<
>

Dodgers festeja cumpleaños 90 del ex manager Tom Lasorda

play
Cody Bellinger hace historia en la Liga Nacional y Dodgers consigue el banderín del Oeste (0:19)

El inicialista de los Dodgers conectó cuadrangular en la victoria de Los Ángeles sobre los gigantes de San Francisco y se convirtió en el novato con más jonrones en una temporada en el viejo circuito. (0:19)

LOS ÁNGELES -- Poco antes de que los Dodgers de Los Ángeles ganaran su quinto título consecutivo de la División Oeste de la Liga Nacional el viernes por la noche, comenzaron la fiesta.

Y fue para celebrar el 90 cumpleaños de su ex manager Tommy Lasorda.

Durante una ceremonia previa al juego ante los Gigantes de San Francisco, el manager del Salón de la Fama de Cooperstown estuvo rodeado por más de una docena de ex jugadores, el ex gerente general Fred Claire, el también inmortal del Salón de la Fama, el locutor Jaime Jarrín, y el Comisionado Rob Manfred. Lasorda dirigió a los Dodgers a su último campeonato de la Serie Mundial en 1988, su segundo título durante una carrera de 21 años liderando el club.

''Es un gran Dodger, un gran inmortal del Salón de la Fama y un gran estadounidense'', dijo Manfred.

Lasorda parecía frágil, pero estaba caminando bajo su propio pie. Él no habló durante la ceremonia, pero brevemente lo hizo y saludó a los aficionados después.

''Ustedes son los mejores aficionados del mundo'', dijo. ''Les debemos un campeonato''.

Lasorda también ganó una Serie Mundial en 1981 y llevó a los Estados Unidos a una medalla de oro olímpica en los Juegos Olímpicos de 2000 en Sydney. Está es su 68 temporada trabajando con los Dodgers, que actualmente lo tiene como asesor del Presidente del equipo Mark Walter.

''Él entendía el talento y la habilidad de los jugadores y les ayudó a afinarlos'', dijo el ex tercera base de los Dodgers, Ron Cey. ''Era como una figura paterna para muchos de nosotros. Estuvo con nosotros todo el tiempo. Jugamos béisbol desde el sol hasta el atardecer. Y entonces pasábamos tiempo juntos y comíamos juntos''.

Los Dodgers completaron la ceremonia con Drew Drysdale, hija de Don Drysdale, liderando el equipo y los aficionados cantando ''Happy Birthday''.