<
>

Liga Nacional: Las principales dudas del pitcheo de los contendientes

play
Jon Lester se fue lesionado (0:26)

El zurdo de los Cachorros abandonó el partido en el sexto, con molestias en su espalda baja. (0:26)

Algunos equipos simplemente están contando los días hasta que arranque la postemporada del béisbol. Otros siguen luchando por asegurar un puesto dentro de los playoffs o el título divisional. Sin embargo, todas las novenas tienen alguna preocupación por su staff de pitcheo. Estamos en septiembre, lo cual significa que todos los cuerpos de lanzadores están golpeados, agotados y luchando contra las lesiones. Aquí les presentamos una interrogante clave que cada equipo de la Liga Nacional debe responder o encarar al acercarnos a la parte final de la temporada, con octubre a la vuelta de la esquina.

Bravos de Atlanta: ¿Cómo se conformará la rotación?

El bullpen ha sufrido varios ataques de hipo y no hay un cerrador definido de forma imperante (tres relevistas distintos se han atribuido los últimos tres rescates del equipo), por ende, es posible que el manager Brian Snitker continúe haciendo cambios constantes, con A.J. Minter, Brad Brach, Jonny Venters, Dan Winkler y Jesse Biddle recibiendo la responsabilidad de los innings importantes.

Si bien las decisiones sobre los relevistas se basarán en los enfrentamientos particulares de cada partido, será en la rotación donde Snitker deberá tomar las decisiones más importantes. Tiene cinco opciones: de hecho, los Bravos utilizaron a cinco abridores en la rotación, con Touki Toussaint haciendo una apertura (podría convertirse en miembro del bullpen en octubre). Mike Foltynewicz ha sido abridor consistente durante toda la temporada, pero Anibal Sanchez sigue allí presente, considerando que ambos tienen efectividad menor a 3.00. Kevin Gausman tiene efectividad de 1.66 en seis aperturas con los Braves, aunque cinco de las mismas fueron ante los Marlins, Piratas y Mets. Sean Newcomb podría haber llegado a su tope, al haber permitido 21 carreras en 21.2 episodios en sus últimas cinco salidas (con 35 hits tolerados). Julio Teherán ha estado un poco wild y propenso a los cuadrangulares (especialmente durante la primera mitad de la campaña), pero ha sido un pitcher difícil de batear durante toda la temporada, con promedio de bateo de .201 para sus rivales.

En su mayor parte, es un problema agradable para Snitker. Claro que los Bravos tienen que mantener a raya a los Filis y el último fin de semana de la campaña podría ser toda una locura en cuanto a la lucha por el título divisional, lo cual podría afectar las decisiones sobre quién lanzará en una fecha determinada. Dicen que octubre es un mes en el cual se destaca el pitcheo de poder, lo que favorece a Foltynewicz y Gausman sobre Sánchez y así es como armaría la rotación, con Folty recibiendo la responsabilidad de las dos aperturas potenciales de la serie de división.

Filis de Filadelfia: ¿Quién es el cerrador?

No puedo recordar una temporada en la cual tantos equipos con potencial de clasificar a los playoffs no tengan certeza en cuanto al rol de cerrador en septiembre. Quizás estemos aprendiendo que no se trata de algo tan importante, aunque, en el caso de los Filis, han perdido nueve partidos en los cuales tuvieron ventaja luego de siete innings (comparado con el promedio de Grandes Ligas de 5.3).

Hay una cosa clara: No parece haber un patrón reconocible en la utilización del bullpen por parte de Gabe Kapler, aunque Pat Neshek podría terminar recibiendo mayores oportunidades en el noveno inning a medida que se acerquen los momentos culminantes de la campaña. Sin embargo, desde inicios del mes de agosto, Neshek, Seranthony Dominguez y Tommy Hunter han ingresado a los partidos entre el séptimo y noveno innings. Realmente, no se trata de cuándo lanza cada quien sino de quién esté pitcheando bien. Los Filis están a tres juegos por debajo de los Bravos, por ende, no se pueden seguir dando el lujo de perder ventajas en los innings finales.

Cachorros de Chicago: ¿Quién es el primer abridor?

