<
>

Martín Maldonado soñó con jugar postemporada, más no dar jonrón

play
'Vencer a su mejor lanzador, nos da confianza', asegura Martín Maldonado (0:16)

El boricua insistió en buscar otra victoria este sábado, en el segundo compromiso frente a los Indios. (0:16)

HOUSTON -- Martín Maldonado siempre soñó en su natal Puerto Rico con jugar postemporada de Grandes Ligas.

Pero el receptor boricua jamás imaginó que su primer imparable en su debut en playoffs sería un cuadrangular, como el que disparó este viernes en la victoria con sus Astros de Houston 7-2 sobre los Indios de Cleveland, en el primer partido de la Serie Divisional de la Liga Americana.

''Muchas cosas pasan por la cabeza'', mencionó Maldonado. ''Uno sólo quiere ayudar al equipo en la ofensiva y defensiva. Creo que estoy bendecido por la oportunidad de estar en este equipo''.

''Yo sé que la razón por la que me trajeron es mi defensa'', agregó. ''Ellos (Astros) me están dando la oportunidad de hacer las cosas que yo sé hacer. Se siente uno bien de poder ayudar al equipo de cualquier manera. Tenemos que buscar maneras para ganar. Con ese batazo creo que pude cooperar''.

Maldonado llegó a los Astros pocos días antes de la fecha límite de canjes entre equipos procedente de Angelinos de Los Ángeles.

play
0:30

Cuarto cuadrangular de los Astros en el encuentro

El receptor Martín Maldonado puso la quinta de Houston en la pizarra con jonrón solitario en la séptima. #PostemporadaESPN

Rápido se ajustó a la defensa, en particular a los lanzadores estelares como Justin Verlander, quien este viernes pitcheo cinco entradas y un tercio, en las que permitió dos carreras en igual número de imparables. Ponchó a siete y dio dos pasaportes.

''Él (Maldonado) estuvo fantástico allá atrás'', señaló Verlander. ''Es alguien que tiene mucho orgulloso por su trabajo y lo hace con pasión. Sabe lo que está haciendo atrás del plato y ya vimos hoy que también puede pegarle a la pelota. Su jonrón fue la cereza en el pastel''.

Maldonado, de 32 años, fue parte de la embestida de cuatro cuadrangulares de los Astros. Fue la séptima ocasión en la historia de su postemporada que conectan tal cantidad de jonrones en un mismo partido.