<
>

Juan Soto agrega las últimas proezas en la carrera por el novato de Nacional

play
Vigésimo bambinazo del año para Juan Soto (0:24)

El zurdo se convierte en el tercer adolescente en la historia de las Grandes Ligas, que acumula la referida cifra en una temporada. (0:24)

Ronald Acuña Jr, de los Bravos de Atlanta y Juan Soto, de los Nacionales de Washington, contendientes al Novato del Año de la Liga Nacional, están a la altura de las expectativas de los dos primeros juegos de la serie de enfrentamientos directos entre sus equipos.

En el Juego 1, Acuña registró su primer juego de cuatro hits en su carrera, mientras que Soto se convirtió en el tercer adolescente en la historia de las Grandes Ligas en llegar a 20 jonrones.

Acuña, de 20 años, es el jugador más joven de los Bravos con un juego de cuatro imparables desde que Andrew Jones lo hizo ante los Expos de Montreal en septiembre de 1996. Tres de los cuatro hits el viernes fueron ante el contendiente al Cy Young de la Nacional, Max Scherzer.

Acuña es el primer novato con tres imparables en un juego frente a Scherzer desde que el lanzador derecho firmó con los Nacionales en 2015.

En el Juego 2, Soto, de 19 años, alcanzó una base por vigésimo juego seguido, para convertirse en el tercer adolescente desde 1920 con una racha tan larga y la primera desde que Mickey Mantle logró 20 en 1951.

El sábado, Soto también se convirtió en el primer adolescente en la historia de la MLB (desde que se estableció la definición moderna de la base robada en 1898) para robar tres bases en un juego.

Entre las mejores temporadas para sus edades Soto está en camino de tener el mayor OBP (.420) de cualquier adolescente en una temporada de la historia de la MLB. Él tiene la tercera marca con más jonrones (20) para un adolescente en una temporada. Y está detrás del récord de la Liga Nacional con 22 que logró Bryce Harper con los Nacionales en 2012 y el récord en la Liga Americana con 24 que tiene Tony Conigliaro para los Medias Rojas de Boston en 1964.

Después de que Soto logró la racha activa de embasamiento de Mantle, como el segundo mejor adolescente desde 1920, ahora busca la marca de 23 juegos seguidos alcanzando una base que estableció Mel Ott para los Gigantes de Nueva York cuando era adolescente en 1928.

Acuña es uno de los siete jugadores con 25 jonrones en una campañas antes de cumplir 21 años y el más rápido en alcanzar esa marca, en tan solo 92 juegos. ¿Los otros siete? Mel Ott, Frank Robinson, Conigliaro, Al Kaline, Orlando Cepeda y Eddie Mathews. Solo Conigliaro no está en el Salón de la Fama.

Oleadas de poder: Elias reporta que Soto se convirtió en el primer adolescente en conectar un jonrón en tres juegos seguidos desde que Jimmy Scheckard lo hizo en 1898 para los Brooklyn Bridegrooms. Elias también descubrió que Acuña se convirtió en el jugador más joven en la historia de las Grandes Ligas en conectar ocho jonrones en un lapso de ocho juegos, algo que Han Aaron nunca hizo.

Éxito sostenido: El OBP de Soto está empatado con el líder de la Liga Nacional, Joey Votto, de los Rojos de Cincinnati (mínimo 400 apariciones al plato). Acuña está empatado en el liderato de la Liga Nacional en jonrones (18) y lidera las Mayores en slugging (.707) desde que se movió al primer puesto después del descanso del Juego de Estrellas. Sus ocho jonrones iniciales están empatados con el mayor éxito después del receso del Juego de Estrellas de cualquier jugador en la historia de las Grandes Ligas (con Chris Young para los Diamondbacks de Arizona en 2007).