He aquí otro equipo con una situación sin definir en lo que respecta al cerrador. Probablemente, Brandon Morrow asuma este rol nuevamente cuando vuelva a mediados de septiembre, tras sufrir una inflamación en su bíceps, pero deberá demostrar que se encuentra plenamente sano. La mayor interrogante que persigue a Joe Maddon: ¿Quién tendrá la pelota en el primer juego de la Serie Divisional? (Nuevamente, asumiendo que los Cachorros se impongan con el banderín de su división)

Jon Lester tiene récord de 15-5 con efectividad de 3.53 y obviamente, ha sido uno de los mejores pitchers de postemporada en la era de los playoffs expandidos, con efectividad de 2.55 en 148 innings, incluyendo marca de 2.53 con los Cachorros. Tendría sentido si Maddon se convence con la data histórica y decide confiar en Lester. Por otra parte, los últimos dos meses de Lester no han sido tan solventes como los tres primeros: Tiene efectividad de 5.57 desde el 01 de julio, con 13 jonrones en 63 innings.

Mientras tanto, Cole Hamels ha sido brillante desde su llegada proveniente de los Rangers, con efectividad de 1.00 en siete aperturas y no ha permitido cuadrangulares en 45 innings. Si Hamels sigue pitcheando de esta forma, podría recibir la pelota para el primer encuentro de los playoffs.

cerveceros de Milwaukee: ¿Quién es el primer abridor?

Francamente, si los Cerveceros terminan disputando el partido por el comodín en la Liga Nacional, pondría a Josh Hader de abridor y depender de él tanto como pueda. Quizás Craig Counsell no esté de acuerdo con ese plan e iría con... umm... ¿Wade Miley? Oigan, el zurdo tiene efectividad de 2.12 en 12 aperturas con los Cerveceros, aunque esa cifra ha sido armada por suprimir hits en vez de ponches y una baja cifra de boletos. En otras palabras, el dique podría terminar rompiéndose en cualquier momento.

Jhoulys Chacin ha sido el abridor más consistente del equipo y de hecho ha sido mejor en la segunda mitad de la campaña:

Primera mitad: efectividad de 3.68, .672 OPS, 1.87 promedio ponches/boletos
Segunda mitad: efectividad de 3.17, .651 OPS, 3.36 promedio ponches/boletos

Si los Cerveceros juegan haciendo muchas combinaciones y/o cambios de alineación, al igual que los Cachorros o Dodgers, Counsell podría utilizar la vieja estrategia de colocar a Miley o a Chacín como abridores y luego ir rápidamente con el otro abridor... para luego, obviamente, utilizar el bullpen cuando sea necesario.

Cardenales de San Luis: ¿Cuál es la mejor forma de utilizar a Carlos Martínez?

Los Cardinals ya han anunciado que Martínez seguirá en el bullpen en vez de llevarlo a la rotación abridora tras haber pasado cierto tiempo en la lista de incapacitados por un esguince en sus oblicuos. Fue una decisión algo curiosa porque Martínez solo estuvo ausente durante tres semanas. Con algunos de los jóvenes abridores acercándose o excediendo sus topes personales de innings lanzados, Martínez podría ser más valioso dentro de la rotación.

De todas formas, la interrogante que ahora existe, considerando que Bud Norris ha tenido varios blown saves, es si Martínez se convertirá en cerrador. El manager Mike Shildt podría expandir su rol para convertirlo en un lanzador que podría salir desde el bullpen para actuar por espacio de dos o hasta tres episodios. En seis apariciones como relevista, Martínez no excedió los 21 pitcheos. Dado el historial de Martínez como abridor y la capacidad de mantener su calidad, expandir su rol (para así depender menos de Norris) es una estrategia que potencialmente podría aparecer.

Dodgers de Los Angeles: ¿Seguirá el bullpen sumando derrotas?

Los Dodgers tienen récord 17-14 desde inicios del mes de agosto. La increíble cantidad de 7 de dichas derrotas se produjeron cuando el rival anotó la carrera del triunfo en el noveno inning. Otra más ocurrió en el final del octavo episodio, por ende, 9 de 14 reveses han sido originados en el último turno del oponente. Pues sí, el bullpen no ha sido precisamente clutch. Obviamente que ayudaría si los Dodgers anotaran más carreras de forma más consistente: marcaron dos o menos carreras en 10 de esos 30 encuentros y 3 anotaciones en otros 7 partidos.

