<
>

El dilema de Dodgers tiene nombre y apellido: pitchers zurdos

play
Remolque de Goldschmidt sentenció a Dodgers (0:25)

Los Diamondbacks Arizona terminó venciendo 3-1 a LA (0:25)

Enfrentar a un lanzador zurdo o derecho no debería hacer diferencia alguna para un buen bateador.

Esa es la opinión de Manny Mota, uno de los mejores bateadores emergentes en la historia de Grandes Ligas y quien acumuló un porcentaje con el madero de .304 en su carrera.

“No importa si es zurdo o es derecho, igual tiene que lanzar strikes’’, aseguró el ex pelotero dominicano y actual instructor de bateo de los Dodgers de Los Ángeles.

Sin embargo, la realidad es un tanto diferente, particularmente para los dirigidos por Dave Roberts, que en la actual campaña tienen marca de 2-4 ante serpentineros zurdos.

Al mismo tiempo, los zurdos que han encarado al bateo de los Dodgers lucen un promedio de carreras limpias de tan solo 2.10, además de que han ponchado a 23 hombres vestidos de azul, a quienes les han entregado 13 pasaportes en un total de 30 entradas.

“Enfrentar a un lanzador zurdo es algo diferente, pero depende de cual lanzador zurdo sea el que uno enfrenta. Hay lanzadores zurdos que tiran lento y otros muy duro”, explica el toletero mexicano de los Dodgers, Adrián González.

“Otros son especialistas en lanzamientos de sinker y en ese sentido, el zurdo puede ser tan difícil como un pitcher derecho en cuanto a estilos. Cada uno tiene su complicación, pero, al mismo tiempo, a ambos se les pude descifrar sus lanzamientos, encontrarles la forma de batearles”, agrega el primera base angelino.

González es de los bateadores que ven cómo su producción ofensiva se ve limitada cuando tiene que vérselas contra pitchers zurdos.

Luego de 12 juegos en la presente campaña, los Dodgers han enfrentado a seis abridores zurdos, y González aún no la ha sacado del parque. El mexicano bateaba para .238 luego del juego del domingo ante Arizona con cuatro remolcadas.

“He tenido temporadas muy buenas contra zurdos y también he tenido muy malas, lo mismo que regulares en cuanto a los números. Así que todo tiene que ver en la temporada y cómo me siento físicamente”, afirma el experimentado toletero tricolor.

“Es un asunto del día a día para un pelotero”, agrega González.

Consultado por ESPN Digital sobre el tema, el manager del equipo de Chavez Ravine, Dave Roberts, dijo no tener una explicación concluyente.

“No sé porque un lanzador zurdo puede ser más complicado que un derecho. En el caso específico de un zurdo enfrentando a un bateador zurdo, se explica, porque los bateadores no enfrentan tan seguido a los lanzadores zurdos, además de que la bola tiende a alejarse de ellos cuando llega al plato. Por ello, típicamente, resulta más complicado para el bateador zurdo”, señala Roberts.

“Para los bateadores derechos no resulta tan difícil descifrar a un lanzador zurdo, ya que tienen más oportunidades de enfrentarlos a los largo de su carrera. Sin embargo, de igual forma, los lanzadores zurdos representan siempre una complicación, hasta para el bateador derecho”, agregó el piloto.

El mexicano y ex lanzador de Dodgers, Fernando Valenzuela, quien con su lanzamiento de screw ball se convirtió en uno de los pitchers zurdos más brillantes zurdos en la historia de la Gran Carpa, aborda el tema desde donde mejor vio las cosas, el montículo.

“Lo más importante es la confianza en ti mismo, en lo que mejor sabes hacer y a mí eso me ayudaba a superar a los bateadores y a sobresalir”, afirma “El Toro” de Etchohuaquila.

Desde la perspectiva del bateador, Valenzuela, quien también se distinguía con el tolete al hombro, explicó su propia experiencia enfrentando a zurdos y derechos desde la caja.

“No sentía diferencia. Siempre buscaba hacer buen contacto con algún lanzamiento sobre el plato y eso es algo que se consigue con la práctica. Me gustaba mucho practicar el bateo, porque de esa forma, si uno puede defenderse con el bate, un lanzador puede hacer la diferencia para ganar un juego, o irte sin decisión, ya que si el manager entiende que no bateas y que no puedes tocar la bola, te va a sacar del juego para llamar a un bateador emergente”, explica Valenzuela.

“Por eso, el lanzador debe de saber qué hacer en el home plate como bateador, porque eso te puede dar más opciones”, añade el sonorense.

- Cuando un equipo enfrenta a un lanzador zurdo trata de poner en su alineación a la mayoría de bateadores derechos. ¿Eso ayuda?

“Sí, porque, regularmente, se supone que un lanzador zurdo debe dominar a un bateador zurdo y la única forma de que un bateador supere eso es realizando los ajustes necesarios y enfrentando, las más veces que pueda, a los lanzadores zurdos’’, concluye Fernando.

Por su lado, Mota intentaba descifrar lo que significa enfrentar a un serpentinero zurdo.

“El ángulo desde donde lanzan los zurdos es un poco diferente, pero de igual forma, ellos tienen que tirar strikes y como bateador, estás obligado a ajustarte a cada situación, sin importar si enfrentas a un zurdo o a un derecho”, reitera Mota.

“Lo que sí es una realidad es que hay algunos bateadores que ven mejor la pelota. El librito dice que, supuestamente, el bateador zurdo está en desventaja frente al lanzador zurdo, pero considero que eso es más un asunto psicológico.

“Yo me sentía bien bateándole a los zurdos, porque era a la clase de lanzadores que más enfrentaba y también me sentía cómodo con los derechos, porque me adaptaba a ese tipo de serpentineros, pero lo hacía mejor contra los zurdos, porque, en ese tiempo, había muchos lanzadores con ese perfil”, recuerda el ex toletero dominicano.

- ¿Hubo algún lanzador zurdo que le diera más dolores de cabeza cuando lo enfrentaba?

‘’Todos los zurdos se me complicaban, pero hubo uno que me dio mayores problemas que nadie, de la misma forma que le dio grandes dolores de cabeza a todos los bateadores de la Liga Nacional, ya que fue el mejor zurdo de todos en la historia del beisbol: Sandy Koufax”, sentencia Mota.