<
>

Cuba debe esperar para recibir la Serie del Caribe

play
Estadio Rod Carew pasó aprobación de la MLB, Panamá está listo (1:04)

El Presidente de la Liga Profesional de Béisbol de Panamá, David Salayandía, reconoce que se trabaja contra reloj, pero asegura que estarán a la altura del compromiso que representa la Serie del Caribe. (1:04)

PANAMÁ — El deseo de Cuba de tener de vuelta la sede de la Serie del Caribe de beisbol tendrá que esperar. El presidente de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, dijo el sábado en Panamá que sueña con esa posibilidad pero que antes deberá resolverse asuntos relacionados al embargo estadounidense contra Cuba.

Cuba organizó la primera serie en 1949 y los directivos del beisbol en la isla han expresado interés en tenerla de vuelta.

“En Cuba yo tengo muchos amores, pero amores que no son de féminas”, dijo Puello, arrancando risas. “Yo amo a Cuba, no estamos hablando de política, y de hecho uno de los sueños que tengo... es celebrar una Serie del Caribe, donde nació.

“El problema con Cuba es que no lo podemos aceptar en la confederación hasta que no se resuelva ese problema político”, añadió el dirigente dominicano al aludir al embargo.

Cualquier paso en esa dirección tiene que pasar por el Congreso estadounidense, debido a que el organismo que regenta el beisbol profesional caribeño tiene un acuerdo con las Grandes Ligas, que es la que provee los jugadores, abundó el dirigente.

Cuba participó y ganó varios torneos en los inicios del campeonato caribeño, pero todo cambió con la revolución cubana de Fidel Castro en 1959, que abolió el profesionalismo del deporte.

Cuba volvió a la serie en calidad de invitada en 2014 y al año siguiente se coronó campeona con Pinar del Río. A la serie de Panamá, que se disputará entre el 4 y 10 de febrero, participará con los Leñeros de Las Tunas, el último monarca de la pelota cubana.

A fines de diciembre y con ayuda de la confederación caribeña, los regentes del beisbol cubano y las Grandes Ligas alcanzaron un acuerdo histórico que permitirá que los peloteros de la isla firmen contratos con equipos de Estados Unidos sin tener que desertar, en un esfuerzo por frenar un tráfico humano que se daba.

“Es un paso en que hemos ayudado mucho, incluso, cuando me lo planteó la Federación Cubana de Beisbol, yo lo apoyé ciento por ciento”, dijo Puello Herrera en rueda de prensa. “Hace tiempo estamos luchando por esto porque queremos que jugadores cubanos participen en nuestros torneos”.