<
>

Bullpen de Boston tropieza ante Yankees, pero se lleva la batalla

play
'El Juez' acercó a los Yankees pero... (0:27)

Aaron Judge conectó el jonrón en la novena entrada para quedar a una carrera de diferencia sobre Medias Rojas, pero no fue suficiente para lograr el primero de la serie. (0:27)

BOSTON -- El bullpen de los Medias Rojas de Boston sudó la gota gorda, pero hizo lo necesario para alzarse con una importante victoria en el primer partido de la Serie Divisional contra sus archirrivales, los Yankees de Nueva York.

''Se trata de conseguir 27 outs. Teniendo la ventaja. Y eso fue lo que hicimos'', sentenció el dirigente puertorriqueño Alex Cora. ''Algo que aprendí el año pasado es que para ganar una Serie Mundial te toma 25 o 27 hombres hacerlo, independientemente de sus roles. En un mundo perfecto tu abridor te da seis entradas. Entonces tienes al (lanzador) que tira el séptimo inning, el octavo y el noveno, y sigues adelante. Conseguir 27 outs a estas alturas es muy difícil. Y a veces tienes que usar tu plan B o plan C''.

Para Cora fue necesario considerar todos los planes disponibles, y ser creativo al utilizar a su cuerpo de relevistas, con Chris Sale dándole sólo cinco y un tercio de entrada.

El dirigente novato tuvo que utilizar a cinco lanzadores para armar el rompecabezas de los últimos tres y dos tercios de entrada y escaparse con una victoria 5-4, después que Sale salió del partido con la ventaja 5-0, aunque dejó a dos hombres en base, los cuales Ryan Brasier no pudo evitar que anotaran.

Brasier enfrentó a tres bateadores y sólo pudo retirar a uno, y aunque Workman terminó haciendo un gran trabajo para salir de problemas con las bases llenas, también permitió dos hits y una base por bolas. Matt Barnes también se complicó en su salida, permitiendo que anotara uno de los corredores que heredó de Workman.

''Puede que (Brasier) estuviera un poco nervioso'', admitió el receptor venezolano Sandy León. ''Primera vez pitchando en los playoffs en Grandes Ligas. La fanaticada. La gente. La bulla de la gente. No es fácil. Por una parte lo puede entender, él fue una de las mejores piezas de nosotros en el bullpen, y hay que pasar la página del día de hoy y mañana es otro día''.

Una de las piezas más inesperadas utilizadas por Cora fue que el abridor Rick Porcello entrara al partido para obtener los primeros dos outs en la octava entrada. Fue su octava aparición como relevista en postemporada, con la más reciente siendo precisamente el primer partido de la Serie Divisional contra los campeones Astros de Houston hace un año.

Porcello hizo entre 20 y 25 lanzamientos durante una sesión de bullpen antes del juego, estando programado para ser el abridor del tercer partido de la serie, a celebrarse el lunes, 8 de octubre, en Yankee Stadium.

''(Cora) se me acercó antes del juego y me pidió que me fuera al bullpen; me dijo que iba a tratar de no usarme, pero que estuviera listo, y le dije que sí. Entonces me llamaron en la octava entrada y entré al juego. Definitivamente estaba un poco sorprendido, pero emocionado por esa oportunidad''.

''Es como dice el cliché, hay que hacer lo que sea necesario. Necesitábamos a alguien que cubriera esa entrada y le llevara la pelota a Craig (Kimbrel) y ese era mi trabajo'', agregó Porcello.

Aaron Judge, el primer bateador que enfrentó el cerrador Craig Kimbrel, conectó un cuadrangular en la novena entrada, acercando a los Yankees a una sola carrera del empate. No obstante, el estelar taponero se encargó de retirar a los próximos tres Yankees que enfrentó por la vía del ponche, incluido el cuarto de la noche para Giancarlo Stanton.

Fue el segundo salvamento en postemporada para Kimbrel, y el primero desde que lo hizo con los Bravos de Atlanta el 4 de octubre de 2013 en la Serie Divisional contra Dodgers de Los Ángeles.

''Estos son juegos difíciles'', destacó Kimbrel. ''Se van a permitir carreras, pero estuvimos en situaciones importantes de las que pudimos salir. Y esas grandes entradas o grandes momentos de los que salimos fueron la razón por la que ganamos el juego''.

''Después del jonrón de Judge, mi reacción inicial fue que hizo un tremendo swing. Quedarte adentro de la bola de esa manera y batearla con ese poder, no hay muchos tipos que puedan hacer eso. Fue un gran batazo. Pero al final aún teníamos la ventaja, y yo tenía un trabajo que hacer, y sólo tuve que esforzarme y concentrarme para obtener los últimos tres outs''.