Sin duda que Dave Roberts vivirá y morirá con Kenley Jansen como cerrador, aunque claramente no ha estado en su mejor forma desde haber vuelto tras sufrir una arritmia cardíaca, aunque podría ausentarse de la serie en Colorado de este fin de semana, ya que ha confrontado problemas en Coors Field en 2012 y a principios de la actual temporada. Aparte de ello, casi con toda certeza Jansen será limitado a salidas de un solo inning, incluso si los Dodgers luchan por sus vidas y así mantenerse en los playoffs. Con mejor salud, habría sido casi un hecho la expansión del rol de Jansen, tal como Roberts lo ha hecho durante la postemporada.

Si hay una figura clave además de Jansen, es Kenta Maeda, quien toleró un jonrón de tres anotaciones en el noveno episodio de la derrota del lunes ante los Mets. Maeda fue óptimo en el bullpen en octubre pasado y su repertorio funciona mejor en salidas cortas. También ha sido apaleado últimamente, con efectividad de 6.37 desde mediados de julio (apareciendo como abridor ocasional).

Rockies de Colorado: ¿Son suficientes tres quintas partes de una rotación?

Kyle Freeland, Jon Gray y German Marquez han sido excelentes durante la segunda mitad de la temporada, pero Tyler Anderson tiene récord de 0-4 con efectividad de 7.88 en ocho aperturas, lo cual impone presión a Antonio Senzatela y/o a Chad Bettis para que mejoren su desempeño si Anderson es sacado de la rotación en estos tramos culminantes.

Los Rockies tienen un calendario difícil en lo que resta de temporada. Ya no se verán más las caras con los Padres y se enfrentarán en series finales de campaña a par de oponentes extra división, como lo son Filis y Nacionales (aunque posiblemente ya los Nacionales podrían tener la mente fija en sus primeros partidos de golf de temporada baja en ese momento). 15 de los últimos 24 partidos de la novena serán disputados en casa, lo cual significa que Bud Black verá salidas más cortas por parte de sus abridores y tendrá que depender aún más de un bullpen bastante inconsistente. El cerrador Wade Davis tiene efectividad de 6.62 en la segunda mitad con cuatro derrotas. Los números periféricos no son tan malos como la efectividad aunque obviamente, se ha quedado corto muy a menudo en partidos cerrados. Quizás Davis sea la interrogante clave.

Diamondbacks de Arizona: ¿Clay Buchholz seguirá lanzando así?

He mencionado a Brad Boxberger en par de oportunidades recientes en mis resumenes de cada noche y tal como nos mostró Matt Kemp este fin de semana, Boxberger es una opción sumamente arriesgada como cerrador. (Sí, aquí tenemos otro equipo que se ha encontrado súbitamente con una situación complicada en el candado).

Una de las mayores sorpresas de 2018 ha sido la remontada de Buccholz. Tiene récord 7-2 con efectividad de 2.05. Hay algo de espejismo en esas cifras: Suma FIP de 3-54 y xFIP de 4.03. Ha permitido porcentaje de slugging de .359 contra un porcentaje de slugging esperado de .432 basado en la data de Statcast. También se ha enfrentado a un grupo de rivales relativamente fácil. Baseball Prospectus rastrea la calidad de los rivales de los pitchers y entre aquellos lanzadores con al menos 75 episodios de actuación, Buchholz está en el puesto 153 de un total de 153. Utilizando la métrica de average total de Baseball Prospectus (escalada a promedios de bateo), el bateador promedio de Buchholz suma average total de .253 (David Hess de los Orioles ha enfrentado un promedio de .270).

Buchholz ha estado encendido en sus últimas cuatro salidas: un juego completo, dos blanqueos y una carrera en cinco episodios contra los Dodgers. Quizás ha tenido algo de suerte. Los Diamondbacks necesitan que mantenga esa buena fortuna por unas cuantas semanas más.