<
>

Kershaw reconoce que la suerte le ayudó en triunfo sobre Rockies

play
Doblete de Kike Hernández, Dodgers adelante (0:31)

Línea al jardín izquierdo rompió el abrazo entre Dodgers y Rockies (0:31)

LOS ÁNGELES -- Los Dodgers de Los Angeles detuvieron una racha de tres derrotas al hilo este miércoles, y gracias a su estelar lanzador Clayton Kershaw vencieron por pizarra final de 4-2 a los Rockies de Colorado, en Chávez Ravine.

De esa forma, los Dodgers rescataron el último de la serie frente al equipo de Phoenix, que había ganado los dos primeros.

"Fui muy afortunado en lograr salir de ese primer episodio con un sola anotación en contra. Ellos iniciaron con mucha agresividad, y bang, bang, bang, cuando menos lo pensé, ya tenía las bases llenas. Fue un episodio en el que ellos pudieron haber tomado una ventaja decisiva. Pero luego de ese primer capítulo, logré asentarme y mantener el conteo de mis lanzamientos bajo control", aseguró Kershaw, quien navegó por aguas turbulentas en el primer episodio, cuando tuvo que enfrentar a seis bateadores de los Rockies, aunque al final salió bien librado, pues únicamente le pisaron la registradora en una ocasión.

"Ellos, de verdad que tienen buenos bateadores. Especialmente Arenado, uno de los mejores en el juego. Es una alineación que te cuesta dominar, porque te pueden hacer mucho daño", agregó el zurdo abridor.

Clayton lanzó a lo largo de siete episodios completos, le pegaron cinco hits y le anotaron dos carreras. Entregó un pase de cortesía, mientras abanicaba a 10.

Esos10 hombres retirados a punta de strikes se suman a una estadística por demás impresionante: el múltiple ganador de premios Cy Young ha recetado 10 chocolates, o más, en un juego por quincuagésima segunda ocasión en su carrera.

Y en todos esos juegos, los Dodgers tienen marca de 40-11.

"Considero que tuvo una sólida actuación, esa es la mejor forma de describirlo. Cierto, batalló un poco, a pesar de que el marcador no lo refleja, pero ellos lograron batearle muy bien, porque al menos en un par de entradas sus lanzamientos no tuvieron el ritmo ideal", señaló el timonel, Dave Roberts.

TITUBEANTE
El zurdo tejano inició caminando al primero en la alineación, Charlie Blackmon y enseguida le conectaron dos imparables para llenar las bases, lo que Mark Reynolds aprovechó para impulsar al guardabosques central, desde tercera, con un elevado de sacrificio por la parcela derecha.

En el segundo acto, Scott Van Slyke puso todo como al principio, con su primer batazo de cuatro esquinas, en solitario, por la barda del jardín izquierdo central.

En la quinta entrada, la tropilla de Dave Roberts lograba las otras tres anotaciones, que al final, resultaron las rayitas de la diferencia.

Después de que el debutante segunda base Chris Taylor iniciara la tanda con batazo de dos esquinas, por el rincón izquierdo, Kershaw toca por el rumbo de la tercera base, cerca del montículo, la fildea el lanzador Anderson, quien hace una finta de que va a buscar el out en la tercera base y con ello, pierde preciosos segundos, pues cuando gira para tratar de sacar al lanzador zurdo de los Dodgers, su envío es malo, ya que la bola pica en el terreno y se le escapa del guante a Reynolds.

La jugada fue calificada como error de Anderson, y abrió la puerta para un total de tres anotaciones por parte de los dueños de casa.

Taylor, Kershaw y Kike Hernández se encargaron de poner a los de azul en ventaja, 4 por 1.

Los de Colorado vuelven a la carga en el sexto acto.

Un hit de Stephen Cardullo impulsa a DJ LeMahieu con la segunda anotación de los Rockies.

El veterano relevista Sergio Romo hizo los primeros dos outs del octavo para que viniera Kenley Jansen a dejar todo en claro, retirando a los últimos cuatro bateadores, para bajar la cortina.

"Yo estaba listo y cuando llamaron mi nombre simplemente salí a hacer lo mío. Kershaw sabe que cuenta con mi experiencia para salvarle su juego", destacó el taponero curazaleño, luego de ponerle la firma a su sexto rescate de la temporada.

127 AÑOS DE VIDA
Este miércoles 19 de abril se cumplieron 127 años de la celebración del primer juego de la franquicia nacida en Brooklyn, New York.

El 19 de abril de 1890 el equipo que eventualmente se convertiría en los Dodgers disputaba su primer juego, en la Liga Nacional, un duelo celebrado en el Washington Park.

Era un equipo entonces llamado Bridegrooms, que cayó derrotado por pizarra final de 15-9 frente a los Bravos de Boston.