<
>

¿Javier Báez merece el JMV con todo lo que aporta?

play
Otra vez el guante de Javier Báez (0:49)

El boricua realizó dos outs capturando elevados de espalda al home plate. (0:49)

KANSAS CITY- Es un tema que está cobrando impulso, al menos en Chicago, donde no se puede encender un programa de radio sin que alguien afirme que el jugador de cuadro de los Cachorros de Chicago, Javier Báez, es el principal candidato para ganar el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Ellos tienen un buen punto -está teniendo una gran temporada- pero ¿es el pensamiento predominante fuera de la ciudad?

Según una encuesta informal realizada en los primeros días de este mes, si la temporada terminara ahora, Báez estaría rezagado respecto a otros para el premio. De las 10 personas consultadas, incluyendo ocho integrantes de la Asociación de Escritores del Béisbol de Estados Unidos, solo dos escogieron a Báez como el ganador. Y uno lo hizo a regañadientes.

Para una buena medida -solo para asegurarse que los integrantes no se perdieran de nada- a un buscador y un ejecutivo de la Liga Nacional también se les pidió elegir a un ganador y ambos eligieron al primera base de los Bravos de Atlanta, Freddie Freeman. El tercera base de los Rockies de Colorado, Nolan Arenado, lideró con cuatro votos, Freeman con tres, Báez con dos y el infielder de los Cardenales de San Luis, Matt Carpenter, obtuvo el voto restante. Está cerca, pero Báez está detrás de otros.

“No cree que nadie que quiera creer que alguien que no tenga al menos un 50% más de su promedio de bateo sea digno de un JMV, pero mire lo que hace”, dijo recientemente el manager de los Cachorros, Joe Maddon. “Y no te olvides del guante. Y no te olvides de la forma de correr las bases”.

El impacto de Báez es obvio: al entrar al juego del martes, su porcentaje de embasarse fue de solo .335, y está en el lugar 48 en el ranking entre los jugadores clasificados en la liga. Palidece en comparación de Freeman, quien está en el segundo lugar con un .396, y Arenado, quien está en el sexto sitio con un .389. Báez solo tiene 17 bases por bolas en la campaña. Según ESPN Stats & Information, si Báez gana el premio al JMV de la Liga Nacional con un .335 en porcentaje de embasarse, sería el tercero más bajo para un ganador en la Liga Nacional. Como tal, no es imposible, pero tiene que brillar en otras áreas. Báez lidera en carreras impulsadas y es segundo en porcentaje de slugging y batea .300, pero la inmersión más profunda en su juego es la que marcará la diferencia para la votación real.

“No te encierres en batear todo el tiempo”, dijo Maddon. “Dios, eso siempre me molesta. Es un juego completo. Espero que los verdaderos jugadores del béisbol sean reconocidos. Quiero creer que estamos volviendo a eso en lugar de ser solo una ecuación matemática”.

Ahí radica la ventaja de Báez sobre otros. Él juega tres posiciones dentro del cuatro -segunda, parador en corto y tercera- con un nivel elite, mientras Freeman y Arenado, aunque son muy buenos en sus respectivas posiciones, solo juegan una. Báez también tiene 19 bases robadas para sus 25 jonrones. Combinados, los otros jugadores tienen nueve robos. La combinación de poder, velocidad y defensa elite en varias posiciones no es exactamente una ocurrencia en cada temporada en la liga. Los Cachorros esperan que todo eso importe.

“No se puede robar primera, pero al menos aún te estás poniendo en posición de anotar”, dijo el ex JMV, Kris Bryant, sobre las bases robadas. “Y él está robando carreras en el campo. Le da una ventaja donde no la tiene, en la categoría de porcentaje de base”.

No puede doler que Báez se haya robado el home dos veces esta campaña, lo que significa que sus piernas le han llevado directamente a correr para su equipo. Pero está rezagado en general en la categoría más popular para los fanáticos de la métrica: las careras creadas. Carpenter, Freeman y Arenado están clasificados en 1-2-3 en esta categoría.

Pero, ¿debería importar la versatilidad en la defensa? Tiene antecedentes.

“Eso fue lo que me ayudó en 2016”, dijo Bryant. “Me estaba moviendo por todo el campo. Él está haciendo lo mismo este año. Creo que los votantes son los suficientemente inteligentes como para saberlo”.

No pasa un día en que Báez no haga una especie de jugada fantástica en la defensa. El lunes, fue a una línea en la tercera y tiró un láser a la primera para conseguir el out. Eso fue seguido por una atrapada encima del hombro para salvar carreras mientras jugaba en la segunda el martes. Algunos creen que Báez es el mejor que los Cachorros tienen en las tres posiciones.

Además, los patrocinadores de Báez notarán que sus números de producción correlacionan con los de Freeman y Arenado, incluso si las carreras creadas no lo son, y los intangibles anteriores deberían poner por encima a Báez -o al menos compensar su baja en los pasaportes-. Las bases robadas son bases adicionales ganadas del mismo modo que un pasaporte, ¿cierto? Tal vez sea un tramo pero Bryant dio una respuesta más simplista a todo el debate.

“Él es el jugador más valioso de nuestro equipo, y estamos en el primer lugar”, dijo. “Parece que debería estar en la parte superior de la lista”.

Quizás Báez lo sea, y tal vez la encuesta realizada recientemente no haya pintado una imagen completa. La mayoría de los encuestados admitió que todavía es una carrera abierta, lo que significa que hay tiempo para que Báez impresione por otros medios además de embasarse más.

A él le preguntaron si estaba enterado de la plática y de los cánticos que han comenzado, incluso de visita.

“Estoy enfocado en mi plan”, dijo Báez después de pegar un jonrón y un doble la noche del lunes. “En el primer turno ya están gritando. Estaba nervioso”.

Bryant añadió: “Él está muy arriba en términos de los favoritos. Y tengo un asiento en la primera fila para verlo todo. Él es un JMV seguro”.