<
>

Aficionados dan pálido recibimiento a Yelich en regreso a Miami

play
Christian Yelich con noche de cuatro impulsadas ante los Marlins (0:25)

En el triunfo 55 de su equipo, el jardinero bateó de 5-3 e incrementó su average ofensivo a 292. (0:25)

MIAMI -- Christian Yelich esperaba un recibimiento más caluroso en su primera aparición en el Marlins Park, desde que fue canjeado a los Cerveceros de Milwaukee.

Pero la acogida fue pálida, en primer lugar, porque cinco mil fanáticos no hacen mucho ruido.

En segundo lugar, porque los más acérrimos seguidores de los Marlins de Miami, esos que contra viento y marea se mantienen fieles al equipo, pase lo que pase, no olvidan que Yelich pidió ser cambiado y abandonó el barco para no ser parte del proceso de reconstrucción.

Fue transferido de equipo en el invierno, al igual que el segunda base Dee Gordon (a los Marineros de Seattle) y los jardineros Marcell Ozuna (a los Cardenales de San Luis) y Giancarlo Stanton (a los Yankees de Nueva York).

Pero a diferencia de Gordon, Ozuna y Stanton, que se fueron en contra de sus voluntades y por decisión de Derek Jeter y compañía, este se quiso ir.

''Todos nos seguimos comunicando y claro que hablamos de nuestras respectivas situaciones, pero sobre todo nos preguntamos sobre cómo nos va en lo personal. Son buenos tipos, compañeros de equipo. Siempre estaremos pendiente uno de los otros'', contó Yelich, para quien, de todos modos, resultó agradable volver a la casa donde comenzó a labrar su camino en las Grandes Ligas, aunque los aplausos que esperaba hayan sido escasos en los graderíos.

''Sí, es algo que se siente bien. Resulta agradable ver caras conocidas. A pesar de los altibajos, aquí viví momentos especiales, tengo buenos recuerdos'', comentó Yelich, quien en su primer año con Milwaukee logró algo que nunca se le dio en cinco temporadas con Miami: ir a un Juego de Estrellas.

''Disfruté mis cinco años aquí. Es un buen lugar para vivir, fue mi casa. Crecí. A alguna gente de los Marlins les estaré agradecido toda mi vida. Aquí comenzó todo para mí'', agregó el patrullero, quien estará el martes próximo en el Nationals Park de Washington, como reserva del equipo de la Liga Nacional en el Juego de las Estrellas.

''Estoy muy ilusionado con eso y sobre todo, porque podré compartir la experiencia con J.T. Realmuto (único representante de los Marlins). Hemos estado juntos desde que teníamos 18 años. De hecho compartíamos la vivienda hasta que él se casó'', contó Yelich.

''Es muy importante tener un amigo en el equipo para hablar de lo que sucedió en el Juego de Estrellas, dentro y fuera del terreno'', agregó.

Sin embargo, la presencia de Yelich en el equipo estelar del viejo circuito ha sido motivo de cuestionamientos, pues sus números no se corresponden con el honor recibido.

Average inferior a .300 (.292), apenas 11 jonrones y 40 impulsadas, con sólo 85 imparables, son cifras por encima del promedio, pero nada extraordinarias, bastante lejos de lo que requiere la categoría de estrella.