a los Warriors y jugó apenas por espacio de 16:30 en el Juego 2. Looney puede durar más, aunque raramente ha visto extender su tiempo de juego. Nunca alcanzó 30 minutos en un partido durante la campaña regular, incluso con la ausencia simultánea de Cousins y el titular de la noche inaugural Damian Jones (quien se sometió a una cirugía para reparar un músculo pectoral desgarrado en diciembre pasado y es poco probable que regrese para jugar los playoffs).

Como resultado, es probable que Golden State necesite algunos minutos de juego en el medio por parte del gigante Jordan Bell, quien juega su segundo año en la NBA y que ha perdido su atractivo a los ojos del cuerpo técnico esta temporada. Bell es más capaz de hacer cambios a la defensiva que los otros pívots principales de los Warriors, lo cual le hizo cobrar mayor valor en la serie de finales de la Conferencia del Oeste disputada el año pasado a siete partidos contra los Houston Rockets.

Sin la presencia de Cousins, casi con toda certeza Kerr dependerá en mayor medida de los llamados “Cinco de los Hamptons”, la actual personificación de la famosa “Alineación de la Muerte” de Golden State que coloca a Draymond Green en el medio, al lado de Andre Iguodala, Más Valioso de las Finales de la NBA 2015, quien se incorpora a los otros cuatro titulares de los Warriors. Kerr utilizó a los “Cinco de los Hamptons” faltando 5:38 en el reloj en el Juego 2 y con Golden State aferrándose a una ventaja por cinco puntos, utilizando un pívot tradicional (Looney) una vez que Kevin Durant se llenara de faltas para salir del partido cuatro minutos después.

Si bien los “Cinco de los Hamptons” no pudieron contener a los LA Clippers en la noche del lunes, sigue siendo la mejor alineación con la que cuentan los Warriors. Durante la temporada regular, dicho quinteto superó a los rivales por cómodo margen de 29.1 puntos por cada 100 posesiones en 178 minutos, según NBA Advanced Stats.


La presencia de Cousins es un factor X en los playoffs

Antes de que Cousins cayera lesionado, hubo momentos en los cuales aparentaba ser el destructor de rivales en la NBA que temían los aficionados de otros equipos cuando Boogie se incorporó a Golden State. Lo más notable fue que Cousins dominó a los Houston Rockets en el último de cuatro enfrentamientos entre ambos equipos en marzo pasado, en Houston. Con la ausencia de Durant en dicho partido, los Warriors dependieron fuertemente de Cousins, quien respondió anotando 27 puntos y 11-16 de enceste, ocho rebotes y siete asistencias en 32 minutos de acción, mientras Golden State aseguró su único triunfo de la temporada contra los Rockets.

La capacidad de colocar a Cousins en el poste contra un defensor de menor estatura representaba una opción ideal para los Warriors contra defensivas adeptas a hacer cambios como la de Houston. Según la data de Second Spectrum, Golden State promedió un punto por oportunidad cuando las defensivas hacían cambios contra una cortina con el balón armada por Cousins, comparado con el 0.93 por oportunidad cuando hacían cambios contra Looney. (Bogut, contratado después que los Warriors jugaron por última ocasión contra los Rockets, no se enfrentó a cambio defensivo alguno en su tiempo de juego limitado).

Incluyendo el partido contra Houston, Golden State fue casi imposible de vencer cuando Cousins jugaba bien esta temporada, dándole así cinco All-Stars a los Warriors. Sumaron récord de 10-1 en sus 11 partidos con un game score mínimo de 15, según las estadísticas de Basketball-Reference.com. La evidencia apunta a la idea de que la mejor y más dominante versión de Golden State en lo que va de los playoffs de 2019 incluía a Cousins jugando al mismo nivel.

Simultáneamente, incorporar a Cousins a esta combinación incrementaba la volatilidad de los Warriors. Golden State ostentó promedio de 5.1 puntos por cada 100 posesiones menos a la ofensiva con Cousins presente en la cancha durante el torneo regular, según NBA Advanced Stats, y ocasionalmente los equipos eran capaces de imponerse con éxito a su defensiva ante el pick-and-roll del otro lado de la cancha.

El Juego 1 de la serie entre Warriors y Clippers fue quizás el ejemplo más dramático de ese efecto. Golden State fue superado por 17 puntos durante los 21 minutos de acción registrado por Cousins en un encuentro en el cual su equipo se impuso por 17 puntos. Si bien Kerr no estaba precisamente reticente a utilizar a los “Cinco de los Hamptons” con Cousins en el roster, poder sentenciar los partidos cerrados será más sencillo sin tener que preocuparse por la respuesta de Cousins al enviarlo a la banca en momentos cruciales.

Si bien no hay nada malo de por sí en una situación de volatilidad, es conveniente evitarla dentro de un gran favorito, como lo son los Warriors, porque la incertidumbre ayuda a producir sorpresas. Si el techo de Golden State termina siendo más bajo sin la presencia de Cousins, pues su potencial probablemente sea más alto. Y en una Conferencia del Oeste en la cual solamente los Rockets han mostrado la capacidad de alcanzar el nivel de los Warriors durante un periodo extenso de tiempo, quizás eso no sea tan malo.

Aunque es cierto que el momento en el cual se produce la lesión de Cousins es sumamente desafortunado, considerando el duro trabajo que éste ha hecho con miras a regresar después de sufrir el año pasado una lesión en su talón de Aquiles y todo el dinero que potencialmente sacrificó para intentar hacerse con un campeonato con Golden State, quizás no sea una situación devastadora para su equipo. Si los Warriors pueden conseguir una sólida cantidad de minutos por parte de Bogut y Looney y son capaces de extender la presencia de los “Cinco de los Hamptons”, aún se muestran como grandes favoritos para ganar un tercer campeonato consecutivo, a pesar de no contar con Cousins.